24 de mayo de 2019

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

LA HISTORIA OCULTA DE MADAME KARP.

15 de septiembre de 2006

Presentación de El Diario- Ella hablaba con los dioses incas y decía que amaba a los indígenas peruanos. En Perú, sus “ayayeros” (gente que se vende por pesetas al poder de turno) la llamaron la mujer más inteligente inteligente que habia pisado suelo peruano, y anunciaron que había sido enviada por los Apus (dioses incas) para resolver los problemas históricos de los pobres. Que suerte la de los peruanos dijeron muchos, y hasta pelirroja es agregaron otros. Y que elegante que era, y encima hablaba una docena de idiomas, incluso el idioma de los muertos y aquel que se habla solo durmiendo. La pobre, como ella mismo lo anunció desde los primeros meses de la presidencia del chacano Toledo, dejó de recibir 10 mil dólares mensuales que le pagaba el banco Wiese por el cargo de asesora. Y fíjense que este banco era el que blanqueaba el dinero del narcotráfico de Vladimiro Montesinos.

Ya como primerísima dama de la Nación, lo primero que hizo fue entrar en tratos corruptos con el dinero de la cooperación internacional dirigida precisamente para los pobres. No pocas veces le mentó la madre a los periodistas que se atrevieron a criticarle. Bueno y como la madame Eliane Karp, la ex primera dama del Perú, y como se sabe era la esposa sacrificada del pobre “cholo” Toledo, no deja de hacer noticia. Pero ahora no es porque tiene varios juicios penales por corrupción, sino por su airosa vida secreta y privada. Por la noticia que da el diario La Razón (Lima-Perú) ella, si bien es cierto no se le puede calificar de Messalina, la mujer de uno de los emperadores romanos, es una coleccionadora de matrimonios truncados.

MINTIÓ Y FUE APAÑADA POR CHAKANOS.

Por: Plinio Esquinarila (*).

En el invierno boreal de 1979, año de la primera boda de los Toledo-Karp, la señorita Eliane Karp Fernenbug ya tenía en su biografía embrionaria nada menos que dos matrimonios. Este es otro de los secretos ocultos de este controvertido dúo que manejó el país, experto en el arte de la mentira y el engaño. Veamos esta historia y sus derivaciones, que tienen contornos delictivos.
El certificado del matrimonio Toledo-Karp (certificate of registry of marriage) archivado en el condado de Santa Clara del Estado de California dice: "Nosotros los titulares de esta Partida, certificamos que la información arriba mencionada es fiel y correcta (...)" en el trámite de la licencia de la boda.

Alejandro Toledo y Eliane Karp suscribieron bajo juramento la referida licencia Nº PA 13192, autorizada por el secretario del condado, John Kazubowski.

Allí están consignados los generales de ley de la pareja. Respecto del novio, por ejemplo, su edad de 33 años, profesor de ocupación, su dedicación a la educación. ¡Y allí admite que tuvo un matrimonio anterior a la boda que gestionaba con Eliane Karp!

Con relación a la novia, de 25 años, estudiante, ¡tenía dos matrimonios previos! La última boda había terminado en divorcio el 12 de julio de 1976, es decir, a los 23 años. Recuérdese que nació el 24 de septiembre de 1953 en París, Francia, aunque sus padres prefirieron para ella la nacionalidad belga.

(Al cierre de esta edición, la revista 5to Poder, que hizo la investigación inicial, y que sale a la venta este domingo 10 de septiembre, ya tendría los nombres de los anteriores esposos).

El matrimonio con el joven indígena Alejandro se concretaría el 20 de enero de 1979, en Sunnyvale, California. Los casó Robert L. Eromann. La ceremonia no tuvo mayor pompa por la entonces precaria situación económica de la pareja.

Para mayor referencia la partida de matrimonio está legalizada en el Consulado General del Perú con el Nº de Orden 1344, por el entonces vicecónsul del Perú en San Francisco, Luis Anavitarte Laos.

Contraviniendo la historia oficial posterior, el documento registra que Karp tenía en ese entonces 25 años, y no 26 como se ha dicho en forma recurrente. Y Toledo no era economista. Era profesor, como se demostró en repetidas investigaciones periodísticas. Aquí empieza la historia de las mentiras de ambos que a la postre, en Migraciones del Perú y en la tenencia de bienes, cruzaría las fronteras del delito.

Nace Chantal
A los tres años de la boda, por razones de trabajo, se trasladaron a Lima, y en esta capital nace Chantal un 25 de junio de 1982. Los esposos fijaron su residencia en la avenida San Juan 171 de la urbanización Las Gardenias, en Surco.

Para entonces el periodista Alfonso Grados Bertorini, que era ministro de Trabajo del segundo belaundismo, lo ayudó con un puesto en el Instituto de Estudios Económicos y Laborales de esta dependencia pública. No era su asesor, como Toledo ha consignado en su currículo.

Luego, en el primer gobierno aprista (1985-1990) su amigo Adam Pollack lo recomendó para integrar el directorio del Banco Sur Medio y Callao, Surmeban. Y al concluir la década sangrienta de los ochenta logró hacerse un espacio en la Escuela Superior de Administración de Negocios (ESAN).

Tal para cual
Pero en el ínterin todo indica que ese hogar era un infierno, que a grosso modo puede graficarse así:

- 12 de mayo de 1986. Toledo denuncia en la estación policial de San Borja a Eliane Karp por abandono de hogar.

- 21 de octubre de 1986. Toledo denuncia a Karp por apropiación de papeles de la propiedad de la casa de San Juan 171 - Las Gardenias, partida de matrimonio, chequera y 200 dólares.

- 27 de octubre de 1986. Toledo denuncia y responsabiliza a Karp por rotura de puertas y ventanas en el domicilio y por sustracción de diversos artefactos (joyas, ropa, cámara fotográfica, equipo de sonido). El hecho sucedió el 25 de octubre.

- 15 de noviembre de 1986. Karp denuncia a Toledo por abandono de hogar en la comisaría de Chacarilla de Estanque.

- 21 de noviembre de 1986. Por segunda vez Karp denuncia a Toledo por abandono de hogar.

- 27 de noviembre de 1986. Karp denuncia una vez más a Toledo, esta vez por agresión física.

- 9 de diciembre de 1986. Toledo denuncia a Karp por abandono de hogar. Dice el parte policial que desapareció el 6 y reapareció el 7 "acompañada por un individuo con quien supuestamente pasó la noche del 6 de diciembre", recogió a su hija Chantal y en compañía "de ese sujeto" se fueron al hotel El Pueblo.

Aparentemente Eliane Karp se cansó de los golpes y por ello en 1987 acude ante el Primer Juzgado de Paz Letrado de Surco para denunciar a su cónyuge por faltas contra su persona. Toledo hace lo mismo, pero cansado de las infidelidades. Recuérdese que la denunció en el mismo juzgado por abandono de hogar.

Factor Zaraí
Así las cosas, todo indica que por esos años cada cual vivía a su manera. Y es que, como muchos piensan, eran tal para cual. La mejor prueba es que Zaraí nace el 31 de diciembre de 1989, fruto de una relación extramatrimonial de Toledo con Lucrecia Orozco Zapata, una morocha piurana a la que cortejó dentro y fuera de ESAN.

Divorcio absoluto
Retomemos los hechos. Por razones de trabajo la pareja retorna a los Estados Unidos, donde las desavenencias continuarían. Tanto es así que el 19 de junio de 1991, Eliane Karp presenta una demanda de custodia de su hija Chantal contra su esposo ante el Tribunal Superior del Distrito de Columbia. Y el 31 de octubre del mismo año solicita ampliarla para incluir la petición de divorcio. El 27 de enero de 1992 Karp hizo uso de la palabra ante los magistrados. Sostuvo que el matrimonio hizo crisis en 1986 y que desde entonces vivieron "sin cohabitación".

Sobre la base de este y otros argumentos, y al no avizorar reconciliación a la vista, el Tribunal concede el "divorcio absoluto" porque la Corte constató que en efecto la pareja no tenía cohabitación.

El juez Noel Anketell Kramer firmó la resolución dejando clara constancia que el cumplimiento del fallo dependía únicamente de la apelación de partes. Corría un 5 de febrero del invierno de 1992 en el país del Norte. Como era previsible, nadie apeló. Por lo que el fallo quedó consentido y en consecuencia disuelto el vínculo matrimonial, con el agregado que el fallo desestimaba el pedido de Karp para asumir la patria potestad de Chantal.

El exequátur
Al año siguiente, 1993, Toledo retorna a Lima y un 25 de febrero de ese año solicita a la Tercera Sala Civil de la capital, el reconocimiento de sentencia en el exterior, llamado procedimiento de exequátur.

El escrito, firmado por la letrada Rosario Fernández, informa a la Sala sobre la situación de custodia de la pequeña Chantal y de los bienes inmuebles adquiridos por la sociedad conyugal, por ejemplo la casa ubicada en la avenida San Juan 171, Las Gardenias, y un terreno sin construir de 1,116.50 metros cuadrados, ubicado en La Planicie, La Molina, lo que es la actual residencia de Camacho.

"Habiéndose cumplido con los requisitos y formalidades exigidas por las leyes peruanas", previamente la fiscal superior María de Lourdes Loayza Gárate declara fundada la demanda de exequátur el 2 de junio de 1994. Eliane Karp no presentó ninguna objeción.

Luego vendría el fallo de la Tercera Sala Civil el 19 de octubre de ese año al declarar fundada la solicitud de Toledo precisando que "tiene en el Perú fuerza legal la sentencia dictada por el Tribunal Superior del Distrito de Columbia (...) que declara disuelto el vínculo matrimonial". Firman la resolución los magistrados Canelo Ramírez, Martínez Maraví y Humala Aybar. Fue así como el divorcio se consumó en el Perú.

Ubiquémonos en el tiempo: estamos a fines de 1994. El Perú estaba en plena campaña electoral para las elecciones de 1995 en que se enfrentaban Alberto Fujimori y el embajador Javier Pérez de Cuéllar. Toledo formaría un año antes País Posible junto con Jesús Alvarado Hidalgo, Luis Solari de la Fuente, Carlos Urrutia Boloña, César Almeida Tasayco y Oscar Bravo Villarán.

(*). La razon; Lima Domingo, 10 de Septiembre del 2006..