20 de septiembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Brasil

BRASIL: AUMENTA LA CONCENTRACION DE LA PROPIEDAD DE LA TIERRA

Editorial del periódico brasileño “Brasil de Fato”

16 de noviembre de 2009

La semana pasada, el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística), divulgó, con atraso, los resultados del Censo Agropecuario relativos al año 2006. Los datos son un retrato estadístico de la realidad agraria brasileña, analizada a través de la visita de los encuestadores a todas las propiedades rurales del país, tomando declaraciones de sus dueños. Su publicación provocó muchos comentarios en toda la prensa. Y solo con estudios más detallados y cuidadosos podremos tener, a partir de ahora, análisis que puedan explicarnos mejor la realidad del medio rural y sus tendencias.

Mientras tanto, una mirada sobre las principales datos divulgados nos permiten deducir diversas conclusiones (algunas de ellas presentadas, inclusive, por los propios comentaristas del IBGE), que son de suma importancia.

1. La propiedad de la tierra en Brasil continua concentrándose cada vez más, comparando los datos del último censo, del 1996, con el actual del 2006. Disminuyó el número de propiedades con menos de 10 hectáreas. Estas propiedades representan a los campesinos pobres, cerca de 2,5 millones de familias. La superficie ocupada por estas propiedades se redujo de 9,90 millones de hectáreas para apenas 7,70 millones, representando tan solo el 2,70% de la superficie total de las tierras del censo. En el lado opuesto, tenemos apenas 31.899 terratenientes que dominan 48 millones de hectáreas en propiedades superiores a mil hectáreas. Y otros 15.012 terratenientes con propiedades superiores a 2.500 hectáreas, que totalizan 98 millones de hectáreas. Son los terratenientes del agro negocio, que representando a menos del 1% de las propiedades rurales, controlan el 46% de la superficie total de las tierras del censo.

2. Estos datos ponen de manifiesto que la concentración de la propiedad de la tierra medida por el índice de Gini, saltase de 0.852, en el año 1996, para 0.872 en el 2006, Así, Brasil superó a Paraguay, y actualmente somos el país con mayor concentración de la propiedad rural.

3. La producción también se concentró y se diferenció. Por un lado, la gran propiedad del agro negocio se especializó en productos para la exportación, como soja, maíz, caña de azúcar, pecuaria, que dominan la mayor de las tierras. Esos tres productos agrícolas indicados utilizan 32 millones de hectáreas, mientras que los principales alimentos de la dieta brasileña usan apenas 7 millones de hectáreas para plantar arroz, frijoles, mandioca y trigo.

4. La agricultura capitalista del agro negocio quedó más dependiente del capital financiero y de las empresas transnacionales. El valor bruto de la producción agrícola (PIB agrícola) fue de 141.000 millones de R$ (reales)[i] <#_edn2> , en el 2006. De este total, 91.000 millones de R$ corresponden a la producción del agro negocio, pero necesitando para poder producir de cerca de 80.000 millones de R$ de crédito rural, proporcionado por los bancos y por el ahorro nacional. Por su parte, la agricultura familiar produjo 50.000 millones de R$, y utilizó apenas 6.000 millones de R$ de crédito.

5. La agricultura familiar produce comida, y para el mercado interno. El agro negocio produjo, comodities, dólares, para el mercado externo. Por eso está dominado por el control de las grandes empresas transnacionales que controlan el mercado y los precios. Las 20 mayores empresas agrícolas tuvieron un PIB de 112.000 millones de R$ en el año 2007. Es decir, prácticamente toda la producción del agro negocio está controlada por tan solo 20 grandes empresas.

6. Las características de la población que vive en el medio rural: el censo proporciona también un retrato de la realidad social del medio rural. Y su dura realidad emerge en los indicadores de la educación. Cerca del 35% de todos los hombres adultos y el 45% de las mujeres que viven y trabajan en el medio rural no saben leer ni escribir. Apenas un 7% de la población que vive en el campo ha finalizado la enseñanza fundamental completa (ocho años de colegio).

Estos datos y otros que no podemos comentar por falta de espacio[ii] <#_edn3> , son reveladores de las graves consecuencias que el modelo del capital financiero y de las transnacionales impone a nuestra agricultura, produciendo una dicotomía entre el modelo del agro negocio y la agricultura familiar. Revela cómo las políticas públicas paliativas del PRONAF (Programa Nacional de Fortalecimiento de la Agricultura Familiar), Bolsa Familia, Luz para Todos, y algún apoyo para la vivienda rural son insuficientes para corregir las graves distorsiones económicas y sociales, resultantes de la concentración de la tierra y de la producción[iii] <#_edn4> . Por ello la actualidad y urgencia de una verdadera política de reforma agraria que no consista una vez más en apenas distribuir tierras tal como hizo el capitalismo industrial clásico, sino un proceso de reestructuración y democratización amplio, de acceso a la tierra y de reorganización de la producción para el abastecimiento del mercado interno con alimentos saludables, respetando el medio ambiente. La llamada reforma agraria popular.
Esperamos que el gobierno y las diversas instituciones que actúan en el campo tengan en cuenta el dramatismo de los datos, que los movimientos vinculados a la Vía Campesina y a las Pastorales de la Tierra ya venían denunciando, pues la verdad es que está en marcha en Brasil, una contrarreforma agraria, un proceso de mayor concentración de la propiedad y de la producción en las manos de apenas un 1% de los terratenientes capitalistas subordinados a los bancos y a las empresas transnacionales.

* La traducción al español es responsabilidad de Luis Delgado Zorraquino, colaborador de Resumen Latinoamericano en Brasil.

Notas de la Traducción

[i] <#_ednref2> El real (R$), la moneda oficial brasileña, tiene actualmente un valor aproximado de 1,75 R$ por dólar, o de 2,60 R$ por euro.
[ii] Añadimos al final de estas notas, algunos datos complementarios del censo agropecuario 2006, que aparecen recogidos en un par de artículos del mismo periódico “Brasil de Fato” en que se encuentra el presente editorial y que vienen a corroborar las ideas plasmadas en el mismo.
[iii] Se refiere aquí el editorial a la insuficiencia de los programas populares del actual gobierno. Entre ellos cita el más importante o el más conocido en el exterior, el Bolsa Familia. Este programa destina cerca de 12.000 millones de R$ a ayudas económicas a la población de menor nivel de ingresos, incluyendo asistencia médica y escolar. La población beneficiada se sitúa en torno a 50 millones de brasileños pobres, un 25% de la población total del país (aproximadamente 200 millones de habitantes). El coste del programa significa aproximadamente un 0,4 % del actual PIB brasileño (aproximadamente 3 billones de R$).

Como referencia de la citada insuficiencia, basta contrastar esa cifra del Bolsa Familia, con los créditos al agro negocio citados en el texto (créditos concedidos en su mayor parte por bancos públicos y que en general no son cancelados), o con los pagos de los intereses anuales de la deuda pública brasileña, próxima a los 280.000 millones de R$ (un 9,33% del PIB nacional).

El otro programa con importancia económica es el PRONAF destinado al fortalecimiento de la agricultura familiar y que en el último año dedico un presupuesto similar al indicado para el Bolsa Familia.

Algunos datos complementarios del censo agropecuario 2006.

- 47% de las propiedades corresponden a pequeños propietarios (menos de 10 hectáreas), ocupan tan solo una superficie del 2,7% del total de las tierras del censo.

- 0,91% de las propiedades de gran tamaño (mayores de 1.000 hectáreas), ocupan el 46% del total de las tierras del censo.

- Existe un total de 5,20 millones de propietarios rurales ocupando aproximadamente 317 millones de hectáreas, (37% de la superficie total de Brasil, de cerca de 8,50 millones de Km2 o de 850 millones de hectáreas).

- De un total de 16,60 millones de trabajadores rurales, cerca del 77%, es decir, unos 12,80 millones de trabajadores forman parte de la agricultura familiar.

Un 30% de las tierras ocupadas por las propiedades de menor tamaño son responsables por el empleo del 84% de los trabajadores rurales.

- Así mismo, la agricultura familiar es más eficiente en la utilización de sus tierras, generando un valor de producción de 677 R$ por hectárea, frente a los 358 R$ por hectárea del agro negocio.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)