3 de mayo de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Brasil

Brasil: Trabajadores pagan la factura de la crisis

Por: Leandro Segado y Francisco Farina. (MST)

25 de agosto de 2015

El Movimiento de Trabajadores Sin Tierra de Brasil (MST) se movilizó en protesta por los recortes en el presupuesto para la Reforma Agraria. Esta medida viene en respuesta a la política económica de los sectores más conservadores del Partido de los Trabajadores y del gobierno de Dilma Rousseff. Marcha dialogó con Kelli Mafort, de la Dirección Nacional del MST sobre esta medida de lucha y la situación de Brasil.

En la mañana del lunes 3 de agosto, los ministerios de finanzas de distintos estados amanecieron ocupados por miles de trabajadores sin tierras en Brasil. La medida toma lugar luego de la eliminación del 50% de los recursos de la Reforma Agraria, de esta forma los 3,5 mil millones de Reales de presupuesto se recortaron a 1,8 millones de Reales.

Durante la jornada de movilización contra los ajustes fiscales que promueve el Gobierno Federal, fueron 13 las sedes de los ministerios ocupadas y las movilizaciones se extendieron a 18 estados y la capital federal.

Las ocupaciones fueron focalizadas en los Ministerios de Finanzas y a su ministro, Joaquim Levy. En noviembre de 2014, Levy fue designado por la re-electa Dilma Rousseff, lo que significó un claro guiño para los sectores empresariales –dada la impronta y curriculum neoliberal del elegido–. Frente a esta situación, los movimientos sociales y los sectores de izquierda advirtieron de las posibilidades concretas de los recortes y los ajustes, como también de las respuestas de las organizaciones sociales en defensa de sus derechos y conquistas.

El Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra emitió un comunicado donde se explica que “la política económica del gobierno federal pone en riesgo las conquistas en los derechos de los trabajadores ya que reduce la financiación de la reforma agraria y la clase obrera para seguir inyectando dinero en el capital financiero y transnacional, en beneficio de la elite brasileña”. Además denuncia que el aumento de capital y financiación para la agroindustria es de un 20% más que para la cosecha anterior.

Marcha entrevistó a Kelli Mafort, integrante de la Dirección Nacional del MST para conocer los motivos de la jornada de lucha, los responsables de los ajustes que denuncian y conocer los devenires del conflicto.

– ¿Cuáles son los motivos de esta toma?

- Ocupamos el Ministerio de Finanzas por ser el lugar donde se decide sobre las políticas económicas del gobierno. Frente a la crisis económica que estamos viviendo, desde hace algunos meses el ministerio vino con una serie de medidas para reorganizar las cuentas brasileñas, los llamados ajustes fiscales. El problema es que en la propuesta del gobierno quien paga la factura de la crisis son los trabajadores.

El Ministerio de Finanzas es el responsable por los ajustes fiscales, programas y medidas que vienen impidiendo permanentemente que las inversiones públicas den prioridad a la educación, a la salud, la reforma agraria, entre muchas otras políticas necesarias para mejorar las condiciones de vida del pueblo. El recorte en el Ministerio de Desarrollo Agrario fue de casi 50% del presupuesto que sería destinado a la reforma agraria durante este año -de los R$ 3,5 mil millones sólo quedó R$ 1,8 millón.

- ¿En qué consistió la medida y hasta cuando se extenderá?

- Luego de dos días de movilizaciones, nosotros nos reunimos este martes con el gobierno, que anunció la posibilidad de recomponer el presupuesto para la reforma agraria. Ellos quedaron en informar hasta el día 20 de este mes cuál será el nuevo valor a ser destinado para la reforma agraria. Pero seguiremos atentos para que efectivamente esto se cumpla, y en caso de que no lo hagan volveremos a golpear la puerta sin pedir permiso.

- ¿Por qué apuntan contra el Ministro de Finanzas? ¿Cuáles son las responsabilidades de Joaquim Levy?

- Queremos que toda la sociedad sepa que es en el Ministerio de Finanzas donde se pone en práctica la política económica dictada por el capital y por la burguesía, en contra del pueblo brasileño. Es allá donde se garantizan las condiciones para resolver los problemas en el déficit de las cuentas públicas, en nombre del equilibrio económico entre los ingresos y los gastos. Condiciones que posibilitan que el capital financiero siga ganando mucho dinero por medio de la especulación, de las altas tasas de interés y de la exención fiscal para las empresas, además de retirar derechos de los trabajadores y trabajadoras. El gobierno necesita tener coraje de rever y adoptar medidas que resuelvan los problemas económicos, pero cobrando de quienes de hecho deben pagar la cuenta, que son los ricos. Tener coraje de tasar a las grandes fortunas y hacer que los más ricos paguen más impuestos.

- ¿Cuáles son las próximas medidas a seguir?

- Ahora tenemos una tarea organizativa interna muy grande para garantizar que los compromisos y los acuerdos firmados realmente sean ejecutados, que generen buenos frutos y alcancen a cada acampado y asentado. Más allá de eso, nosotros seguiremos sumando a las luchas de la clase trabajadora de Brasil, que en este segundo semestre deberán ser cada vez más intensas.

Traducción por Diana Stanzioni

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)