10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > La patada del zurdo

LA PATADA DEL ZURDO

DORIS SANCHES: MISERIA MORAL DE LOS POLITICOS PERUANOS

26 de julio de 2005

En declaraciones a el diario OJO del 19 de junio (2005), la congresista Doris Sánchez, defensora radical de las «trincheras» de Perú Posible (el partido de Toledo y de la Karp) sacó a relucir sus cualidades de política surgida de esa charca oficial del Perú. Sus complejos se mezclan con sus actitudes rastreras frente al poder de turno.

La congresista del partido de don Alejandro Toledo, el mismo de “todas las sangres”, se quejó que la «primera dama» del Perú (la señora Eliane Karp) «no tenga la suficiente paciencia de aceptar que los peruanos somos distintos a ella». ¡ Toma mientras ! ¿osea que doña Elianne Karp debería tener piedad de nosotros los pobres peruanos «incultos», que no sabemos hablar cinco idiomas y que tenemos una cultura subdesarrollada y que somos incapaces de estar «a su nivel» ? Ya pues, ¡no se pasen!

La congresista Doris Sánchez se quejó igualmente, tal mujer despechada, que «algunas actitudes de Eliane Karp dañan la imagen del Jefe de Estado y aclaró que la sinceridad de la esposa del presidente lastima a los peruanos». ¿Sinceridad o lumpenaje?. ¿Y el dinero del Banco Wiese, la corrupción con el dinero de las fundaciones extranjeras, la libertad amañada de la narcotraficante de origen israelí (acaba de ser puesta en libertad por jueces corrompidos), la empresa clandestina en sociedad con mafiosos en Panamá?.

¿La sinceridad? ¿Qué sinceridad? ¿La misma con la que dijo que trabajaba gratis para el Estado peruano y que luego se descubrió que era pagada subterráneamente?

Sobre ese particular, citemos un pasaje del artículo de nuestro director Luis Arce Borja, con relación a la «primera dama» peruana:

«En el mismo camino de enriquecerse a la velocidad de un rayo apareció la señora Elianne Karp quien se vio involucrada en un escándalo que remeció palacio de gobierno. Se descubrió que la mujer de Toledo, siendo ya "primera dama" recibía 10 mil dólares mensuales del banco (Wiese) encargado de sacar al extranjero los dólares de la mafia de Fujimori y Montesinos. Posteriormente, la "primera dama", fue envuelta en otro hecho turbulento. Se descubrió que subterránemente (clandestinamente) firmó un contrato de 6 mil dólares mensuales con la Corporación Andina de Fomento (CAF). El contrato era para hacer una "investigación en el sector indígena" del Perú, donde la señora Karp era presidenta del Consejo Nacional de Pueblos Andinos Amazónicos y Afroperuanos (Conapa). El mismo parlamento peruano, para mantener las apariencias, citó al canciller y a la propia Eliane Karp para que explique los términos de este jugoso contrato en billetes verdes. La primera dama se vio obligada a renunciar al Conapa. » El Diario Internacional, 14 de agosto del 2003 (http://www.eldiariointernacional.com/Archivos/EDI%2078/Corrupcion78.htm)

A la pregunta del diario OJO

OJO: ¿También sigue creyendo en la Primera Dama?
Doris Sánchez responde: «Ella es una mujer fuera de época para nuestra sociedad. Sin embargo tiene una forma de ser tan práctica que nos lastima». ¡Que burra!. A esta mujer, nos referimos a la ayayera de la Karp, si habría que ponerle una nota en un curso elemental de ciencias sociales, no tendría ni cero.

Efectivamente, Elianne Karp ha demostrado ser bastante práctica, estuvo divorciada de Alejandro Toledo y se volvieron ha casar poco antes de que éste fuese elegido presidente (¿el amor venció?, ¡no, que va! Ese es el poder de la manipulación y del interés). Ahora mismo cuando a don Alejandrito, se le descubrió una nueva amante (una agente de la policía peruana), la “inteligentísima” primera dama prefirió hacerse la loca y no decir ni pió. En su jerga a la que ella nos tiene acostumbrados se comprende, y habría que decir, negocios son negocios.

Por otro lado Elianne Karp ha sabido utilizar su «inteligencia» para tratar de enredar a los «cholitos» peruanos. Veamos sus declaraciones:

"....... Sepan que estamos trabajando para ellos 20 horas al día, en mi caso en forma ad honórem, pero es necesario que ponga el hombro.... es la primera vez en mi vida que no soy una profesional remunerada y para mí es un problema serio de autoestima (risas). Sí, pues, tengo que pedirle dinero a mi esposo Alejandro por primera vez en mi vida y eso me causa problemas. (14/01/2002)

Sin embargo ya es de público conocimiento que Elianne Karp nunca trabajó gratis para el estado peruano, muy por el contrario se ha servido de éste para favorecerse con pagos indebidos y excesivos.

Doris Sánchez sigue quejándose, como si estuviese en medio de una borrachera maldita, continuemos viendo sus declaraciones:

OJO: ¿La ha herido alguna vez?

Doris Sánchez: A mi misma muchas veces me ha lastimado la sinceridad y la manera tan drástica que tiene de ser, pero yo entiendo que esa es una posición de una mujer que proviene de un país desarrollado pero que cae mal acá. Así de fácil es para la “subdesarrollada” Doris Sánchez, los “gringos”, claro sobre todo los que se amarran del poder, tienen el derecho de patear a los peruanos, de insultarlos, y hasta de vomitar sobre ellos. Con “políticos” como la tal Doris, ya se pueden imaginar la situación de crisis moral de las clases políticas del Perú. Y se pueden imaginar también, que la única solución a los problemas del país y liquidar (políticamente) para siempre esta lacra que vive como alimaña arrastrándose a los pies de los poderosos de turno, no importa que estos sean delincuentes, lumpenes, o verdaderos traficantes políticos.

Bueno... esto ya es el colmo, ¿osea que es de desarrollados la «sinceridad» de Elianne karp?

Creemos que lo que necesita Doris Sánchez en un buen latigazo de moral (lo puede encontrar el en seno del pueblo) para que se despierte y vea que el Perú no es lo que ella está acostumbrada a ver en medio de sus enclenques diputadillos y senadorcitos. Doris Sánchez lo que ve alrededor de ella es una manada de lobos políticos dispuestos a comerse entre ellos. Una tira de holgazanes intelectuales que como gallinazos están alerta a meterle un picotazo a cuánto proyecto sea posible afín de llenarse los bolsillos de dinero. Lo que Doris Sánchez ve alrededor de ella es en resumidas cuentas, la triste historia de la clase política en el poder, los usureros del estado peruano, los mercachifles de la cultura peruana, y no es exagerado decirlo, pero el Perú de hoy sigue sumergido en la herencia negra dejada por Fujimori, un palacio de gobierno y un congreso lleno de estiércol político.

el zurdo
elzurdo@eldiariointernacional.com