25 de marzo de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Colombia

La iglesia es una institución antidemocrática.

RENUNCIAS MASIVAS A LA IGLESIA CATOLICA EN MEDELLIN.

Por: Dick Emanuelsson (*).

13 de octubre de 2006

’Este acto es una muestra de rechazo y oposición a la intromisión de la iglesia en los asuntos del Estado, lo que viola la Constitución Política que declara la libertad de cultos y define a Colombia como un Estado laico’.

(ARGENPRESS.info). Estas palabras hacen parte del extenso Manifiesto: ’NO ME EXCOMULGARON. ¡YO APOSTATE!’, publicado el 28 de septiembre por 30 colombianos que, frente al Arzobispado de Medellín, dejaron constancia de su rechazo a la iglesia católica, institución en una profunda crisis de legitimidad, y de su irrevocable decisión de quedar por fuera de ella.
La renuncia de los y las 30 a la Iglesia Católica en Medellín, se basa en once puntos que contemplan desde la durísima crítica contra la intromisión de la iglesia en los asuntos del Estado colombiano, hasta su repudio por apoyar a la oligarquía guerrerista y capitalista, que se ha apropiado del país.

La acción directa de los 30, que incluyó una acción jurídica y la presentación pública de un performance que acusaba a la iglesia católica de institución retrógrada y medieval, coincidió con la revelación de un nuevo caso de violación a menores, entre ellos seminaristas. Por esos mismos días una emisora nacional hizo transmitir, entre distintos medios de comunicación, un video del cura Efraín Rozo, de 78 años, confesando el 6 de febrero del año en curso, que había violado a su sobrino y a dos seminaristas en la década de los ‘60. En vez de ser rechazados como “los parias de la sociedad” colombiana, el grupo de los 30, prácticamente fueron declarados valientes por atreverse a retar a una institución que durante su existencia ha actuado como un Estado dentro del Estado.

El Vaticano envía miles de mujeres a la muerte

La manifestación también se pronunció a favor de la despenalización del aborto, que hasta hace poco, en Colombia, se prohibía en el 100% de los casos y que ahora es posible, entre algunas otras razones, cuando la gestación es el producto de una violación. Según la Organización Mundial de Salud, (OMS), en América Latina y El Caribe se realizan 30 abortos “ilegales” por cada mil mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años).

En un continente donde la iglesia católica tiene una fuerte influencia y poder sobre sus feligreses, la responsabilidad a las vidas de la gente es enorme. No es nada exagerado de acusar al

Vaticano de enviar miles de mujeres a la muerte. Las cifras hablan por su misma:
• De los 210 millones de embarazos anuales, 80 millones son no planeados, es decir 2 de cada 5 embarazos. (OMS).

• La organización no gubernamental Profamilia estima que en Colombia se realizan unos 400.000 abortos al año (1)), la mayoría en pésimas condiciones sanitarias.
• Se calcula que 24% de los embarazos terminan en aborto y 26% en nacimientos no deseados, es decir que 50% de los embarazos no son deseados.

• Las complicaciones de los abortos son la tercera causa de muerte entre las colombianas.

Pobres y ricas

Si los ricos tuvieran que hacerse abortos clandestinos, esto hubiera cambiado desde hacia rato. Los ricos no tienen que preocuparse porque los pobres son los que mueren, dice la abogada colombiana Mónica Roa en el periódico Mujereshoy. Ella presentó una demanda en abril cuestionando la constitucionalidad de la prohibición del aborto.

• En América Latina se practican 3’700.000 abortos inseguros.

• El riesgo de muerte a causa del aborto inseguro en los países en desarrollo es de 370 por cada 100.000 casos. (OMS)

• El número de mujeres que mueren a causa del aborto anualmente en el mundo es 68.000, lo que equivale al 13% de la mortalidad materna. En América Latina, el aborto inseguro es responsable del 17 % de las muertes maternas. (OMS)

• En Bolivia se calcula que por cada 100.000 partos, mueren 416 mujeres, de las cuales de 27 a 35 fallecen por complicaciones de abortos practicados bajo la clandestinidad y por ello en condiciones bastante insalubres.

• Según la Asociación de Matronas Bolivianas, esta cifra realmente asciende a 60 muertes por cada 10.000 abortos, lo que significa anualmente la muerte de 140 a 240 mujeres bolivianas, víctimas de una legislación reaccionaria y

deshumana, influenciada directamente por el poder de la iglesia católica.
Es con estos acontecimientos y la increíble doble moral de la iglesia Católica que las 30 personas apostaron ese jueves histórico en Medellín. Conversamos con Marta Restrepo, una de ellos sobre el por qué renunció a su vínculo con la iglesia.

Presiona a los médicos de negar abortar a la violada.

¿Cómo se expresa el contenido en el manifiesto en la vida cotidiana?

“Con la despenalización de aborto, la iglesia se ha negado a reconocer la sentencia y ha realizado reuniones de ‘sensibilización e información’ con personal médico, jueces y abogados, para apoyarlos si en algún momento ellos desean objetar por conciencia religiosa a practicar el aborto.
El día de ayer (27 de septiembre, 2006), las Iglesias cristianas y católicas, realizaron una marcha contra las uniones homosexuales y sus derechos patrimoniales. la marcha tenía un contenido altamente homofóbico, pues se oponía a un decreto que está en estudio en el Concejo de Bogotá, en el que se reconocen y protegen los derechos de la población de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

El jueves, el día en el que realizamos el ACTO DE APOSTASIA, se conoció la noticia de un sacerdote pedófilo (colombiano) que reconoció ante una Corte de los E. U. su culpa, narrando descarnada y descaradamente los hechos, ’evidencias’ ante las cuales, la Iglesia siguió mostrando su posición de comprensión y tolerancia para con ellos mismos, pero rigidez y penas para con los demás pecadores.

Nuestra decisión de apostasía, tiene como efecto el ser consecuentes con lo que pensamos desde hace algunos años, cuando sacamos ese matón dios de Israel, que nos metieron a sangre y violaciones, y que tan solo existe en la cabeza del creyente, de nuestras vidas y nuestro entorno.

El documento de apostasía, se apoyó en la figura constitucional del Derecho de Petición, lo que obliga a la Iglesia dar una respuesta en el transcurso de los quince días siguientes; de lo contrario, será sometida a la legislación colombiana, que le exige, mediante la Acción de Tutela, dar respuesta a la solicitud

sometida bajo ese derecho, cual es borrar de sus registros eclesiásticos los nombres de los peticionarios.”
Un dios del monoteísmo

El Manifiesto expresa una durísima crítica contra la iglesia y el Vaticano como institución. Y en la base de la comunidad católica en Medellín, ¿no se ve una diferencia entre los curas de base y los jerarcas?

“¡No¡, ya que estamos convencidos de que ambos, sean sacerdotes críticos, o tal vez

comprometidos con un tipo de revolución, ‘por el reino de Jesucristo’, y los denominados ‘tradicionales’, ambos tendrán que someterse a las leyes de la Iglesia, a su Jerarquía dominante, y por lo tanto, servirán a los mismos intereses de una manera o de otra, puesto que anuncian lo mismo: el reino de los cielos, el miedo al más allá y todo cuanto signifique depender de otro inexistente mundo que impide libertad y conciencia independiente.
Sabemos de sacerdotes y monjas que trabajan con la comunidad dentro de su problemática, concientizándolos hasta políticamente, pero... en último término, les meten el dios del monoteísmo con tanta fuerza que la cosa sigue lo mismo: hacia ese mundo que sólo existe en la imaginación.’

¿Cuál es la posición de la juventud colombiana de ayer y la de hoy frente a las posiciones de diferentes temas de la iglesia católica?

“Sabemos, continuando la anterior respuesta, de jóvenes, sobre todo en los sectores populares, que, cuando uno les habla de ateísmo, mostrándoles y demostrándoles que la moneda tiene dos caras y que tan solo han conocido una, se asustan, les da miedo, pero sólo algunos muestran, dentro de su ignorancia, un deseo de conocer más, de rechazar el ‘apego’ que han tenido desde el vientre, puesto que los siguen obligando a cumplir con los ‘deberes religiosos’, existiendo en algunos el chantaje, como por ejemplo, de no darles ropa, o de impedirles ir a una fiesta en caso de no ir a misa... Otros tantos se acomodan y siguen su práctica religiosa, a pesar de entender el problema de la doble moral.

En este, como en otros temas, la juventud sigue siendo muy manipulada. Vive cumpliendo lo que ordenan los medios de comunicación con las decisiones de la Ideología dominante, el sistema educativo es precario, careciendo del discurso científico, y las dificultades para acceder a la educación superior son cada día más abismales. Aunque otros tantos y tantas si logran rebelarse y enfrentar la situación, actuando ante la religión como lo están haciendo en otras cosas de su vida, con decisión y conciencia política. Un ejemplo, son los jóvenes pacifistas, anarquistas y antimilitaristas, quienes estuvieron muy comprometidos con el acto de apostasía del jueves, recreando los crímenes históricos de la soberana y santa Iglesia Católica.”

1) Derechos Reproductivos de la Mujer en Colombia: Un Reporte Sombra:
También basado en el reporte de la CONSEJERIA PRESIDENCIAL PARA LA MUJER, EL MENOR Y LA FAMILIA, Segundo y Tercer Informe periódico de Colombia presentado al Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, CEDAW, Bogotá, enero de 1994.

Manifiesto.

28 de septiembre primer acto en Colombia, colectivo y público de renuncia a la Iglesia Católica.
NO ME EXCOMULGARON. ¡YO APOSTATE!
En el marco del Día Internacional por la Despenalización del aborto en América Latina y el Caribe.
Parque de Bolívar 4:00 p.m.
Este jueves 28 de septiembre un grupo de 30 personas, mujeres y hombres ciudadanos de Medellín RENUNCIAREMOS DEFINITIVAMENTE A LA IGLESIA CATOLICA en un acto perfomático ritual en el que se realizarán múltiples denuncias contra la Iglesia Católica por la violencia ejercida sobre la diversidad humana, la quema colectiva de partidas de bautismo. Y finalmente la entrega de las solicitudes a la curia para exigir que se nos reconozca nuestra condición de APOSTATAS de la fe y de la iglesia católica.

LA APOSTASIA es la renuncia a la fe cristiana recibida por medio del bautismo. Es decir, el abandono explícito y voluntario de los dogmas y creencias de la Iglesia Católica que, se supone, son infundidos durante el ’sacramento’ del bautismo por la ’gracia’ del ’Espíritu Santo’, independientemente de que en ese momento el interesado pueda no tener conciencia de ello, ni posea capacidad crítica para decidir si deseará o no algún día abrazar libre y voluntariamente dicha fe.
Este acto es una muestra de rechazo y oposición a la intromisión de la iglesia en los asuntos del estado, lo que viola la constitución política que declara la libertad de cultos y define a Colombia como un estado laico. Nosotros queremos llamar la atención sobre la nociva, retrograda y reaccionaria doctrina que defiende el Vaticano y la jerarquía católica, al oponerse al avance de la democracia y la libertad negando los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, la igualdad de derechos para las mujeres y el respeto a sus decisiones sobre la sexualidad y la maternidad, la violencia de género, el uso de métodos anticonceptivos, la interrupción voluntaria del embarazo, la prevención del VIH-SIDA y otras infecciones de transmisión sexual, la investigación científica con células madre, la reproducción asistida, el debate sobre el derecho a una muerte digna, al derecho a una educación laica, imponiendo una única moral, un discurso único y excluyente que discrimina y estigmatiza a quienes reivindican el respeto a la dignidad humana, la libertad , la razón , el progreso científico para bien de la humanidad y una conciencia universal y humanista.
Para la democracia Colombiana es profundamente lesivo que una institución como la IGLESIA CATOLICA insista en rechazar el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, negando el derecho al aborto en las tres circunstancias que la CORTE CONSTITUCIONAL lo ha aprobado. La IGLESIA sigue pretendiendo influir en los legisladores, las asociaciones médicas, los medios de comunicación y la opinión pública, para prohibir y reprimir la libertad y los derechos de las mujeres, imponiendo sus posiciones morales por encima de las decisiones legales.

Como personas libres y concientes decidimos que no podemos seguir haciendo parte de una Institución que atenta contra nuestras convicciones, pues nosotros Mujeres y Hombres en pleno uso de nuestras facultades y en ejercicio de nuestros derechos y libertades constitucionales REIVINDICAMOS EL ESTADO LAICO, LA DIGNIDAD HUMANA Y LA LIBERTAD PERSONAL y DENUNCIAMOS que:

• LA IGLESIA CATOLICA es una institución antidemocrática, autoritaria y violenta, que niega el libre desarrollo de la personalidad, la libertad de cultos, la libertad de cátedra y la objeción por conciencia, al imponer en la sociedad una única conciencia de carácter religioso.
• LA IGLESIA CATOLICA alberga en su jerarquía a criminales abusadores sexuales, a violadores e hipócritas.

• LA IGLESIA CATOLICA es culpable de crímenes de lesa humanidad: Las cruzadas, la inquisición y la imposición violenta de la fe católica y el exterminio de los pueblos Originarios de América.

• LA IGLESIA CATOLICA ha apoyado a regimenes autoritarios y criminales (el fascismo alemán, las dictaduras militares en Latinoamérica).

• LA IGLESIA CATOLICA ha discriminado y violentado a las mujeres, ha negado sus derechos y el ejercicio de su ciudadanía plena, ha confinado su sexualidad a la reproducción y su papel en la sociedad lo ha reducido a la maternidad y al servicio de los demás.
• LA IGLESIA CATOLICA como institución monosexual masculina viola constantemente los derechos sexuales y reproductivos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros con su continua apología a la homofobia y el exilio continuo de estas personas a causa de su diversidad sexual.

• LA IGLESIA CATOLICA ha secuestrado la función erótica de la sexualidad y ha impuesto como única opción la heterosexualidad obligatoria.

• LA IGLESIA CATOLICA bendice ejércitos y armas y avala la doctrina de ’la guerra justa’.
• LA IGLESIA CATOLICA promueve y mantiene el estado capitalista en el que unos pocos acumulan riqueza, mientras empobrece y explota a la gran mayoría.

• LA IGLESIA CATOLICA viola el estado social de derecho al agenciar la enseñanza religiosa en las instituciones educativas públicas y al invadir el espacio y los edificios públicos con su imaginería y sus iconos religiosos.
• LA IGLESIA CATOLICA VIOLO NUESTROS DERECHOS FUNDAMENTALES AL AFILIARNOS A SU COMUNIDAD DE CREYENTES, AUN CUANDO NO PODIAMOS DECIDIR DE MANERA LIBRE Y CONSCIENTE.
Por tal motivo este 28 de septiembre mediante un derecho de petición que será entregado a la curia, exigiremos que se nos reconozca nuestra condición de apostatas, que nuestros nombres sean borrados de los libros y los documentos eclesiásticos y que no sigan siendo manipulados en sus estadísticas.

¡POR UN ESTADO LAICO!
POR UNA SOCIEDAD JUSTA,
¡LIBRE DE MIEDOS Y CULPA!
ASUNTO: DERECHO DE PETICION
Medellín, 28 de septiembre de 2006.
Al Arzobispo de Medellín:
ALBERTO GIRALDO JARAMILLO
CURIA ARZOBISPAL
CALLE 57 Nº 49 - 43 TERCER PISO

* Dick Emanuelsson es reportero en América Latina.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)