15 de julio de 2017

INICIO > LATINOAMERICA

PERU: Liberación de los presos del MOVADEF y el grito de los chacales

Por: Gabriel Adrián.

10 de agosto de 2014

El lunes pasado han sido liberados 8 activistas del Movimiento por la Amnistía y los Movimientos Fundamentales (MOVADEF). Los activistas se encontraban detenidos por ser declarados sospechosos por el Poder Judicial de pertenecer a la organización terrorista “Sendero Luminoso”. Los activistas del MOVADEF han sido liberados porque no se ha podido acreditar su relación con “Sendero Luminoso”. El Ministerio Público solamente había presentado la declaración de supuestos “colaboradores eficaces”, es decir, soplones intimidados o pagados por la policía para denunciar a personas de terroristas. No hay ninguna prueba además de estas dudosas acusaciones. La respuesta del gobierno no se ha hecho esperar; los jueces que decretaron la medida han sido revocados de sus plazas.

Desde un principio, ha estado claro que se trataba solamente de una medida mediática del gobierno de Humala para desviar la opinión pública de los agudos problemas que azotan a la población: la pobreza, las consecuencias socio-ambientales de la gran minería y la criminalidad que está tomando el poder político en vastas regiones del país. El gobierno pretende, a su vez, dejar un precedente para intimidar toda protesta popular; dejar claro que quien se oponga a su política sentirá el garrote más duro de la represión. Para ello están los 23 muertos que van a la cuenta del gobierno de Ollanta Humala, el tristemente célebre Capitán Carlos. El pretende, también, callar al MOVADEF que se la convirtiendo incómodo porque este movimiento crece sostenidamente lo que releja el arraigo que tuvo la lucha de Sendero Luminoso en nuestro pueblo, hasta antes de la traición de Guzmán y su camarilla.

Los activistas del MOVADEF y Humala y sus esbirros saltan en jauría gritando que ha sido un error. Humala ha dicho que los “jueces han actuado complacientemente”. Por enésima vez, Humala se intromete en la administración de justicia adelantando un juicio sobre un proceso judicial de manera pública. En cualquier país democrático-liberal que se respete, Humala sería por lo menos criticado sino llamado a un proceso disciplinario por intromisión en la justicia. Pero como estamos en la República Bananera del Perú esto no pasa ni pasará. Dónde está las Coordinadora de Derechos Humanos o el Instituto de Defensa Legal (IDL) porque no le inician un proceso a Humala por este tipo de declaraciones, por qué no alzan sus voces de protesta.

Nosotros, desde el Diario Internacional, siempre hemos criticado al MOVADEF por ser un movimiento que no rompe ideológicamente con Sendero Luminoso, que se monta en la traición política que hace este movimiento de la lucha que lideraron los maoístas hasta traicionarla con la firma del Acuerdo de Paz en 1993. Sin embargo, tenemos que denunciar la persecución de la que son víctima por parte del Estado peruano, de sus prensa servil y hasta de los llamados defensores de derechos humanos. Demandamos que, por lo menos, se respeten los principios del estado de derecho.

La prensa, con la “La República” a la cabeza, servil al gran capital y al poder estatal ha salido también inmediatamente a cuestionar a los jueces que han declarado la libertad de los activistas del MOVADEF. El Presidente del Poder Judicial salió pronto a declarar que estos jueces serán investigados por la OCMA que tiene que vigilar el comportamiento de los jueces. Pero ellos fueron mucho más allá, acaban de revocar a los jueces de sus puestos. De esta manera, el Estado peruano deja claro que las leyes no valen ni el papel en que está escritas.

Aquí cabe preguntarse, reacciona el Presidente del Poder Judicial de la misma manera cuando se falla misteriosamente en favor de la gran minería, cuando se exculpan a ex-mandatarios por peculado y corrupción como el crápula de Álan García, cuándo se exculpa a militares y policías que han asesinado, desparecido y cometidos masacres? En estos casos, nadie se inmuta en el Poder Judicial porque este está corrompido hasta sus cimientos, se desahece de lo hediondo que es.

Los jueces que han liberado a los activistas del MOVADEF lo han tenido que hacer porque ha sido un gran escándalo. Algunas formas tiene que guardar un Poder Judicial que se reputa respetuoso del Estado de derecho. Pero no nos dejemos confundir. Hoy los MOVADEF han sido liberados pero mañana pueden ser apresados otra vez para satisfacción de Humala (alias Capitán Carlos), Urresti (alias Capitán Arturo), la prensa amarilla de la República, Frecuencia Latina y sus pares, de esa izquierda lumpen de Patria Roja y co.y de los falsos defensores de DDHH como los mercenarios Soberón y Rivera Paz.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)