4 de junio de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Colombia

Gobierno pone fin al canje de prisioneros.

COLOMBIA: SE AGUDIZA GUERRA INTERNA.

24 de octubre de 2006

EL PRESIDENTE de Colombia, Álvaro Uribe, ordena a las fuerzas armadas rescatar a los secuestrados. El presidente Álvaro Uribe cerró las puertas a un canje humanitario de secuestrados por guerrilleros presos al adjudicarle a las FARC el reciente atentado con un carro bomba y anunciar ayer que ahora solamente vislumbra ’’un rescate militar’’ de los rehenes.

Para los familiares de los secuestrados el anuncio desvaneció las esperanzas de que sus seres queridos retornen, que habían tomado fuerza gracias al reciente intercambio de mensajes entre las partes en los que se vislumbraba esa posibilidad.

El gobierno de Francia, que junto a Suiza y España colabora en las aproximaciones con las FARC, expresó su ``oposición a cualquier esfuerzo de rescatar a los rehenes por la fuerza’’.

El canciller Philippe Douste-Blazy manifestó en un comunicado que ``en un momento en que todas las partes estaban optimistas por los recientes comentarios del presidente colombiano y las FARC, aún estoy convencido que una solución pacífica es posible’’.

Uribe les pidió a esos tres países que, en vez de gestiones diplomáticas, le den ``ayuda militar para rescatar a los secuestrados’’.

De otro lado, Uribe aseguró que los jefes guerrilleros se refugian en Ecuador y Venezuela, sin el beneplácito de sus respectivos gobiernos, a los que pidió solidaridad para combatir el terrorismo.

En un discurso que pronunció en el complejo militar donde el jueves estalló un carro bomba que adjudicó a las FARC y dejó 23 heridos, Uribe afirmó que el vocero y miembro del secretariado de esa organización rebelde, Raúl Reyes, ``cobardemente se esconde en la selva ecuatoriana, contra el consentimiento del Ecuador’’.

En Quito, el canciller Francisco Carrión lamentó y condenó el atentado con el carro bomba y dijo que Ecuador ``no admite esa afirmación (de Uribe), que carece de pruebas que acrediten como un hecho cierto’’.

’’El Gobierno ratifica la plena, efectiva y permanente presencia y control que ejerce nuestro país a través de los cuerpos de seguridad en toda la zona de frontera, lo cual sería deseable ocurra en el lado colombiano’’, expresó.

Uribe dijo que moderar su discurso en aras de un acercamiento a la guerrilla de las FARC fue ’’malinterpretado’’, por lo que ahora solo vislumbra ’’un rescate militar’’ de los rehenes, y revocó las autorizaciones al Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, y al facilitador Alvaro Leyva, para negociar las condiciones del intercambio.

Afirmó que mediante la interceptación de una llamada telefónica se estableció que el atentado a la universidad militar el jueves, en que hubo más de 23 heridos, fue ordenado por Jorge Briceño, alias ’’El Mono Jojoy’’, uno de los miembros del secretariado de las FARC.

En su poder permanecen 62 personalidades políticas, militares y policiales y tres estadounidenses a cambio de cuya libertad exigen que el gobierno libere a cientos de rebeldes presos.

PREOCUPACIÓN EN COLOMBIA POR POSTURA BELICISTA DE URIBE.

Bogotá, 20 oct (PL) Ex presidentes, partidos políticos y familiares de los retenidos por las FARC expresaron hoy su preocupación por la decisión del presidente colombiano, Alvaro Uribe, de utilizar la vía militar para rescatar a los detenidos por ese grupo rebelde.

Además, el mandatario colombiano suspendió los acercamientos de las últimas semanas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) destinados a negociar un Acuerdo Humanitario (canje de prisioneros).

Con un lenguaje duro, que no empleaba desde mayo pasado, Uribe culpó a las FARC del estallido de un carro-bomba en la Escuela Superior de Guerra, de esta capital, la mañana de este jueves.

Debido a eso, canceló los acercamientos y llamó a la Fuerza Pública a liberar a los detenidos por la vía militar, con lo cual cerró, al menos por ahora, la posibilidad de un intercambio de prisioneros.

Consultado al respecto, el ex presidente Alfonso López Michelsen recordó el desenlace fatal que tuvo el intento de rescate por la fuerza del gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y su asesor de paz Gilberto Echeverry.

Aunque advirtió que no escuchó el discurso de Uribe, López Michelsen sostuvo que constituye un cambio abrupto del primer mandatario.

"Habría que analizar qué elementos de juicio tuvo el presidente para dar ese viraje tan radical en el proceso con las FARC y hay que tener en cuenta a los enemigos del gobierno, que quieren que se vuelva al camino de la fuerza y se rompa con el diálogo", alertó.

Por su parte, el ex mandatario Ernesto Samper aseveró que "entre más atentados, hay una mayor obligación moral de humanizar la guerra".

Consideró que si bien es claro que las FARC tienen presos políticos, Uribe tiene la obligación constitucional de velar por la vida y la libertad de esos colombianos.

Samper sostuvo que todas esas medidas que se buscan para lograr un Acuerdo Humanitario no se pueden interpretar como espacios políticos que le cede una parte a la otra.

Aseveró que los únicos que perdieron con la postura presidencial son los 60 retenidos por las FARC, quienes esperaban volver antes de diciembre a sus casas.

Asimismo, el senador Gustavo Petro, vocero del opositor Polo Democrático Alternativo, aseguró que Uribe nunca tuvo voluntad para el canje de prisioneros, y que nunca ha querido liberar pacíficamente a los retenidos por las FARC.

De su lado, el senador Juan Fernando Cristo, vocero del Partido Liberal, calificó como una pésima noticia para el país la decisión presidencial de revocar los diálogos con la guerrilla.

Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt -en poder de las FARC-, calificó como una condena a muerte para los retenidos la orden de Uribe de buscar el rescate de esas personas a sangre y fuego.

También, Pulecio acusó al mandatario de romper el compromiso que había asumido con Francia, España y Suiza, los países que venían desarrollando una tarea de facilitación para alcanzar el canje.

Una de las asociaciones de familiares de los retenidos también rechazó la vía militar para liberar a sus parientes.

Cientos de familiares de los detenidos por las FARC realizan un plantón en la Plaza Bolívar de esta capital para exigirle al presidente que cambie su decisión sobre el rescate por la fuerza de sus parientes.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)