15 de julio de 2017

INICIO > NORTE AMERICA > Estados Unidos

USA: LOS INMIGRANTES VUELVEN A LA CALLE.

Por:Eduardo Stanley.

29 de septiembre de 2006

(New America Media / La Insignia. EEUU). Fresno.- No fueron las marchas multitudinarias de hace unos meses, pero miles de inmigrantes y simpatizantes salieron a las calles de varias ciudades de Estados Unidos para exigir al Congreso nacional una ley que beneficie a millones de indocumentados, cuyo número se calcula en casi 11 millones. Pero tanto el Congreso -dominado por los Republicanos- como el clima social parecen poco propicios a una solución inmediata a esta situación que algunos consideran "explosiva".

En Fresno, convocadas por la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes del Valle Central, unas mil personas marcharon por calles del centro pidiendo acción a un Congreso incapáz de tomar decisiones en un año electoral. "Estoy aquí porque apoyo el movimiento de legalización para indocumentados", dijo Liliana Trejo, estudiante de antropología de la Universidad Estatal de Fresno. "Hay que seguir luchando... los que tienen el poder hacen lo que quieren, como con la Guerra en Irak, no escucharon a los millones que se opusieron."

Según Trejo, si los Demócratas consiguen controlar el Congreso en las elecciones de noviembre es posible que cambie algo, aunque no expresa mucho optimismo y reconoce que este año es casi seguro que no pasará ninguna propuesta de ley.

Bajo la exagerada presencia de decenas de policias y de periodistas, los participantes exhibieron sus pancartas y entonaron cánticos y consignas en favor de una amplia reforma a la ley de inmigración. Entre quienes marcharon a paso firme estaba Eltivia Chávez, de 69 años, originaria de Guanajuato (México). "Quiero el derecho al voto y paz para todos los inmigrantes", dijo con firmeza. Su esposo inmigró en 1972, cinco años antes que ella. "Queremos una legalización", comentó Juan Chávez, de 73 años, mientras caminaba con la ayuda de un bastón.

La marcha concluyó en el area de libre expresión del Fulton Mall, en el centro de la ciudad. Músicos y danzantes animaron a los asistentes y después se presentó una actualización de lo que ocurre en el Congreso. Los organizadores comentaron que en todo el país se evidencia un decline en la participación colectiva. "Habitualmente nunca reunimos más de 300 personas, pero hoy participaron unas mil, no creo entonces que esto sea un fracaso", aseguró Leonel Flores, uno de los organizadores del evento. Pero reconoce que en general existe una evidente apatía en comparación a las marchas anteriores.

De acuerdo a Flores, las causas de este cambio de ánimo son varias. "Antes, los medios de comunicación en español apoyaban, ahora ya no participan". Y agrega que hay que buscar estrategias para evitar la dependencia respecto a estos medios de comunicación, como crear redes de acción ciudadana. Otras causas de la baja participación, de acuerdo a este organizador originario de Sinaloa (México), fueron: la marcha se realizó un día feriado (Día del Trabajo en Estados Unidos) por lo que mucha gente prefirió dedicarlo a sus familias; es época de trabajo intenso en el campo y muchos campesinos no pudieron asistir; sentimiento de impotencia respecto al efecto de las manifestaciones en los congresistas y, finalmente, la falta de un sentimiento de "desafio" social, de una sensación "renovadora" y provocadora al mismo tiempo, capaz de generar cambios positivos, como ocurrió en marzo y abril de este año.

Entre los organizadores existe un sentimiento positivo y miran hacia adelante, sin dejar de considerar los problemas. "Tenemos que mantener la atención sobre el tema de la inmigración para que los congresistas y quienes forman parte del poder actuen de manera responsable", comentó Margarita Córdova, nacida en Oaxaca (México), quien participa junto a su familia en actividades sociales de su iglesia, al sudoeste de Fresno.

Para ella, la lucha se dará en varios frentes, desde presionar a los medios de comunicación en español para que apoyen nuevamente el movimiento hasta fortalecer a las organizaciones de base. Pero no sera fácil, reconoce. Y menciona que muchos que apoyaron el movimiento al principio, hoy ya no participan. "A muchos los presionaron, como a los locutores de radio", asegura. Y concluye con firmeza, "el gobierno está detrás de esto". Sin embargo expresa optimismo: "buscaremos otros medios para convocar a la gente, para movilizar... No nos quedaremos de brazos cruzados".

(La Insignia).

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)