15 de julio de 2017

INICIO > EUROPA > Otros paises

HUNGRÍA, EL ESTADO FASCISTA DE LA UNIÓN EUROPEA

El Pais, Telesur

10 de septiembre de 2015

Hungría se ha convertido en una trampa para miles de refugiados que, huyendo de Siria y otros países en conflicto, pretenden alcanzar la frontera alemana. La peor crisis migratoria después de la II Guerra Mundial se palpa en la estación internacional de Keleti, en el centro de Budapest. Este jueves 2.500 refugiados continuaban acampados, en condiciones de miseria, en los andenes y los alrededores. Sin información y sin apoyo informativo o logístico oficial, cientos de migrantes fueron trasladados bajo engaño a un campo de acogida (concentración) cuando creían viajar hacia Austria.
Estos refugiados, son sirios, dicen en su mayoría, y han llegado aquí después de varias semanas de viaje por Turquía, Grecia, Macedonia y Serbia. La alcaldía de Budapest ha instalado media docena de retretes portátiles en la plaza de la estación, pero tanto estos como los fijos están encharcados y huelen a orines.

Toda la zona desprende un hedor desagradable. Es un lugar ya insalubre donde se amontonan tiendas de campaña y gente que vive entre desperdicios durmiendo al raso. Y hay muchos niños. Muchísimos. Duermen en el suelo, sobre una manta o un edredón, junto a sus padres y hermanos. A veces, ajenos a la tragedia que protagonizan, juegan al balón y disfrutan de los peluches que les han dado los voluntarios de Migration Aid, una organización local a todas luces desbordada que este jueves pedía a la ciudadanía sacos de dormir, agua, zumos, fruta y colchonetas de cámping. En las embajadas, de manera espontánea, se han generado grupos de apoyo. “Necesitamos mantas. Las noches va a empezar a ser muy frías”, dice un diplomático español.

El desconcierto es general. A primera hora de la mañana, la policía abandonó la estación y cientos de refugiados se precipitaron a los andenes. Unos 300, entre forcejeos y niños empujados a través de las ventanillas, lograron entrar en un viejo intercity con destino a Sopron, localidad húngara próxima a la frontera con Austria.

Tras horas de espera, el tren, abarrotado, paró a solo 40 kilómetros, en Bicske, donde hay un centro de acogida (campo de concentración). Allí, hubo más forcejeos. Esta vez contra los policías. No quieren quedarse en los campos húngaros. En Budapest, otros tantos seguían dentro de otro intercity en la creencia de que marcharían a Sopron. Finalmente, al mediodía, la policía los desalojó y echó a todos de la estación. El hacinamiento en el exterior fue aún más denso, aún más penoso. A veces, es difícil no pisar a alguien al caminar por la plaza o la explanada inferior que une la estación con el metro
Sobre una de las grandes paredes que hay en la entrada del metro, alguien ha escrito en grandes letras: “Siria. SOS. Quiero ir a Alemania (por favor). Ayúdanos, Angela Merkel”.

Hungría no permite que los refugiados suban a sus trenes y la policía los reprime
La policía de Budapest bajó violentamente a unos 300 migrantes de un tren, que posteriormente iniciaron una protesta contra el traslado a un campamento. Se vivieron momento de lucha. Hungría suspendió tráfico ferroviario internacional. Mirá el video.
En uno de los videos, que registró la dramática situación, puede apreciarse la desesperación de los desplazados: un sirio protege a su familia arrojándose a las vías del tren.

"¡Libertad, libertad!”. Con el grito de "¡libertad, libertad!” migrantes furiosos exigieron poder utilizar los boletos de tren que compraron para viajar a Austria y Alemania. Esto ocurrió luego de que Hungría suspendió temporalmente todo el tráfico ferroviario desde su principal terminal en Budapest y desalojó a cientos de personas de la estación.
Hungría: policía reprime a migrantes con gases lacrimógenos
La ola migratoria se acentúa en Hungría, donde el Gobierno de este país ha intentado “solucionar” la problemática enviando a los desplazados a la frontera con Serbia.

En Hungría la policía local disparó gases lacrimógenos contra un centro de tramitación para migrantes en Roszke, localidad fronteriza con Serbia, para impedir la salida de unas 200 personas.

El hecho se registró este miércoles, luego de que presuntamente los inmigrantes se negaran a que les tomara

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)