3 de mayo de 2017

INICIO > NORTE AMERICA > Estados Unidos

En 3 años más de 655 mil muertos en Irak.

BUSH PERVERSO Y GENOCIDA.

Por: Luis Arce Borja.

13 de octubre de 2006

En marzo del 2003 las tropas americanas en complicidad con las potencias europeas y en alianza con el gobierno británico, dieron inicio a su agresión militar contra el pueblo de Irak. Esta invasión, tan violenta como la que encabezaron los españoles en el siglo XVI cuando invadieron a sangre y fuego el continente americano, avergüenza a la humanidad que impasible mira como un pueblo es masacrado y ensangrentado hasta límites nunca visto. Si los españoles necesitaron 300 años para exterminar gran parte de la población indígena de América, los norteamericanos van más rápido y en solo tres años han asesinado a cerca de 655 mil personas, entre niños, adultos, mujeres y ancianos. Estos significa el 2.5% de la población de ese país.

En Irak nadie se salva a la carnicería ordenada por George Bush, el más grande genocida de los últimos tiempos, y que la historia lo recordará con su figura abominable, rancia, perversa, y sus palabras que salen no solo para injuriar la inteligencia y los sentimientos mas apreciados de la humanidad, sino también para amenazar y dar ordenes de muerte, represión y crímenes. Pero no es solamente Bush el carnicero y el Atila de los tiempos modernos. Lo acompañan en esta carrera depredadora de la humanidad, Tony Blair, los gobiernos de los países de Europa Occidental, y también Japón China y Rusia que se han acoplado a la campaña internacional de “lucha contra el terrorismo”, diseñada por el gobierno norteamericano, y que conlleva en si la planificación de nuevas guerras imperialistas de agresión, como la que ahora se alista contra Irán, Corea del norte, y otros países del tercer mundo.

Respecto a esta agresión criminal, Radio Canadá (edición 11 de octubre 2006), señala que desde que se inició la guerra en Irak en 2003 justo al verano de este año (junio, julio-agosto) las fuerzas americanas y británicas son responsables de la muerte de 655 mil civiles. Esto significa, el asesinato del 2.5% de la población, y como dice la emisora radial canadiense, estos muertos son en razón a un conflicto, que según el presidente americano, se ejecuta para “pacificar Irak”. La fuente que utiliza la emisora canadiense, ha sido la investigación llevada a cabo por la revista científica británica The Lancet. Según la encuesta, se estima en 100,000 el número de muertos desde marzo de 2003 y septiembre del 2004. Afirma también que las tasas de mortalidad en Irak son en la actualidad 2.5 superior a antes de la invasión.

De otro lado, Jan Egeland, secretario adjunto de las Naciones Unidas para los asuntos humanitarios, ha declarado que en los últimos 8 meses, 315,000 civiles han sido forzados de huir de su país en razón del conflicto militar, y que en el mismo periodo, en promedio murieron a causa de la guerra 100 personas por día. Por su parte el diario americano The Washington Post, que toma también como referencia la revista The Lancet, acusa a Bush de falsear las cifras de la guerra, anotando que aquí se trata de una cifra 20 veces mayor a los 20 mil muertos en Irak, que Bush dio como informe en un discurso en diciembre pasado, y significa también 10 veces mas que los 50 mil muertos que contabilizó la “investigación” del grupo británico Irak Body Coun.

Ahora cuando se ven los resultados genocidas de la agresión yanqui a Irak, no queda ninguna duda que el gobierno americano está dispuesto a eliminar gran parte de la población de los países pobres bajo el objetivo de apoderarse de las riquezas naturales. En el caso de Medio Oriente es el petróleo, en el caso de África serán los diamantes y sus campos naturales. En América Latina será el oro, la plata, el hierro, la ganadería, la pesca y sus grandes bosques amazónicos. En Asia será su abundante mano de obra barata como ahora ya esta en aplicación en china y otros países asiáticos. Por ello vale recordar que en el 2002, a solo un año de la invasión a Irak, la Casa Blanca remitía al congreso americano, un documento donde se anotaba que “Estados unidos no volverá a permitir que otro país desafíe su supremacía militar como durante la guerra fría”. Ahí se afirmaba también que en la etapa actual, no se permitiría que nadie “sobrepasa o iguale el poder de los Estados Unidos”.

Si las razones de USA para preparar la invasión a Irak, fueron militares, no fueron menos económicas, y se relacionaron a la crisis económica interna de los Estados Unidos y directamente a la bancarrota de Enrón y Word Com, dos empresas gigantes de este país imperialista. Incluso, el mismo director del Fondo Monetario Internacional, Horst Koehler, dijo en esa ocasión que “una guerra de corta duración, limitada a Irak, podría llegar a despejar la situación económica mundial”. Como se recordara, la quiebra de estas dos trasnacionales fue considerado por el gobierno de Bush, como la mayor “debacle en la historia de Wall Street. La empresa Enron Corp, hasta antes de su estrepitoso colapso se dedicaba a la comercialización de energía, y el World Com, constituía el segundo grupo de telecomunicaciones de larga distancia de Estados Unidos, y una de las mas grandes del mundo. La quiebra de estas empresas repercutió en los mercados bursátiles mundiales, y por su puesto en la estabilidad del régimen de los EE.UU., y la guerra contra Irak fue preparada como un punto de equilibrio político, militar y económico de este país.

El referente más próximo de la carnicería yanqui en Irak, podrían ser los campos de concentración nazis, donde se exterminó millones de personas. Hitler como Bush, han salido del vientre del capitalismo y del sistema imperialista mundial. Las causas históricos sociales para el surgimiento de ambos abominables personajes, no es otro que la crisis y la voracidad de capital y de las grandes transnacionales. Este panorama internacional, que puede ser comparado a las etapas más sombrías de la humanidad, no cambiará mientras los pueblos, principalmente las clases oprimidas, sigan en posición de rodillas, o detrás de tal o cual testaferro electoral de los grupos de poder. La situación mundial dará vuelta a favor de los pobres, solamente cuando se construyan verdaderas organizaciones revolucionarias que se pongan a la cabeza de la lucha antiimperialista. El cambio de calidad de las sociedades no vendrá si se sigue dejando la iniciativa política a seudos grupos humanistas, a grupos religiosos y a falsos demócratas y socialistas. La única forma de ser solidarios con el pueblo de Irak y con todos los pueblos que sufren la agresión imperialista, es luchar con tenacidad y heroísmo, no solo contra los que ahora disparan el cañón y lanzan bombas mortíferas, sino también contra todos aquellos que sostienen la maquinaria de guerra de los Estados Unidos y de las otras potencias imperialistas.

13 de octubre 2006.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)