24 de agosto de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > La patada del zurdo

ELIANE KARP: DELIRIOS DE UNA HISTÉRICA.

15 de septiembre de 2006

Las noticias de ésta semana, dan cuenta de las declaraciones de la esposa del ex-presidente peruano Alejandro Toledo Manrique. Doña Eliane Karp participa en el Foro Indígena Latinoamericano (FIL) como presidenta honoraria.

La doña se lanza esta vez contra el actual presidente boliviano Evo Morales de la siguiente manera:

«Es bastante peligroso para el éxito de la comunidad indígena a nivel internacional esa especie de discurso retrógrado donde se quiere separar a la población indígena del resto de la población de cada país, que se quiere volver a hace 500 años, y que no es viable en esta época»,

Eliane Karp sigue soltando sus delirios:

«yo sé que el mensaje correcto es un mensaje de integración. Lo que intentamos promover es un mensaje de interculturación, intentamos crear una sociedad nueva, no volver atrás».

«El mensaje de Evo Morales es extremadamente retrógrado. Creo que en Europa no han percibido que tiene un mensaje económico, social y político de no integración»

«un producto indígena que está bastante alejado de la realidad globalizada, que sigue con un discurso gremial, que no está al nivel internacional»

Y para rematar soltó lo que lo lleva guardadito en el fondo de su verdadera personalidad, Eliane Karp dijo:

«Soy la primera en defender los derechos indígenas y he hecho en Perú todo lo que he podido pese a las críticas de que he sido objeto durante el mandato de mi esposo (Alejandro Toledo 2001-2006), el primer indígena que llegó a la presidencia de un país en América Latina», dijo con un humor de los mil diablos doña Eliane Karp, y agregó que Evo Morales pretende usurparle ese privilegio au su cholo Toledo.

La misma mujer que quizo ser tratada como la mujer del descendiente de Atahualpa y que despilfarró miles de dólares para obtener la nacionalidad peruana en el Cuzco, al pie de las montañas, para que le escuchen y le vean los «Apus»; la misma mujer que fue a implorar a los cerros para que le den fuerzas a su «cholo» Toledo y que participaba en oscuras y nocturnas sesiones de chamanismo para conocer el futuro del Perú; es ésta misma mujer, la que iba a consultar brujos peruanos para que le lean en las hojas de coca las decisiones que debería tomar el presidente de la República que ahora pretende tratar a Evo Morales de retrógrado... qué sinvergüenza es ésta mujer.

Y, ojo, no es por que se defienda a Evo Morales, pero no se puede dejar pasar por alto semejante majadería.

Eliane Karp sigue recorriendo el mundo pretendiendo ser reconocida como el Cristóbal Colón de este siglo. Eliane Karp pretende que su nombre quede grabado como la descubridora de los indígenas, de las diferentes razas en el Perú, Eliane Karp sufre histéricamente su frustración de no sentirse amada por un pueblo al que ella sigue considerando inferior a su «intelecto».