20 de noviembre de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Venezuela

Venezuela: Trabajadores repudian imposición del gobierno

Por: Clavel A. Rangel Jiménez (Correo del Caroní)

24 de abril de 2015

(La clase-info). El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, José Bodas, junto al dirigente de la corriente C-Cura, Orlando Chirino, y otros líderes sindicales del país vinieron a Guayana a reafirmar su solidaridad con la lucha de los sidoristas y repudiar tanto las arbitrariedades del Gobierno en la negociación colectiva como la complacencia de “esquiroles” del movimiento siderúrgico.

Los dirigentes de la industria petrolera y de las pequeñas y medianas empresas vinieron a Guayana con tres mensajes para los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor). El primero, que no están solos; segundo, que “esta lucha no es sólo de los trabajadores de Sidor” y, tercero, que lo que ocurre en la acería es el esquema que el Gobierno ha aplicado en el resto de la industria.

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, José Bodas; el dirigente de la corriente C-Cura, Orlando Chirino; junto al secretario general del sindicato de trabajadores de Duncan, Juan Carlos Leal, y un grupo de trabajadores de Sidor expresaron su completo respaldo a los dirigentes “democráticos”.

El Gobierno “lo que quiere es mano de obra barata para entregársela a los chinos, rusos y demás transnacionales”, expuso Bodas como un abrebocas de lo que, cree, es el plan del Ejecutivo para los trabajadores.

Por eso “condenan” la “traición” que, en su opinión, ha concretado el secretario de organización del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss), José Meléndez.

“Es inaceptable”, dijo Bodas la imposición que pretende el Gobierno y, más inaceptable aún es “que esta central (Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas) no haya tenido ninguna palabra de solidaridad con los trabajadores en la lucha”.

Por eso no dudan en señalar que en Sidor “no se ha firmado ninguna contratación colectiva”. Primero, porque no se ha cumplido con los estatutos de la organización sindical y, en segundo lugar, porque no se ha consultado a los trabajadores en asamblea.

Todo el escenario en Sidor le permite al dirigente petrolero completar su tesis de que el gobierno “quiere destruir a los sindicatos como herramienta de lucha de los trabajadores”, tal como lo ha pretendido en otros sectores industriales.

En Petróleos de Venezuela (Pdvsa), recordó, se incumple el 80 por ciento de la convención colectiva, la cual se firmó de espaldas a los trabajadores y no se ha entregado la copia de los acuerdos firmados, contó.

Desde Guayana su mensaje a los trabajadores del resto del país es que vean en la “lucha y la movilización” un camino para conseguir sus conquistas laborales sin esperar nada de la central de “esquiroles”.

Réplica nacional
El dirigente de la corriente sindical C-Cura, Orlando Chirino, defendió que la protesta de los trabajadores de Sidor es la de todos los sectores laborales del país.

“El Gobierno quiere derrotarlos porque sabe que si ellos son derrotados, son derrotados todos los sindicatos del país”.

De modo que Chirino se colocó a la orden de los trabajadores para convertir la “lucha” en una lucha nacional de ser necesario.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de CVG Alcasa (Sintralcasa), Henry Arias, manifestó “pena ajena” por la posición de la Central Bolivariana de Trabajadores, “yo quiero saber dónde se van a meter cuando vengan las elecciones”.

En rueda de prensa anunciaron que estarán hoy en Sidor y que, en Caracas, otros dirigentes sindicales han acudido a denunciar las violaciones a la libertad sindical en Guayana.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)