10 de noviembre de 2019

INICIO > LATINOAMERICA

TRABAJO INFORMAL CUBRE 75% DE ACTIVIDAD LABORAL EN BOLIVIA

Por: René Quenallata Paredes.

13 de octubre de 2011

¿ Y el revolucionario Evo Morales qué dice?.

Los empleos informales expuestos a la inseguridad social en Bolivia alcanzan 75 por ciento del total de las personas económicamente activas, mientras que el desempleo bordea 5,7 por ciento, aspectos que el gobierno busca superar en los próximos años.

Millones de personas viven de la economía informal, donde no hay revolución, allí siguen las crueles fuerzas del mercado, el neoliberalismo extremo, con ejemplos lantenes en las ferias que mueven por día millones de dólares, como la feria 16 de Julio en El Alto de La Paz, La Cancha en Cochabamba, La Ramada en Santa Cruz.

En estas ferias se venden desde dulces, comida, material de construcción, ropa nueva y usada, aparatos electrónicos, repuestos, cosas robadas, animales y se hacen hasta grandes negocios de autos, donde el capitalismo trabaja de manera desalmada, con jornadas laborales de más de 15 horas al día, los niños son explotados, no tienen protección ni seguridad social, son empleos de sobrevivencia y de baja calidad.

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo en Bolivia, del total de la población económicamente activa, 75 por ciento pertenece al sector informal, es decir que no tienen una retribución salarial fija sino que dependen de sus propios negocios, por tanto expuestos a la inseguridad social.

El ministro del Trabajo, Daniel Santalla, señaló que estos datos confirman lo que a diario se ve en las calles del país, la informalidad y que ahora son prioridad para el gobierno, a través de políticas sociales destinadas a generar empleo con seguridad.

En tanto, la organización Ayuda Obrera Suiza (AOS) publicó un estudio que establece que hasta 2010, Bolivia registra altos índices de empleos informales y de carencia de seguridad social al evidenciarse que de cada 100 personas económicamente activas, 73 corresponden al sector informal.

El analista Marco Antezana considera que estos los datos del gobierno y la AOS muestran un tema difícil de estudiar, pues por un lado el desempleo en Bolivia en el sector formal es de 5,7 por ciento, sin embargo este indicador es válido sólo para 25 por ciento de la población ocupada, el 75 por ciento sobrevive en el sector informal.

Según el analista, este amplio porcentaje de informalidad es otro de los temas estructurales como parte del crecimiento económico masivo que se ha dado en el sector informal, vinculado al comercio mayorista, además del contrabando e incluso el narcotráfico.

Empleos ante la informalidad

De acuerdo con el estudio de la AOS, si no existen políticas públicas macros se incrementará la informalidad y por tanto será difícil cambiar las condiciones de pobreza que atraviesa Bolivia.

En la actualidad no existen políticas que ataquen el empleo digno o solucionen el tema del desempleo.

El economista de la AOS, Enrique Velazco, dijo que para reducir en cinco años la informalidad se deben generar más de 360.000 empleos dignos en el país andino.

Según el especialista, en la actualidad todas las orientaciones y los incentivos de la política pública no van en la dirección de crear pequeñas empresas productivas a nivel nacional que también producen empleos informales.

De acuerdo con el estudio, la población económica activa (PEA), en Bolivia existen 4.940.339 empleos, de los cuales 3.652.773 pertenecen al sector informal, lo cual significa 73 por ciento son informales.

También detalla que en el área urbana se encuentran 2.063.184 de la PEA y en el área rural 1.589.589.

Según el especialista de AOS, si se pretende enfocar en la perspectiva para reducir a 50 por ciento la informalidad en cinco años (2011-2016) será de 1.826.386, es decir, alcanzará 365.277 por año.

De acuerdo con Velazco, la informalidad del empleo tiene como rasgo distintivo precario la ausencia de contratos de trabajo, la falta de seguro social, de indemnizaciones, de jubilación y de tributación directa.

Crecen empresas, pero el desempleo sigue alto

Bolivia experimenta un incremento acelerado de 20 por ciento en la creación de nuevas empresas, sin embargo las cifras de desempleo se mantienen en 5,7 por ciento y la tendencia es que bajara hasta fin de año a 4 por ciento, como uno de los grandes desafíos del gobierno del presidente boliviano Evo Morales.

Según la privada Fundación Para el Registro Empresarial (Fundempresa), en 2010 se registraron 42.921 emprendimientos, sin embargo en el primer trimestre de este año la cifra llegó 51.422 empresas, lo cual implica que hubo un crecimiento de 8.501 (20 por ciento) de nuevas firmas.

Según datos del Ministerio de Economía, en los últimos cinco años (2005-2010) se crearon en Bolivia 485.574 nuevos puestos de trabajo.

De acuerdo con datos del gobierno de Bolivia, en 2005, la tasa de desempleo era de 8,2 por ciento.

Para 2010, la tasa de desempleo bajó a 5,7 por ciento y es aún una cifra promedio similar en la región sudamericana.

Según el director General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Calixto Chipana, estos nuevos emprendimientos empresariales ponen en evidencia los avances en la disminución del índice de desempleo.

Además especificó que a este ritmo se prevé que en 2011 se llegue a un crecimiento de empresas por encima de 50 por ciento.

De acuerdo con un informe proporcionado por el Ministerio de Economía, el Estado boliviano generó 485.574 empleos entre las gestiones 2006 a 2010.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, destacó que esta generación de empleos se dio por la inversión pública, que en los últimos años tuvo un crecimiento sostenido hasta alcanzar alrededor de 2.400 millones de dólares presupuestados para la presente gestión.