25 de octubre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Otros países

Invasión de Granada

Noticia publicada en Catalunya Vanguardista - Digital Independiente

25 de octubre de 2018


Tal día como hoy… 25 de octubre de 1983 las fuerzas armadas norteamericanas invadían la isla caribeña de Granada

El 25 de octubre de 1983, sin previo aviso ni declaración de guerra, las fuerzas armadas norteamericanas invadían la isla caribeña de Granada. Las luchas internas dentro del movimiento granadino New Jewel, que estaba en el poder desde 1979, habían llevado la semana anterior a un golpe de estado militar y al asesinato del presidente Maurice Bishop. Entre bambalinas, se especuló con la posible rivalidad entre la Unión Soviética y Cuba…

CV / Granada es un pequeño estado insular caribeño de 120.000 habitantes –censo de 2013- y 344 km2 de superficie, independiente desde 1974 y miembro de la Commonwealth británica.

El 7 de noviembre de 1976 se habían celebrado unas elecciones que dieron la victoria al Partido Laborista Unido de Granada, de Eric Gairy, acusado de fraude electoral por el movimiento revolucionario de izquierdas New Jewel, liderado por Maurice Bishop y Bernard Coard.

En marzo de 1979, el New Jewel había tomado el poder mediante un golpe de mano, convirtiéndose Bishop en primer ministro y Bernard Coard en su segundo. Tras proclamar un gobierno revolucionario del pueblo, Bishop suspendió la constitución y prometió nuevas elecciones democráticas. Se iniciaron entonces una serie de reformas de carácter socialista, a la vez que el país se aproximó a Cuba, a la Nicaragua sandinista y a los países del bloque socialista.

Pronto surgieron las dificultades, en el lado externo, por la llegada de Ronald Reagan a la presidencia de los EEUU en 1981, y en el interno, por las diferencias entre Bishop y Coard

Pronto surgieron las dificultades, en el lado externo, por la llegada de Ronald Reagan a la presidencia de los EEUU en 1981, y en el interno, por las diferencias entre Bishop y Coard, siendo el primero más procubano y prosandinista, y el segundo más prosoviético. Curiosamente, o no tanto, los norteamericanos fomentaron esta rivalidad favoreciendo a Coard y auspiciando un golpe de estado interno que facilitara propagandísticamente su intervención directa.

El 14 de octubre de 1983, Bishop fue derrocado por Coard y puesto bajo arresto domiciliario, pero el 19 fue liberado por sus partidarios y repuesto en el gobierno. A las pocas horas, el general Hudson Austin, partidario de Coard, dio un golpe de estado haciéndose con las riendas del poder y fusilando a Bishop con varios miembros de su gobierno, incluida la esposa de Bishop, Jacqueline Creft, ministra de educación. Los cuerpos de los asesinados nunca fueron hallados.

Las condiciones para que los EEUU intervinieran en su tradicional backyard –el patio trasero, según la definición de Teddy Roosevelt– ya estaban a punto, aunque fueran los propios norteamericanos los que la habían auspiciado el entuerto… Suele ocurrir. Faltaba el pretexto coyuntural, que fue el aeropuerto internacional que se estaba construyendo, con capital europeo e ingenieros y operarios cubanos. Se dijo que era una futura base militar soviética. Y se desencadenó la operación Urgent Fury.

El 25 de octubre, a las 5:00 hora local, 7.300 marines y SEALs norteamericanos, apoyados por la flota y la aviación, desembarcaron en Granada. Fue la primera gran operación militar norteamericana en el exterior desde Vietnam, con un dispositivo militar y propagandístico digno del desembarco de Normandía. En realidad una fanfarronada, porque los efectivos que tuvieron enfrente apenas llegaban a los 2.000 hombres mal armados. Aun así, tuvieron que pedir refuerzos y les costó varios días controlar la situación. Se detuvo a 700 «soldados» cubanos, que resultaron ser obreros de la construcción. Las bajas totales estadounidenses fueron 19 muertos y 116 heridos; las granadinas 45 muertos y 358 heridos. Hubo también 25 muertos cubanos, de los que se dijo que eran instructores militares del ejército de Granada.

Hudson Austin fue depuesto y detenido. Se recurrió entonces a la Commonwealth británica, que nombró a Paul Scoon Gobernador General de Granada, en la línea de la política colonialista británica del siglo XIX. Para legitimar la operación, el Departamento de Estado de los EEUU dijo haber encontrado una fosa común con 100 cadáveres asesinados por «fuerzas comunistas». Una afirmación que se reconoció posteriormente que era falsa.

Los cuerpos de Bishop y sus colaboradores nunca fueron encontrados. Hudson Austin fue condenado a muerte en 1986, siéndole conmutada la pena por cadena perpetua. Salió en libertad en el 2008.

Como prueba de la «implicación» soviética, cabe decir que la Agencia Tass, el órgano de prensa oficial del gobierno soviético, publicó que los norteamericanos habían invadido Granada, describiéndola geográficamente como una provincia española situada en la Península Ibérica (!).

foto: Wikimedia - United States Army

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)