24 de agosto de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > La patada del zurdo

LA PATADA DEL ZURDO

Los ricos pecan... los pobres delinquen

27 de julio de 2005

Nadie podía imaginar que uno de los «Bedoya» iría a parar a la cárcel, y más aún, el mismo Luis Bedoya de Vivanco no podría creer que lo meterían a la cárcel por haber recibido dinero del Estado peruano en pleno proceso de descomposición, de lo poco que queda del Perú oficial.
Pero así fue, el mismísimo Luis Bedoya de Vivanco, un «respetado» Alcalde de Miraflores, tuvo que cruzar los controles policiales, como reo, para ingresar al penal de san Jorge. Y a pesar de la cárcel dorada en que vive, tuvo que soportar eso... estar en la cárcel por haber recibido dinero del Estado peruano... hiriendo moral y mortalmente a aquellos blanquitos burgueses miraflorinos que miraban de reojo a los mestizos arrancadores de carteras.
En medio de esto, una nota singular la dic don Luis Bedoya Reyes, el gran hurí del PPC (la derecha peruana). El popular «tucán» pretendió defender a su hijo diciendo que Luis Bedoya de Vivanco había «pecado». ¿Qué cosa? ¿Y de cuándo acá el pecado es reservado a la burguesía?
Hasta donde se sepa, la corrupción y el robo del dinero del Estado o de cualquier entidad pública o privada es robo. Los que roban son ladrones, los ladrones son delincuentes y los delincuentes deben pagar su falta frente a la sociedad en la cárcel. ¿Pecado? ¡No señor! Robo, a secas.
Esta es la respuesta que acaba de recibir don Luis Bedoya de Vivanco de la Sal Penal Especial Anticorrupción. La sala presidida por la vocal Inés Villa Bonilla condenó al citado ex-alcalde miraflorino a cinco años de prisión efectiva por haber recibido 25000 dólares de manos del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos.
¿Será que la justicia peruana le dic la espalda a la burguesía? ¡No, que va! Habrá que estar atentos a ver en qué termina todo esto. Por lo pronto don Luis Bedoya de Vivanco se encuentra «calentándose» en el penal San Jorge.

el zurdo
elzurdo@eldiariointernacional.com