20 de mayo de 2019

INICIO > LATINOAMERICA

¿KIRCHNER CONTRA BUSH? PURAS PALABRAS.

Por: Alternativa Socialista.

17 de agosto de 2006

La respuesta mediática de Kirchner a la amenaza yanqui, ampliamente difundida por medios de todo pelaje, fue presentada a la sociedad como agresiva. “No tenemos relaciones carnales con nadie”, dijo el presidente. Pero manteniendo el mismo doble discurso de siempre: mandó al Congreso, y este aprobó, un proyecto de Ley para que las fuerzas armadas argentinas sigan en Haití. Y negocia el tratado de libre comercio entre el Estado Terrorista de Israel y el Mercosur
A la misma hora que por todos los medios de difusión se conocía la noticia de la amenaza yanqui de aplicar sanciones comerciales contra nuestro país, en un rincón perdido de la sección “Negocios”, del diario La Nación, se podía leer que estaba realizándose una reunión entre el Ministro de Planificación de Kirchner, Julio De Vido y el representante comercial de la Embajada Israelí en Buenos Aires. El tema, avanzar en el tratado de libre comercio entre el Estado Terrorista de Israel y el MERCOSUR. Una verdadera vergüenza.

El inicio del genocidio que ese Estado nazi está cometiendo en el Líbano impidió que el acuerdo se firmara en la Cumbre realizada a mediados de Julio en la Ciudad de Córdoba, donde se reunieron los presidentes del MERCOSUR, más Chávez y Fidel Castro. El repudio mundial a esa atrocidad que todavía el acuerdo no se firmó. Sin embargo el gobierno de Kirchner, lejos de solidarizarse efectivamente con el pueblo del Líbano y Palestina, intenta avanzar en nuevos privilegios comerciales para el “Chacal de Medio Oriente”.

Por otra parte la respuesta mediática de Kirchner a la amenaza yanqui fue presentada a la sociedad como agresiva. “No tenemos relaciones carnales con nadie”, dijo el presidente refiriéndose al tema. Pero manteniendo el mismo doble discurso de siempre: mandó al Congreso y este aprobó, un proyecto de Ley, para autorizar que las fuerzas armadas argentinas sigan colaborando con una masacre que se está desarrollando en nuestro continente, en Haití. Muy del agrado del Hijo de Bush.

Nuevo engaño mediático

Las supuestas sanciones comerciales de los yanquis sobre el país prácticamente no afectarían, de producirse, a la economía nacional. En realidad se trata de privilegios arancelarios que tiene sólo el uno por ciento de comercio exterior de nuestro país (Clarín, 9/08/06). Pero sin embargo es una buena oportunidad para que el pingüino que habita la Casa Rosada, salga a buscar un poco de base social y a mantener la pose de confrontación con parte de aquello que más odia nuestro pueblo. El rechazo a los yanquis es entre nuestra población superior al 80%.

Y cómo la política exterior nunca puede ser completamente distinta de la política interior, para el momento en que se negociaba con la Embajada Israelí y votaban la permanencia de las tropas en Haití, el gobierno autorizaba aumentos masivos de tarifas en servicios públicos. Aumentaron los ómnibus de larga distancia, los vuelos de cabotaje y los taxis de la Ciudad de Buenos Aires. Todo esto sin reducir los subsidios que siguen recibiendo esos sectores empresarios.

Para desnudar el cinismo de los argumentos del gobierno cuando pidió los superpoderes al Congreso, “son para darles un aumento a los jubilados” dijo el vocero kirchnerista en la Cámara de Diputados, la Corte Suprema produjo un fallo en el que exige a ese mismo Congreso, el aumento de la jubilación de un ex trabajador de la marina mercante que desde el año 95 cobraba $1.100. Y que no había recibido aumentos desde entonces.

Beneficiar a las multinacionales

Pero en el país que no “tiene relaciones carnales” con nadie, todos los días se encuentran los rastros de esas relaciones carnales. Esta vez fue también en un acto en la Casa Rosada donde el presidente recibió a los gobernadores de las provincias productoras de petróleo para garantizarles que les transferiría el control sobre los pozos a esas provincias.

Sin embargo, la verdad es muy distinta: serán las mismas multinacionales, en primer lugar Repsol, que se vienen enriqueciendo desde la privatización y el desguace del patrimonio nacional, las que saldrán ganando. Negociando gobernador por gobernador por separado, en lugar de con el gobierno nacional, indudablemente recibirán ventajas superiores a las que actualmente tienen. Que de por si no son pocas. Como diría Pino Solanas en un articulo que reproducimos en este número de Alternativa Socialista: “el precio del barril es 75 dólares mientras que producirlo en el país les sale 5 dólares.

A cambio de un papel, inservible para el pueblo, Kirchner busca asegurarse la colaboración para las próximas elecciones de esos gobernadores de los viejos partidos, UCR y PJ. La nueva política del presidente se parece mucho a la vieja. Lo mismo que la política exterior, en los hechos, no en los discursos, se parece mucho, por decir lo menos a la de los años ’90.

El otro modelo, el modelo nacional y popular del que habla el presidente, no aparece o mejor dicho, es muy similar al anterior. Los que ganan son los mismos y los que pierden también somos los mismos. Lo que sucede es que no se educa, no se cura, no se crea empleo o se termina con el hambre si las ganancias se las llevan las multinacionales y los bancos, y las penas quedan para los que todos los días construyen el país.

Para resolver las necesidades de fondo que sufre nuestro pueblo no sirven las palabras ni alcanzan los discursos. Hace falta cambiar, dar un giro. Imponer un plan económico al servicio de los trabajadores y el pueblo. Un plan que empiece no quejándose de Bush sino dejando de pagar la deuda externa que se paga puntualmente y con intereses de los más altos del mundo.

Reestatizando bajo control de los trabajadores y los usuarios el petróleo, el gas, la electricidad, el agua, los teléfonos, los caminos, y todo lo que regaló el menemismo y no seguir protegiendo a esos poderosos privilegiados. Un plan que destine el superávit a la implementación de un verdadero plan de obras públicas de viviendas populares, que cree los puestos de trabajo que necesitan nuestros desocupados. Lo mismo que para el aumento de salarios y jubilaciones al nivel de la canasta familiar. Y de eso no habla el presidente. Y no habla porque no piensa hacerlo. Esto sólo se conseguirá luchando.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)