25 de enero de 2020

INICIO > LATINOAMERICA > Perú

Elecciones 2020 Perú: El Fascismo Electoral

Gabriel Adrián

25 de enero de 2020

Más de 20 años después de la derrota del Partido Comunista del Perú y la capitulación de Abimael Guzmán y su cúpula traidora, el Estado peruano continúa con la persecución al Movimento por Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF) que es consideradopor las fuerzas reaccionarias como el brazolegal del grupo de Guzmán. El 11 de enero, dos militantes del MOVADEF fueron detenidas cuando repartían volantes llamando a votar viciado (1). Esto demuestra que, en el Perú, se pretende obligar a la gente a votar por alguno de los partidos que sostienen el sistema neoliberal, apoyado a su vez en la gran minería y la CONFIEP (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales), así como en el sistema judicial corrupto.

¿Qué delito constituyen aquel activismo y llamamiento? En el Código Penal vigente, no es delito alguno. Es más, ambas militantes del MOVADEF ni siquiera llamaban a No Votar (como fue la consigna del Partido Comunista del Perú cuando dirigía su Guerra Popular en los 80-90). En los volantes que las militantes del MOVADEF repartían, se estaba simplemente expresando una opinión política, de rechazo a los partidos que participan en la actual contienda (circo) electoral. De esta manera, el Estado peruano conculca en la práctica los derechos a la libertad de expresión y opinión, y departicipación política.

Desde El Diario Internacional, siempre hemos criticado el MOVADEF por ser furgón de cola de la cúpula capituladora de Abimael Guzmán, la cual está más interesada en liberar a su líder que en orientar y conducir las luchas de nuestro pueblo. MOVADEF representa la continuidad de la línea capituladora que se arrodilló ante el asesino Fujimori y su secuaz Montesinos, llamando a un acuerdo de paz y olvidando la sangre derramada por los combatientes y por el pueblo insurgente en las dédcada de 1980 y 1990.

No podemos, sin embargo, dejar de denunciar esta práctica represiva fascista, por la cual se encarcela a ciudadanas por el solo hecho de expresar su opinión política. Debemos recordar que, en tiempos de la guerra interna, muchos peruanos y peruanas fueron detenidos, torturados, desaparecidos y asesinados porque no tenían en su Libreta Electoral el sello que indicaba que la persona había votado. No hacerlo lo volvía a uno sospechoso de pertenecer a la guerrilla maoísta, ya que esta llamaba a No Votar.

Por otro lado, la prensa mermelera se esfuerza en meterle miedo a la gente, pregonandoque el voto viciado favorecerá a los partidos que obtengan mayor votación, como ocurrió con Fuerza Popular en el 2016 cuando obtuvo 19% de los votos y 56 escaños fujimoristas en el Congreso. Este es un vil chantaje a través del cual se quiere obligar al pueblo a que vote por esos partidos lúmpenes, sostenedores del sistema opresor.

Al mismo tiempo, esa prensa calla ante lo injusto del sistema electoral: no critica que esos votos viciados sean endosados a los partidos contendientes. Y también calla cuando a organizaciones como el MOVADEF, o el Frente de Unidad de Defensa del Pueblo Peruano (FUDEPP), se les prohíbe su inscripción y que participen en las elecciones que legitiman el régimen democrático-constitucional. Aquel tinglado mediático calla ante el hecho que se obligue a votar por partidos que sostienen el sistema neoliberal, reproducido mediante la explotación y pobreza de los peruanos.

La prensa calla ante el hecho que el sistema electoral está hecho para que grupos con mayores recursos económicos puedan formar sus partidos y llevar a cabo sus campañas millonarias. Y callan por que los medios de comunicación son parte de esta maquinaria; reciben jugosos contratos del Estado y los partidos políticos. Los dueños de los medios de comunicación tienen inversiones en otros rubros y serán favorecidos con las leyes que aprueben los políticos que ellos llevaron al parlamento. Este es el juego de la democracia parlamentaria y del llamado paraíso de las libertades.

Las ciudadanas detenidas fueron presentadas antes la prensa como delincuentes, como "terroristas". En primer lugar, llamar a votar viciado no está tipificado como un acto terrorista. En segundo lugar, se presenta a una persona como culpable sin que haya habido investigación y sentencia de por medio. En tercer lugar, se viola el derecho de las detenidas al honor y a la buena reputación contemplado en el Código Civil. Ante esta grosera violación de derechos civiles contra ciudadanos y sus organizaciones, por participar en la vida política del país, ¿qué hacen las organizaciones de Derechos Humanos (DDHH)? Callan, como siempre han callado, frente a la violación de derechos humanos de nuestro pueblo. ¿Dónde está la Comisión de DDHH? ¿Dónde, su ex-presidenta Rocío Silva Santisteban que lanza arengas al cielo en defensa de las mujeres? ¿Por qué no alzan la voz ella, ni tampoco las organizaciones y colectivos feministas contra la detención arbitraria de las dos mujeres activistas? ¿Por qué no hacen una performance colectiva frente a la DINCOTE? ¿Porque son del MOVADEF? ¿Ahí se les acaba el feminismo? En realidad, las feministas burguesas (2) callan, tal como callaban en los 80, cuando mujeres sospechosas de pertenecer al Partido Comunista del Perú eran violadas, torturadas y asesinadas en cuarteles militares o en la DINCOTE (Dirección Nacional contra el Terrorismo); y seguían callando cuando mujeres campesinas eran abusadasy aniquiladas por soldados y sinchis. La izquierda electorera y algunas organizaciones de la sociedad civil -feministas burguesas incluidas-se encuentran tan comprometidas con el orden imperante que no defienden esenciales derechos civiles de nuestro pueblo, y más bien contribuyen a desmovilizarlo en sus justas luchas contra el gran capital chupasangre, con su lacayo Vizcarra a la cabeza del Estado represor.

Como Karl Marx sancionó,analizando la democracia representativa, "A los oprimidos se les autoriza para decidir una vez cada varios años cuáles miembros de la clase opresora han de representarlos y aplastarlos en el parlamento".

Este 26 de enero, el pueblo peruano no debe acudir a las urnas. Al pueblo no le queda sino movilizarse y rebelarse contra el sistema neoliberal autoritario, que nuevamente pretende legitimarse mediante otro proceso electoral. Tiene que levantarse contra el capital opresor. Trabajadores, campesinos, estudiantes, mujeres y comunidades LGTBIQ, tienen que comprender que solo luchando contra el capital y el Estado opresor terminarán volando sus cadenas. Pero, como hemos aprendido de la Historia, antigua y reciente, las protestas y levantamientos insurreccionales solo conducirán a auténticas soluciones si son para forjar vanguardia; es decir, una dirigencia capaz de construir un Partido Comunista comprometido en conducir la liquidación definitiva del viejo poder imperante.

Notas:

(1) Ver video sobre detención de militantes del MOVADEF https://elcomercio.pe/lima/pnp-interviene-a-dos-presuntas-integrantes-del-movadef-en-rimac-noticia/
(2) Ver artículo sobre el feminismo:
https://www.marxists.org/espanol/mariateg/1924/dic/19.htm?fbclid=IwAR2p5j7vHGPuaYqRWKBxX2pMhpxT9Mgn4CnOyvmvCCIE__awN8xNDjDTGM8