20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Venezuela

COLOMBIANOS HUYEN DE VENEZUELA POR EL TEMOR A LAS DEPORTACIONES

La Nación. Edición Impresa

1ro de septiembre de 2015

Crisis fronteriza hace que cientos de personas carguen algunos enseres o salgan del país, con lo que llevan puesto.
Crisis fronteriza. Esta mujer colombiana sale llorando de Venezuela, con apenas lo que lleva puesto.

Con colchones y neveras a cuestas, cientos de colombianos huyen de sus casas en Venezuela por temor a quedarse sin nada en caso de ser expulsados por autoridades venezolanas, como les sucedió a más de un millar de sus compatriotas, deportados en medio de la actual crisis fronteriza.

Cubiertos hasta la cintura por aguas del río que sirve de frontera natural entre el estado venezolano de Táchira y el departamento de Norte de Santander, en Colombia, personas humildes volvían a su país con la ayuda de policías.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en tanto, profundizó su ofensiva contra las zonas en las que viven colombianos del lado venezolano de la frontera. Su gobierno dio un plazo de 72 horas a unas 500 familias ubicadas en el área conocida como La Invasión, donde se ejecuta la Operación de deportaciones, para desalojar sus casas.

“Nos tocó salir con lo puesto a las tres de la mañana. Nos vinimos antes de que nos deportaran”, dice Rosana Moreno, una colombiana de 25 años habitante de la barriada Mi Pequeña Barinas, de donde huían cientos de personas. “La policía colombiana colabora, la venezolana no”, aseveró esta mujer, que se marchaba con sus dos hijos.

Decenas de sus vecinos se quejaban de que militares venezolanos les habían robado pertenencias y dado apenas unas horas para irse de sus casas, marcadas con una “d” de deportados o una “r” de reubicados, antes de ser expulsados y sus viviendas demolidas.

Con un bebé llorando, perros ladrando y una fila india de colchones y estanterías que avanzaban hacia el río entre árboles de banano, la gente entonó alto y fuerte el himno colombiano. Cuando terminaron, todos aplaudieron.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, rechazó los procedimientos utilizados por la guardia venezolana, pero advirtió que “no es momento de hacer sonar las trompetas de guerra que algunos quisieran escuchar”. “Al gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos. Desde los más humildes a los más poderosos”, dijo Santos e hizo un llamado para que los intereses “de las dos patrias” estén por encima de intereses “mezquinos y politiqueros”.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)