15 de noviembre de 2020

INICIO > OTRAS SECCIONES > TEXTOS SELECCIONADOS

CHILE: EL GOBIERNO Y LOS MILITARES PINOCHETISTAS

La sombra de los criminales.

5 de febrero de 2008

Fuerte polémica desatan las declaraciones del ministro José Antonio Viera Gallo

Una fuerte polémica desató hoy la defensa que realizó un ministro del gobierno chileno a la actuación de un general en servicio activo del Ejército involucrado en un juicio por violación de los derechos humanos en 1973.

El ministro Secretario General de la Presidencia, el socialista José Antonio Viera Gallo sostuvo que dada la juventud del oficial en la época de los hechos investigados ’ellos no tenían la responsabilidad máxima’.

El caso corresponde al caso Caravana de la Muerte, un fusilamiento masivo de disidentes de la dictadura ocurrido en 1973, posterior al Golpe Militar y donde aparece involucrado el general activo y jefe de la guarnición militar de Santiago, Gonzalo Santelices.

Las palabras de Viera Gallo provocaron un impasse dentro del propio gabinete de la mandataria Michelle Bachelet, al ser desautorizadas por el ministro vocero de gobierno, Francisco Vidal.

’Cuando yo hablo como vocero de gobierno está hablando el gobierno, todo el mundo tiene derecho a opinar, pero si a usted le interesa saber la opinión del gobierno es la que di ayer’, dijo Vidal.

Consultado respecto a si la posición de Viera-Gallo no es entonces la del gobierno, respondió con un rotundo ’no’.

El miércoles pasado, Vidal, como ministro de Defensa (subrogante) y vocero de Gobierno, expresó al comandante en Jefe del Ejército chileno, Oscar Izurieta, su preocupación por la permanencia de Santelices en el cargo, luego de que reconociera su participación en una docena de fusilamientos en octubre de 1973.

La jueza subrogante Adriana Soto resolvió precisamente hoy citar a declarar en calidad de inculpado al alto uniformado por la acusación de homicidio calificado.

El general, según su declaración anterior en calidad de testigo, participó directamente en el asesinato de 14 presos el 19 de octubre de 1973 en las afueras de la norteña ciudad de Antofagasta.

En tanto dentro de la propia coalición de gobierno las palabras del ministro Viera Gallo fueron criticadas con dureza.

’El ministro Viera Gallo les está diciendo que no importa la tropelía que cometan o en la cual participen, ya que por su juventud no serían responsables por dichos actos’, dijo el diputado democratacristiano Gabriel Ascencio.

El legislador calificó las palabras del secretario de Estado como ’inaceptables para la historia democrática del país, para la lucha por la defensa de los derechos humanos y para los familiares de las víctimas y de quienes trabajaron por la defensa de estos derechos’.