25 de marzo de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Venezuela

¿Es Heinz Dieterich un marxista?.

VENEZUELA: LA PROPUESTA DE “SOCIALISMO” CON CAPITALISMO

Por: Luis Raúl Cornieles D.

3 de marzo de 2007

Es sinceramente preocupante la postura del Profesor Heinz Dieterich, sobre la estatización de la propiedad privada (Ver noticia en Aporrea.org Heinz Dieterich: "Economía mixta es la vía al socialismo del siglo XXI"). Sostiene que “aunque el Estado tiene la función de ordenar las principales esferas de la vida social, la lógica del sistema económico está definida por la economía actual, que es de mercado, por lo que el avance hacia el socialismo del siglo XXI debe ser a través de un sistema mixto”. Nos propone como única vía un "capitalismo proteccionista de estado", lógicamente con su respectiva "democracia participativa”. Según Dieterich es de obligatoriedad la construcción de una economía de estado burgués.

"Si la propiedad del Estado fuese socialismo, ya con (el rey) Carlos V tendríamos socialismo en América Latina, porque cuando llega la Corona Española a América, toda la propiedad de la tierra, el subsuelo y lo que está arriba es patrimonio del rey, pero eso era feudalismo, no socialismo. La única vía posible es una economía mixta, que tendría tres sujetos, el Estado, la empresa privada y la propiedad social, como cooperativa", expresó.

Con esta hojilla de cartón, profesor no se corta a un pueblo. No podemos confundirnos con eso de que el “estado soy yo”. Lo que es del Rey, es del Rey y no del pueblo. Pero lo que es del estado, si es del pueblo y no del presidente. En este momento no puedo sino recordar (2001) cuando nuestro profesor nos recomendaba no aprobar la Ley de tierras, debido a los grandes problemas que nos traería con los terratenientes y señores feudales y más tarde (2002) su recomendación de lanzarnos a unas elecciones para contrarrestar los hechos del paro petrolero.

Para llegar al socialismo, profesor, es necesaria una revolución que se encamine hacia un cambio completo de la sociedad. Para ello es indispensable eliminar la dominación que ha ejercido sobre nuestro pueblo la gran burguesía. En otras palabras, debemos expropiar las grandes empresas y proyectar y planificar la economía al servicio de los trabajadores. Un sistema de mercado mixto nos mantendría en forma inexorable en el seno de los mismos conflictos que nuestra sociedad ha mantenido desde siglos por el valor excedente. Y no debemos olvidar los conflictos propios de la burguesía, debido al monopolio. Otro aspecto que también tenemos que tomar en cuenta es que la burguesía y la propia iglesia, en ese sistema mixto que ud., propone reforzarían sus posiciones en el interior del estado. ¿Qué camino es ese para llegar al socialismo?. La historia nos ha enseñado la imposibilidad de trabajar con la burguesía y al mismo tiempo desarrollarnos. Sólo estaríamos permitiendo el desarrollo de una “burguesía nacional” a costa de nuestro trabajo y sacrificio.

A través de toda la historia de la humanidad, es decir a través de todos sus proyectos históricos, la clase dominante sólo ha perseguido la acumulación de “bienes”. Al detenernos momentáneamente en esta afirmación se nos viene a la mente la siguiente pregunta, ¿ existe algún medio donde los costos de producción sean casi nulos y además presenten una extrema seguridad, sean más baratos, más dominables y por si fuera poco, el mantenimiento sea también casi nulo, para hacer riquezas, para acumular capital y para ejercer dominio y poder de decisión, que la esclavitud?. El feudalismo, entonces, es el proyecto histórico para la clase dominante más cercano a la esclavitud. Muchos siervos todavía no han acusado el cambio de paradigma. Su conciencia de hombre libre todavía no está bien definida, su ocupación primordial sigue estando en el campo, en la tierra, donde el dinero aún no ha pisado los peldaños que ocupa en las ciudades. En algunas haciendas y hatos de nuestra patria se recibe el sueldo mediante fichas, que sólo tienen valor en los mismos latifundios donde se trabaja. El obrero (siervo) está acostumbrado a trabajar en las condiciones más infrahumanas y deprimentes que podamos imaginar, sin exigir más que su propia vida. Es decir, si tomamos a LA ESCLAVITUD, la adornamos con ciertas leyes que nos permita presentarla al mundo, con una mayor abertura y entendimiento a los Derechos humanos, obtendríamos por defecto, el sistema ideal para el capitalista, EL FEUDALISMO.

En otras palabras, jamás pero jamás en un sistema mixto de mercado, podremos acceder al sistema capitalista y esto es debido a que el capitalismo se caracteriza por dos aspectos principales: la acumulación de dinero y la competencia. Dichas características traen como consecuencia la contracción, tanto territorial como de posesión del dinero. Mientras más desarrollado se encuentre el capitalismo, menos territorio ocupará y en menos manos se depositará el dinero. Es decir que una de las leyes del capitalismo es su contracción y por defecto el monopolio.

En la actualidad menos del 20% de la población mundial vive en la zona geográfica que corresponde al capitalismo (esto no significa que dicha población sea capitalista) y este a la vez ocupa menos del 20% de los territorios habitados, un 77% permanece en estado feudal y apenas un 3% en transición al socialismo. Ahora, debido a una de sus más importantes características, como es la contracción, éste irremediablemente ha desembocado en Imperialismo, al contraerse indefectiblemente en forma geográfica, es decir a una región determinada del globo terráqueo y al concentrar la riqueza en pocas manos. El capitalismo en la actualidad se concentra en grado mayor en los Estados Unidos, donde lógicamente también se concentra el poder del dinero. El monopolio, que también lo podemos definir como una contracción por defecto, lo conduce rápidamente a espacios tan reducidos que no podrá sostenerse por si mismo durante mucho tiempo e implotará. Al principio el imperialismo comenzará bloqueando países y economías. Sin embargo estos países se irán sumando entre ellos y al final lo aislarán. Otra característica importante del capitalismo es la de no acabar con el sistema anterior como lo hicieron los demás sistemas que le precedieron, sino por el contrario, ha permitido el mantenimiento y fortalecimiento del sistema feudal. Ha sido imprescindible para la buena marcha del capitalismo, la salud del feudalismo. Es por esta sencilla razón que nunca seremos capitalistas. O seguimos siendo feudalistas o damos el salto al socialismo, obviando al capitalismo.

Pero nunca Profesor Dieterich podremos aceptar un estado de mercado mixto, eso es lo que hemos vivido en el feudalismo en el que nos encontramos.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)