10 de noviembre de 2019

INICIO > LATINOAMERICA

COPA DEL MUNDO-FIESTA DE LA BURGUESÍA Y TERROR PARA EL PUEBLO

Patrick Granja y Rafael Gomes (Jornal A Nova Democracia).

13 de octubre de 2011

En el día 29 de julio, durante el sorteo de las eliminatorias de la Copa del Mundo, en Río de Janeiro, mientras figurones de los monopolios y sus chupamedias se regodeaban en festividades que costaron más de R$ 30 millones de los cofres públicos, las víctimas de las criminosas remociones de favelas y barrios pobres llevadas a cabo por la municipalidad, trabajadores sin-techo, además de profesores de la red estadual en huelga y varios otros sectores de los movimientos populares también protestaron.

Protesto durante sorteio das eliminatórias da copa

Cerca de mil manifestantes bloquearon la Avenida Infante Don Henrique, uno de los accesos a la Marina da Gloria, local del sorteo. Aún con el fuerte aparato policial movilizado para reprimir posibles manifestaciones, la protesta fue mantenida.

El dinero es del pueblo y el pueblo es quien tiene que decidir lo que tiene que ser hecho con él. Ellos no pueden hacer lo que quieren con nuestro dinero. El pueblo no es bobo. Queremos respuesta – dijo la presidenta de la asociación de habitantes de la favela Estradinha 1014, Maria de Fátima. Desde el año pasado, la Estradinha, en la zona Sur de Río, es uno de los principales blancos de los tractores de la municipalidad, que ya removió 230 de las cerca de 300 familias que vivían en el local.

Yo no sabía que para tener los juegos, las Olimpíadas, la Copa aquí en el Brasil necesitarían remover las comunidades, limpiar la fachada de Río de Janeiro. Finalmente, ¿esa Copa es para mí o es para los gringos? Ese Río de Janeiro grande y bonito fue construido por los pobres de las encostas. Si las encostas están ocupadas por las favelas es porque el pobre vino para acá a construir las casas de los ricos. ¿Ahora que las casas de los ricos ya están construidas, los pobres no pueden más vivir en las encostas? – pregunta Irma Fátima.

Con el acceso a la Marina de la Gloria bloqueado por la policía, los sectores más combativos del movimiento permanecieron obstruyendo la calle hasta la llegada de alguna ’autoridad’ que los oyera. Demostrando indiferencia, un representante del Ministerio de los Deportes, comandado por el revisionista PCdoB, fue al local y oyó las reivindicaciones de los grupos que estaban protestando.

Los alcanzados por las obras de las olimpíadas y de la copa del mundo tienen grandes enfrentamientos por el frente. Planes de nuevas remociones están en curso en todo el país y miles de familias están delante de la pérdida inminente de sus viviendas.
Ese acto de hoy sirvió para dar visibilidad para las favelas y ocupaciones urbanas de Río, donde han acontecido desalojos forzados. En las comunidades ellos expulsan los trabajadores y aún destruyen sus viviendas. Sin contar que 30 millones es mucho dinero para gastar con ese evento de hoy. Hay mucho dinero siendo gastado cuando podrían estar invirtiendo en habitación para el pueblo, reajustando el salario de los profesores. El objetivo de los trabajadores aquí es ir conformando una lucha más para frente, una lucha más agresiva, una huelga general y parar Río de Janeiro –dijo el representante del Frente Internacionalista de los Sin-techo, Renato Dória.

Protestas y huelgas contra remociones y explotación

Remoção de moradias em Porto Alegre para obras da copa

La pomposa fiesta armada por la burguesía que se valió de todo tipo de monitos de auditorio y para la cual son abiertos los cofres, tanto los públicos cuanto los privados, para saqueos multimillonarios tiene un coste mucho más alto y este no es revelado en el monopolio de las comunicaciones.

Remociones de barrios pobres y favelas están en curso hace meses y miles de familias tienen la pérdida de sus viviendas anunciadas.
Un informe de la ONU citó falta de transparencia, de diálogo y negociaciones en la remoción de familias y apunta que "la rapidez con que pretenden conducir las obras es un paso para la negligencia". Amnistía Internacional también alertó para las remociones relacionadas a los Juegos Olímpicos y al Mundial y la violación de Derechos Humanos. En el tramo sobre el Brasil en el Informe 2011 de la institución, divulgado a finales de mayo, el documento apunta que "comunidades tuvieron que enfrentar amenazas de desalojos en función de los proyectos de infraestructura planeados para la Copa del Mundo de 2014 y para las Olimpíadas de 2016".
4.500 familias deben ser removías para la ejecución de las obras de duplicación de la avenida de acceso al estadio Beira-Río, donde acontecerán los juegos en Porto Alegre – RS.

Las 500 familias habitantes de los barrios Cristal, Cruceiro y Divisa, que serán alcanzadas inmediatamente, ya se movilizan para protestar y resistir.

A lo largo de la Avenida Voluntarios da Patria, que da acceso a la futura Arena del Grêmio, también en Porto Alegre, 800 familias deben ser removidas. Otras dos obras, la primera al margen del Arroio Cavalhada, en la Zona Sur de la ciudad, y de ampliación de la pista Salgado Filho deben atacar respectivamente 1.746 y 170 inmuebles.

181 familias que vivían en Vila Chocolatão, en la región céntrica de Porto Alegre, ya habían sido removidas para otra villa en la Zona Norte de Porto Alegre. Miembros del GAJUP, grupo que actúa en el Servicio de Asesoría Jurídica Universitaria de la Facultad de Derecho de la Universidad Federal de Río Grande do Sul – UFRGS apuntaron fallas graves en ese proceso. Gran parte de los habitantes de la villa trabajaban con recolección de materiales reciclables en el centro de la ciudad y fueron desplazados para un local distante, carente de puestos de salud, escuelas y con alta densidad poblacional.

Los números apuntan que más de 10 mil familias serán removidas en Porto Alegre.

En Río de Janeiro, en el mes de abril, 60 familias habitantes del entorno de la Marquês de Sapucaí, en el centro de la ciudad, fueron removidas para distantes habitaciones del ’Mi Vida’ en el conjunto Oiti, en Campo Grande, en la zona oeste.

Las viviendas donde vivían en la Calle Tomás Rabelo y Travessa Pedregais están en el plan de demoliciones y para la llamada "revitalización" y ampliación del Sambódromo y para la realización de obras del "Transcarioca" – pista exclusiva para la circulación de líneas de autobuses articulados que conectará la Barra da Tijuca al Aeropuerto Tom Jobim, que deberá ser inaugurado hasta diciembre de 2013, a tiempo para la Copa del Mundo de 2014.

Los edificios donde las familias vivían, unos de los primeros construidos en el siglo XX en la ciudad, eran protegidos por el patrimonio público. Para cumplir los anhelos del festín olímpico, en 2010, el gerente municipal Eduardo Paes (PMDB) los retiró de la lista de inmóviles protegidos para poderlos demoler.

En Río de Janeiro, ciudad en que se concentran diversos eventos como los juegos militares, pre-olímpico, olimpíadas, para-olimpíadas, copa de las confederaciones, copa del mundo, "Río + 20" (reedición de la ’Eco-92’) entre otros, se concentran duros ataques contra la población más empobrecida y los habitantes de favelas. Cuestionado sobre las remociones, el secretario municipal de habitación, Jorge Bittar declaró: "A nadie le gusta ser reasentado. La persona pregunta: ’¿justo mi casa?’ Pero la vida es así". Esta es la sentencia dada por la gestión anti-pueblo a las masas.

En Fortaleza – CE, 2.700 inmuebles están en el blanco de las obras del Vehículo Leve Sobre Trilho – VLT. Otra obra de la copa. El tren urbano atravesará 22 barrios de la ciudad en el tramo Parangaba-Mucuripe y costará R$ 265,5 millones.

En São Paulo, movimientos populares y habitantes de Itaquera, en la zona Oeste de la capital, protestaron contra el uso de presupuestos públicos en obras para la Copa del Mundo de 2014 y las remociones posiblemente decurrentes de esas obras. Más de R$ 400 millones en presupuesto de la municipalidad fueron destinados a las obras del estadio en Itaquera y el gobierno de São Paulo aún invertirá R$ 70 millones en la construcción de una arena, que será privada. En total, el estadio está presupuestado en R$ 820 millones. Los habitantes y organizaciones populares, como el Comité Popular de la Copa de São Paulo, denuncian que las altas cuantías invertidas en obras de la Copa del Mundo podrían ser revertidas en construcción de escuelas, hospitales públicos y otros beneficios para la población. La población de la región denuncia también que en el área será construida una conexión entre dos avenidas de acceso a la región. Esa obra amenazará casas de cerca de mil familias.

En Mato Grosso, en la capital Cuiabá, 5 mil personas, entre habitantes y comerciantes, están en los planes de remociones de la gestión estadual. Centenares de personas se reunieron en una protesta contra las remociones a mediados de julio en la capital Cuiabá.

En Belo Horizonte – MG, se calcula que 2.600 familias sean removidas para la ejecución de obras de la copa del mundo. En la capital minera ya ocurrieron dos impactantes huelgas obreras en las obras de la copa. La primera, en el estadio Mineirão, ocurrida en el mes de junio, movilizó centenares de obreros en lucha contra las pésimas condiciones de trabajo, exigiendo reajuste y el pago de horas extras, equipamientos de seguridad, entre otras reivindicaciones. La segunda huelga paralizó las obras en las avenidas Antônio Carlos y Pedro I. Los obreros reivindicaban las mismas ventajas alcanzadas por los trabajadores de las obras del Mineirão.

Obreros también se levantaron contra la explotación y ganancia patronal en las obras de la copa en Fortaleza - CE en las obras de recuperación del estadio Castelão, en 14 de junio, denunciando el atraso del pago de los salarios del mes de mayo y que los trabajadores eran obligados por las contratistas a trabajar a los sábados, domingos y feriados sin recibir horas extras.

En Recife, en 30 de junio, cerca de 700 obreros de las obras de la Arena Pernambuco, también entraron en huelga denunciando la extenuante jornada de trabajo y el no cumplimiento de derechos laborales además de los bajos salarios.

Son las primeras batallas de los trabajadores brasileños que, además de no recibir ningún beneficio con la explotación de nuestro país para la realización de los juegos olímpicos y de la copa del mundo, son brutalmente atacados y expulsados de sus viviendas.

Traducción: Enrique F. Chiappa