15 de julio de 2017

INICIO > ASIA > Otros paises

INDIA: ENTREVISTA JEFE DE LA GUERRILLA MAOISTA

Traducción: Periódico Nueva Democracia, Chile.

5 de marzo de 2015

Habla Ganapathy, Secretario General del PCI (Maoísta).

* Jan Myrdal es un autor sueco, escritor político, periodista y defensor de los movimientos anti-colonialistas, anti-imperialistas y los movimientos populares de liberación; ** Gautam Navlakha es el consultor editorial de EPW (Semanario de Asuntos Económicos y Políticos) y también un activista de los derechos democráticos adherido a la Unión Popular para los Derechos Democráticos (PUDR), Delhi.

Lejos en el interior de las selvas del Ghats oriental nos reunimos con el secretario general del Partido Comunista de la India (maoísta) [PCI (Maoísta)], Ganapathy aka Mupalla Laxman Rao. Después de darnos la bienvenida y preguntarnos si nosotros, en particular, Jan Myrdal, tuvimos algún problema al viajar por estos terrenos difíciles, comenzó la entrevista. Lo que sigue es el resumen de la entrevista con él. Hemos mantenido la entrevista en la forma en que ésta se dio, y tal como fue leída y aprobada por él con algunos cambios de menor importancia en el lenguaje. En particular, llamamos la atención de los lectores en cómo el Secretario General establece de manera concisa la postura de su partido sobre la cuestión de las conversaciones [con el Estado indio] a la luz de la desinformación que propaga el Ministro del Interior P. Chidambaram sobre que el PCI (Maoísta) se había "burlado" en la oferta del gobierno indio para las conversaciones. De hecho, nos dijo:

Para decirlo de forma concisa las principales demandas que el partido ha puesto al frente del gobierno [de la India] para cualquier tipo de conversaciones son: 1) La guerra total debe terminar; 2) Para cualquier tipo de trabajo democrático, las prohibiciones hacia el Partido y las Organizaciones de Masas han de ser levantadas, y 3) la detención ilegal y tortura de camaradas debe terminar y éstos deben ser liberados de inmediato. Si estas exigencias se cumplen, los mismos dirigentes que sean liberados de las cárceles podrán dirigir y representar al Partido en las conversaciones.

Sin embargo, consideramos importante el texto completo de la entrevista para todos aquellos que quieran saber más acerca de las políticas del partido, al cual el Gobierno de la India considera como su principal amenaza de seguridad interna.

¿Cómo prevé la vinculación de esta lucha con una lucha general en la India en términos de clase? El Presidente Mao después de 1935 consideró que la Larga Marcha a Yenán creó una base a nivel nacional y que parte de ésta fue el frente único con Chiang Kai-Shek. De esta manera se convirtió en el principal poder nacional en China. ¿Cómo prevé que lleguen a convertirse en poder nacional en la India?

En China, las condiciones en que tuvo lugar la Larga Marcha a Yenán, se creó una base y se conformó un Frente único con Chiang Kai-Shek a nivel nacional son diferentes a nuestra situación actual de la Revolución de Nueva Democracia de la India. La revolución china tuvo lugar en la primera mitad del siglo XX. Desde entonces se han producido importantes cambios en el mundo. Esos son, en primer lugar, la emergencia de un campo socialista y su posterior caída, en segundo lugar la caída del colonialismo y el surgimiento del neocolonialismo, en tercer lugar la aparición del denominado sistema parlamentario como el sistema político común en todo el mundo, en cuarto lugar, se ha producido una larga brecha en el ascenso revolucionario después del triunfo de las revoluciones en Vietnam, Camboya y Laos, a pesar de algunos brotes y significativas luchas en varios países. Si nos fijamos en la historia del mundo entero, después del surgimiento de la clase obrera en el globo se desarrollaron enfrentamientos con la burguesía y todas las fuerzas reaccionarias hasta alcanzar el poder en París durante un corto tiempo y luego en Rusia, China y varios países de Europa durante mucho tiempo, lo cual conmocionó al mundo entero. En esta trayectoria hay muchos altibajos en la Revolución Socialista Mundial pero sin embargo es una lucha continua. Es como olas unas veces y más lento otras, pero nunca cesa. Así es que tenemos que ver cualquier revolución de un país a la luz de este contexto histórico.

Nuestro Partido unificado, el Partido Comunista de la India (Maoísta) se formó el 21 de septiembre de 2004 por la fusión de dos corrientes revolucionarias maoístas de la India, el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista) [PCI (ML)] y el Centro Comunista Maoísta [CCM]. Nuestros amados líderes fundadores y maestros, camaradas Charu Mazumdar y Kanhai Chatterji, encabezaron una incesante lucha ideológica y política durante mucho tiempo contra el revisionismo y el moderno revisionismo del Partido Comunista de la India [PCI] y el PCI (Marxista) [PCM]. Únicamente a través de esta lucha la columna vertebral de los partidos revisionistas pudo quebrarse, lo cual se tradujo en un avance en el movimiento comunista indio. Como resultado de esta gran lucha en todos los ámbitos impulsada por el camarada Charu Mazumdar y otros maoístas auténticos, el gran levantamiento de campesinos armados de Naxalbari irrumpió como un trueno de primavera. Entonces comenzó una nueva historia. En adelante nuestros dos grandes líderes sostuvieron la bandera roja de Naxalbari y dirigieron la Revolución de Nueva Democracia. El movimiento revolucionario se extendió como el fuego sobre las praderas en diferente escala a casi todas partes del país. Durante este curso revolucionario, en un breve periodo de tiempo se fundaron dos Partidos bajo la dirección directa de los compañeros Charu Mazumdar y Kanhai Chatterji: el PCI (ML) y el CCM, el 22 de abril de 1969 y el 20 de octubre 1969, respectivamente. Debido a varias razones históricas no fue posible formar un Partido Maoísta unificado en ese mismo momento. Pero nuestra base ideológica y línea política, el camino y estrategia de la revolución, y varias otras posiciones de base sobre las cuestiones fundamentales con que nos enfrentamos al mismo tiempo, eran básicamente las mismas.

Las clases gobernantes indias desataron su reino de terror a todos los movimientos revolucionarios desde el levantamiento armado de Naxalbari. A finales de 1972, tras la detención y muerte del camarada Charu Mazumdar y también antes, perdimos un gran número de dirigentes y cuadros en manos del enemigo. Debido a estas pérdidas sufrimos un revés en todo el país. Antes de la muerte del camarada Charu Mazumdar, en 1971, se inició una intensa lucha interna política e ideológica contra la camarilla archi-oportunista de derecha de Satya Narain Singh y otros. El partido se desintegró en varios grupos debido a serios errores tácticos nuestros, por efectos del terrorismo de Estado, de las numerosas pérdidas, la falta de liderazgo apropiado y el negativo resultado de la lucha de dos líneas al interior del Partido Comunista de China. Desde julio de 1972 a 1980 nuestro Partido, el PCI (ML) fue dominado por disidentes, la mayoría de ellos conducidos por la derecha y el aventurerismo de izquierda y la confusión se extendió. Pero por otro lado, bajo la dirección de CCM tuvo lugar la lucha campesina armada revolucionaria en Kanksha, que en un corto período de tiempo sufrió un revés debido al terrorismo de Estado, pero que paulatinamente se expandió a Bihar y en cierta medida a Assam y Tripura.

Nosotros sostuvimos las bases ideológicas y la línea política de un verdadero Partido Maoísta, aprendimos las lecciones de la práctica, nos mantuvimos seriamente comprometidos con la lucha de clases y defendimos firmemente las posiciones correctas sobre las varias cuestiones ideológicas y políticas que se enfrentan en el país y en la arena internacional. Debido a estas posiciones únicamente a partir de la corriente del PCI (ML) pudieron surgir en 1978 el PCI (ML)-Partido Unidad [PCI (ML) - PU] y el 22 de abril 1980 el PCI (Guerra Popular) [PCI (PW) por sus siglas en inglés, People’s War]. Únicamente el CCM y los partidos Guerra Popular y Unidad construimos un movimiento armado agrario revolucionario en diferentes partes del país, principalmente en Andhra Pradesh y Bihar. Entre los años 1980 y 1990 fortalecimos considerablemente nuestro Partido, el movimiento revolucionario de masas y la lucha armada, culminando en una gran unidad y la formación de nuestro nuevo Partido en septiembre de 2004. Desde 1977 un gran número de verdaderas fuerzas maoístas se fundieron y consolidaron en el PCI (PW), en el CCM y el PCI (ML)-PU y este proceso aún continúa en cierta medida después de la formación del nuevo Partido. En este período la mayoría de los grupos maoístas desviados a derecha e izquierda gradualmente se han desintegrado y han desaparecido, aunque algunos grupos de derecha siguen existiendo a pesar de su debilidad. Todavía una pequeña sección de las fuerzas maoístas existe, pero vienen sufriendo por el sectarismo durante mucho tiempo.

Nuestra opinión es que nuestra lucha con el PCI y el PCM [los partidos revisionistas] es parte integrante de la gran lucha en el Movimiento Comunista Internacional, encabezado por el Partido Comunista de China bajo la dirección directa del camarada Mao. También consideramos que la lucha interna en el PCI (ML), que se desarrolló por varios años está conectada directa o indirectamente con la lucha interna del PCCh, antes y después de la muerte de Mao. La camarilla revisionista de Deng que usurpó el poder en China produjo enorme daño no sólo en nuestro Partido y nuestra revolución, sino también a la revolución mundial. Adherimos firmemente al Pensamiento Mao-Tsetung y nos opusimos a las camarillas de Deng y de Lin Piao. Nuestra experiencia demuestra claramente que la revolución de la India ha estado muy influida por los acontecimientos positivos y negativos del Movimiento Comunista Internacional (MCI).

En el Partido maoísta indio hemos recorrido un camino tortuoso por largo tiempo. Después de la formación del partido unificado ha surgido una situación más favorable para el avance de la revolución. Perdimos esta buena oportunidad entre 1969 y 1972. Esta fusión nos ha entregado la síntesis de más de 35 años de experiencia de la revolución india. Nos ha dado documentos básicos enriquecidos en términos de estrategia, táctica y política. Nuestra fusión trajo consigo un cambio significativo al pasar de dos partidos diferentes trabajando en áreas separadas y lejanas o en pequeños reductos a un Partido con carácter nacional. Antes de la fusión, a pesar de que ambos Partidos tuvieran Comité Central, existía una seria limitación para funcionar como Órganos Centrales con perspectiva de toda la India. Pero después de la fusión, nuestra comprensión se enriqueció mucho más con el concepto de desarrollo desigual del país y de desarrollo desigual del movimiento revolucionario. Ahora podemos planificar de mejor manera a nivel de toda la India. La tarea no está completa, pero al menos los inconvenientes han sido eliminados. Una línea clara y enriquecida ha surgido tanto en términos de la India y como del contexto mundial. Y otro aspecto de esta ventaja, es que también tuvo su efecto a nivel internacional. Antes de esto, en su mayoría no podíamos ver gran parte de este apoyo internacional. Todavía es incipiente, sin embargo, se ha desarrollado. En los últimos años, hemos sufrido numerosas pérdidas. Tenemos que pensar en cómo evitar estas grandes pérdidas. Nuestro CC ha dicho que debemos evitar los errores para evitar pérdidas, enfrentar con valentía al enemigo y seguir adelante.

En la actualidad en nuestro país otros partidos maoístas no están en condiciones de proporcionar liderazgo a las masas debido a su línea desviacionista de derecha y fuerza limitada. Las fuerzas progresistas y democráticas carecen de cualquier programa básico para la acción revolucionaria y también en la actualidad están teniendo un área limitada de influencia. Además de todas estas limitaciones ninguno de estos partidos tiene la fuerza del pueblo en armas para defenderse. Reitero que en la actualidad ningún Partido u organización tiene capacidad suficiente para ser centro de todas las fuerzas revolucionarias, democráticas, progresistas y patrióticas y el pueblo. Por lo tanto, ante las circunstancias actuales nuestro partido puede jugar un papel importante en aunar a todas las fuerzas revolucionarias, democráticas, progresistas, las fuerzas patrióticas y al pueblo. Esto es así porque nuestro partido tiene un carácter nacional, una buena base política de masas en varios Estados, un Ejército Guerrillero de Liberación Popular [PLGA, por sus siglas en inglés] que combate al enemigo en varios Estados y hace emerger el Poder Popular de Nueva Democrática en Dandakaranya [una zona en el centro de la India, que comprende los distritos predominantemente tribales de cinco estados a saber, Andhra Pradesh, Chhattisgarh, Madhya Pradesh, Maharashtra y Orissa], Jharkhand y algunos otros lugares de la India. Tenemos una comprensión clara de unificar todos los revolucionarios, demócratas, progresistas, las fuerzas patrióticas y todas las comunidades oprimidas, incluidas las nacionalidades oprimidas contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático-comprador. Nuestro nuevo Frente Único Democrático consta de cuatro clases democráticas, a saber, obreros, campesinos, pequeña burguesía urbana y burguesía nacional. Si queremos formar un Frente Único fuerte, entonces debe ser bajo la dirección del proletariado, en base a la alianza de obreros y campesinos. Si queremos formar un Frente Único fuerte, entonces debe ser sostenido y defendido por el Ejército Popular. Sin el Ejército Popular el pueblo no tendrá nada que alcanzar o defender. Por esto el enemigo está tratando tercamente de eliminar nuestra dirección de Partido con el objetivo de destruir un centro revolucionario y democrático del pueblo indio. Así es como las condiciones han madurado para conseguir la unidad en torno a un centro y la revolución puede llevarse adelante bajo la dirección del PCI (Maoísta).

Al mismo tiempo, la crisis económica mundial, las políticas anti-populares y pro-imperialistas de las clases gobernantes indias y el aumento de la represión estatal, enfurecen a las masas en el país haciendo crecer el campo revolucionario, ahora que hay un partido revolucionario único. Por mucho tiempo, desde la muerte del camarada Charu Mazumdar, a la India le faltaba una plataforma revolucionaria única. También en el escenario internacional había muchas divisiones en los movimientos maoístas. En este momento particular, el surgimiento de nuestro Partido significa una nueva esperanza para el pueblo.

Quiero manifestar que el Partido no tiene ninguna ilusión sobre el denominado sistema parlamentario y conoce bien el poder del Estado indio así como también conocemos claramente nuestras limitaciones y deficiencias -incluso después de la unidad [la formación del PCI (Maoísta)]- y las debilidades de las fuerzas maoístas en el país y en otros países.

Las favorables condiciones revolucionarias, el ascenso generalizado en la lucha de clases en la sociedad india y el desarrollo de la lucha armada están siendo intensamente observados por el enemigo que se lo está tomando más en serio. Por lo tanto, ninguna oportunidad se está dando a estas luchas por parte de las clases gobernantes indias, que son compradores del imperialismo. En el contexto inmediato de la revolución mundial y recogiendo las experiencias de Filipinas, Perú, Nepal y la India, el imperialismo está más preocupado por el desarrollo de la encarnizada lucha de clases que emerge en la India. En la situación actual del mundo, si la revolución maoísta en la India logra avanzar a una nueva etapa, se convertirá en una grave amenaza para el sistema capitalista mundial. Por eso el imperialismo ha tomado en serio estos acontecimientos, en particular los Estados Unidos.

Así, por una parte, existen condiciones más favorables para la revolución, y por otra hay plena embestida del enemigo para reprimir la revolución. En esta situación, nuestro plan general consiste en utilizar al máximo las condiciones favorables al tiempo resulta determinante resistir al enemigo.
En este contexto, en la actualidad el principal obstáculo en el camino de la revolución india es la guerra total desencadenada por el enemigo. Esta guerra es principalmente contra el movimiento maoísta, pero no se limita a este movimiento, se dirige contra todos los movimientos revolucionarios, democráticos, progresistas y patrióticos y los movimientos de las comunidades oprimidas de nuestra sociedad, incluyendo las nacionalidades oprimidas. En este momento, todas estas fuerzas tienen que pensar en conjunto cómo hacer frente a este enemigo poderoso y de esta manera encontrar la forma de alcanzar la unidad a fin de avanzar.

¿Cómo podemos resolver el problema de la guerra total? Para la resolución de cualquier problema tenemos que analizar en profundidad para identificar la causa raíz del problema. En primer lugar, ¿Por qué esta guerra? ¿Quién la está imponiendo? ¿Contra quién se está imponiendo? ¿Cuál es la naturaleza de esta guerra? ¿Cuánto tiempo durará? ¿Podemos aceptar esta guerra o no? ¿Quién debe luchar contra ella? ¿Cómo luchar contra ella? ¿Cuál es el objetivo de la resistencia a la guerra? Etcétera.

Esta guerra es para destruir la revolución que está surgiendo como un poder político alternativo al actual poder político reaccionario en el país y al saqueo masivo de minerales y otras riquezas naturales de las vastas áreas de los pueblos adivasi y otros pueblos desde Lalgarh a Surjagarh . Están imponiendo esta guerra contra aquellos que están en contra de esta guerra, es decir, los revolucionarios maoístas, adivasi y la población local de las vastas zonas forestales, obreros, campesinos, clase media urbana, pequeña y mediana burguesía, los dalit, las mujeres, las minorías religiosas y las nacionalidades oprimidas, las organizaciones democráticas, las fuerzas progresistas y patrióticas, quienes constituyen más del 95% de la población. Es completamente una guerra injusta. Esta guerra es impuesta por la burguesía burocrática-compradora, las fuerzas feudales de este país y los imperialistas, especialmente Estados Unidos. Estos son los verdaderos bandidos, saqueadores, corruptos, chantajistas, los acaparadores, truhanes, asesinos, conspiradores, opresores, supresores, autócratas, fascistas, los más reaccionarios y principales traidores. Estos planean continuar con esta guerra durante mucho tiempo hasta que lograr su objetivo.

Ningún maoísta, demócrata, progresista, patriota, ni el pueblo aceptarán esta guerra injusta impuesta por los gobernantes. El pueblo se opondrá cabalmente a esta guerra injusta, cruel, inhumana y traidora. Será desafiada por todo el pueblo de nuestro país y por los pueblos del mundo. Esta guerra injusta es totalmente en contra de los intereses del pueblo y los intereses del país. El pueblo se une y la lucha contra esta guerra injusta desarrollando una guerra justa. El pueblo nunca va a tolerar ningún tipo de guerra injusta. En la historia de todos los pueblos en la sociedad de clases nunca se toleró eternamente ningún tipo de guerra injusta, sino que el pueblo se sobrepuso a cada guerra injusta pagando el precio de su propia sangre y, finalmente, triunfó. El objetivo inmediato de la guerra justa es derrotar a la guerra injusta por completo y, a continuación avanzar hacia cambiar las condiciones sociales actuales que dan campo a las guerras injustas. Si nos fijamos en la evolución política del país, esta inhumana guerra total está significando un campo enorme para unir a las vastas masas populares y sin duda terminará siendo contraproducente para las clases dominantes.

Después de 15 de agosto 1947 nunca vimos tal integración de la economía india, la defensa, la seguridad interior, la política, la cultura y todo el estado con los imperialistas, en particular con los imperialistas de EE.UU. El Tratado Nuclear y varios acuerdos de defensa, flagrantes injerencias después de los ataques terroristas en Mumbai del 26 de noviembre de 2008, la visita a EE.UU. del ministro del Interior, Chidambaram y acuerdos cruciales relacionados con la seguridad interior son algunos ejemplos evidentes. Debido a este cambio significativo los expansionistas indios están jugando un papel crucial en el Sur de Asia. La contradicción fundamental entre el imperialismo y el pueblo de la India también se ha agudizado. Dará además grandes posibilidades de unir al pueblo contra los imperialistas y combatir al imperialismo.

Desde hace varias décadas toda Cachemira y el Noreste se encuentran bajo dominación militar y paramilitar. Por otra parte se ha visto un drástico cambio en la seguridad interna debido al papel de los militares. El Ejército indio se desplegó en el momento de la histórica revolución agraria de Telangana (1946-52) y también por un corto periodo [en 1971] en algunos focos de Bengala Occidental, tras el gran levantamiento armado de campesinos en Naxalbari, en 1966. Pero hoy, en perspectiva de largo plazo, el ejército de la India se está reorganizando. Sujeto a los dictados de la guerra global contra el terrorismo, hace tres años el ejército indio declaró su nueva política [doctrina de la guerra no-convencional] para hacer frente a la seguridad interior y a las necesidades de la guerra moderna con otros países. En virtud de este plan de reestructuración, el ejército indio está entrenando a un gran número de sus fuerzas de acuerdo a las necesidades de las operaciones generales de contrainsurgencia. De ahora en adelante, el ejército indio se utiliza en una amplia zona de nuestro país contra su propio pueblo en nombre de la seguridad interior. Si ellos [el Gobierno indio] son realmente un gobierno del pueblo ¿cómo puede utilizar su ejército contra su propio pueblo? El estado indio está funcionando como un gobierno autocrático y fascista con un traje de democracia. Todas las conquistas que fueron alcanzadas por las luchas populares revolucionarias y democráticas están siendo arrebatadas por los fascistas. Pero esto también obligará a las grandes masas populares a unirse y resistir con cualquier medio para defenderse y en última instancia, también terminará siendo contraproducente para las clases dominantes.

También tenemos que hablar de crisis económica mundial en curso, en particular la crisis de los imperialistas de EE.UU. y otros países imperialistas. Esta crisis es en ciertos aspectos aún más profunda que la gran depresión de 1930. Pero el capitalismo no muere por sí solo sin una revolución. Ahora, para salir de esta crisis el imperialismo tratará de aumentar la explotación de la clase trabajadora y la clase media de sus propios países y aumentar el saqueo de los países del tercer mundo. Las corporaciones multinacionales y la burguesía burocrática-compradora, los colaboradores de los imperialistas, están concentrados en las grandes áreas que se extienden desde Lalgarh en Bengala a Surjagarh en Maharashtra. Para explotar esta rica región, principalmente la región adivasi (tribal), el Estado y el gobierno central han firmado cientos de MOUs (Memorandos de Entendimiento). El saqueo indiscriminado de esta región va a destruir el medio ambiente y traerá cambios ecológicos a largo plazo. La comunidad más oprimida de la sociedad india, los adivasi y los pueblos locales han estado bajo gran amenaza. Probablemente por primera vez en el mundo, tan enorme población de los pueblos indígenas está siendo amenazada. Una nueva situación se está creando y con un programa concreto estos sectores oprimidos avanzarán. Es evidente que sin la emancipación de estos pueblos, no podemos avanzar ni llevar al triunfo la revolución india. Nuestro partido está trabajando en este problema y cada vez más personas se unen y luchan contra los archi-enemigos del pueblo indio, a saber, los imperialistas, la burguesía burocrático-compradora, los feudales y el Estado fascista.

Los pueblos del noreste y las nacionalidades oprimidas de Cachemira vienen luchando por su liberación por décadas. Han avanzado en cierta medida y han enfrentado sufrimientos sin precedentes. Pero no han conseguido tener éxito y aún así continúan con su lucha. Puesto que hemos tenido algunos éxitos en la guerra de guerrillas, ellos (las nacionalidades oprimidas) ven esperanzas en los maoístas. Hay una nueva esperanza en que si la revolución maoísta avanza, se acelerará también las luchas de liberación nacional. En este contexto, de conformidad con el marxismo-leninismo-maoísmo, el Partido ha mantenido siempre la posición del derecho a la autodeterminación, incluida la independencia de todas las nacionalidades oprimidas. Ellos entienden esta política y es necesario reforzar su lucha. Esto tiene que ser esgrimido para unirse con ellos y bregar por un frente único. Por ejemplo, cuando las fuerzas de Naga se desplegaron en Chhattisgarh, o cuando los batallones de Mizo [fuerzas militares de la reacción] se establecieron aquí, hubo algunas protestas en Nagaland y Mizoram por miembros de las propias familias de los soldados, así como por el pueblo democrático. Manifestaban que se oponen a la guerra contra el pueblo, que no quieren enviar a sus hijos para reprimir a otros pueblos. Estratégicamente se están creando mejores condiciones para unir a los pueblos de todas las nacionalidades con los obreros, campesinos, la clase media y los capitalistas nacionales, mientras la represión por doquier se está convirtiendo gradualmente en algo contraproducente para el propio gobierno.

Más aún, el enemigo ha declarado la guerra total contra el pueblo en el nombre de la seguridad interior y en nombre del peligro de los maoístas. Somos relativamente fuertes en varias zonas rurales del país. Pero en la actualidad nuestras fuerzas son débiles en las zonas urbanas y también somos débiles entre los obreros y entre la pequeña burguesía. El Ejército Popular también es débil y sus armas son inferiores a los del enemigo. Estos son nuestros puntos débiles en general. Reforzar el ejército del pueblo y el trabajo en las zonas urbanas son algunas de las tareas urgentes más importantes. El Congreso de Unidad de nuestro Partido ha anunciado claramente un plan estratégico y ha entregado enriquecidos documentos para mejorar en estos campos. Por otra parte, las contradicciones sociales se están agudizando muy rápido. Junto con las tareas urgentes ya descritas, nuestro partido se está concentrando en unir más y más personas. Si tenemos éxito en esto, podemos dar un salto en la revolución. Tenemos esperanzas en el surgimiento de un frente único. En esta nueva situación, es una de las tareas más importantes de la revolución en la India. Estamos convencidos de que no es sólo nuestra tarea, sino la tarea de todas las fuerzas revolucionarias, democráticas, progresistas.

Junto con esto, las contradicciones dentro de las clases enemigas se están agudizando. Se pueden ver luchas en Nandigram y hasta cierto punto en el Lalgarh. Estamos utilizando esta contradicción y es necesario utilizarla en todas partes para hacer avanzar la lucha de clases. También estamos trabajando con otras personas y organizaciones y algunos individuos pertenecientes a las clases dominantes para resolver diferentes asuntos de las masas mediante la formación de frentes tácticos. Nosotros y todos los Partidos, organizaciones y personas que luchan tiene que entender la importancia de la unidad entre ellos y la formación de un frente único. Estamos dando un impulso a la unidad del pueblo, construyendo un frente único estratégico y frentes tácticos. Este frente único estratégico se hará entre los pueblos oprimidos contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático-comprador. A pesar de la intensificación de la contradicción entre el imperialismo y el pueblo indio nuestro país no es atacado por ningún país imperialista ni se ha convertido en una colonia directa por cualquier otro medio. Así, en la actualidad nuestra condición es diferente de la de China a mediados de 1930 en que el PCCh formó un frente único anti-imperialista contra el imperialismo Japonés.

¿Cómo podría el Partido tratar las dificultades en la formación del frente único de acuerdo con estas condiciones objetivas, qué piensa el Partido acerca de las condiciones subjetivas en el escenario actual?

Compañeros, como el primer aspecto, el partido maoísta apuesta a convertirse en centro para el pueblo del país y su desarrollo, representa sus aspiraciones. Representamos a más del 95% de la población. No hay condición objetiva más favorable para unir al pueblo y el pueblo también quiere un partido que sirva a sus intereses. Nosotros no estamos trabajando por una reforma parcial dentro del régimen burgués y explotador. Estamos luchando por las demandas socio-económicas del pueblo, así como para el cambio cualitativo de la estructura básica de la sociedad. Si tenemos éxito en explicar esto claramente al pueblo, tendremos éxito en movilizarlo y organizarlo para la guerra y triunfaremos.

Cada vez que la guerra popular prolongada se ha librado, y también las guerras de liberación nacional, la experiencia ha demostrado que sin una base entre las masas, sin ejército, sin zonas liberadas, el pueblo no tuvo éxito en la formación de un gran frente único. En el curso de la lucha revolucionaria, formando el ejército y estableciendo bases de apoyo podemos formar varios frentes tácticos e incluso un frágil frente único estratégico. Pero tenemos que luchar duro para movilizar a las masas en la guerra contra sus enemigos, construir ejército propio, establecer bases de apoyo estables y seguir adelante en la construcción de un gran frente único.

¿Cuáles son las formas y métodos para ganarse a los amigos?

Si buscamos una unidad lo más amplia posible no podemos tener una postura sectaria hacia quienes son amigos de la revolución de nueva democracia. En la actualidad varias fuerzas se alinean contra el enemigo. Tenemos que dejar que se desarrollen también. En el frente único para algunas cuestiones, incluso podría haber representantes de las clases opresoras. No podemos esperar que [en lo inmediato] se unan a nuestras filas, es un largo camino por delante. Ahora tenemos que atenernos firmemente a nuestro objetivo estratégico, para eso tenemos que ser flexibles tácticamente.

Más claramente, hay dos tipos diferentes de frentes. Uno, en el seno del pueblo, y el otro entre el pueblo y el enemigo (una sección / grupo / personas de las clases enemigas), utilizando las contradicciones entre los enemigos. El Partido tiene que hacer esto. Ese escenario está allí, para utilizarlo en cierta medida en determinadas situaciones. Nosotros denominamos a esto las reservas indirectas de la revolución, las cuales pueden ser usadas con mucho cuidado. Si tenemos clara comprensión de que no son nuestros aliados de clase, entonces no debiera haber desviaciones hacia el oportunismo de derecha. Necesitamos frentes de este tipo para el éxito de la revolución. Pero la izquierda india por mucho tiempo, al igual que el PCI y PCM, se han arrastrado detrás de la burguesía y degenerado.

El último aspecto es que cada clase tiene sus propios intereses de clase independientes y visión del mundo. El frente único en este sentido es también un frente de lucha. Pero puesto que por encima de esto está la lucha común contra el enemigo principal, entonces [dentro del frente] la lucha se convierte en secundario, mientras que la unidad se convierte en primordial. El problema real es cómo esta lucha y unidad pueden ser equilibradas y utilizadas eficazmente. Las clases enemigas nunca se pondrán del lado del pueblo. Incluso después de la toma del poder, la lucha continuará dentro de la sociedad durante mucho tiempo. Así, el frente único y la lucha de clases deben continuar de forma simultánea. Para eso una tarea de suma importancia es concentrarse en la educación ideológica y política de las masas. Si podemos hacer esto con éxito, entonces podremos ganarnos también a estos sectores y dejar que se unan a nuestras filas. Estos partidos también mantienen a muchas personas bajo un liderazgo corrupto. Si somos capaces de ganarnos a esas personas por medio de la lucha política e ideológica, podremos ganarnos a gran parte de sus militantes. El avance revolucionario está relacionado con este proceso. Los chinos y el Partido Nepalés dieron pasos agigantados haciendo esto mismo. De este modo tanto la fuerza de los cuadros, así como el ejército pueden crecer política e ideológicamente. Si esta relación dialéctica entre el frente único y la lucha política e ideológica es manejada con cuidado, tendremos éxito en la formación de un gran frente único y aislaremos al enemigo principal.

Ideológicamente la influencia de la burguesía se puede barrer sobre la base de las lecciones históricas del marxismo en tanto teoría científica. Al hacer esto, podemos ganarnos al pueblo e incluso cambiar su concepción del mundo y transformarla con una perspectiva marxista.

Hemos hablado de nuestra comprensión básica de un frente único. Respecto de las condiciones subjetivas, los intelectuales revolucionarios y los elementos democráticos están alineados en una posición favorable para el pueblo. Pero esto tiene que traer beneficios en la práctica. La segunda cuestión es la feroz represión, ¿cómo se logrará todo esto?

Reconocemos que somos un partido pequeño todavía. Pero nuestra verdadera fuerza radica en la ideología marxista, las clases que representa, su línea y su política. Y para lograr un frente único ¿cuáles son los métodos? La burguesía burocrática-compradora, los terratenientes y los imperialistas son el enemigo contra el que las grandes masas requieren estar unidos sobre la base de línea de masas y una línea clasista. Si nos atenemos a los intereses de las masas y utilizamos correctamente la línea de masas y la línea clasista, definitivamente tendremos éxito y nos convertiremos de una pequeña fuerza en una gran fuerza nacional.

Pero en la práctica, ¿cómo se hace?

Ya les hablé de nuestra fortaleza, incluso mientras somos físicamente pequeños. He descrito donde reside nuestra principal fortaleza. Pero la fuerza física también es necesaria para luchar. Necesitamos un ejército poderoso y una fuerte base entre las masas junto con un Partido fuerte. Esto es una necesidad práctica. Si esto no es así fracasaríamos sin importar lo fuerte que seamos ideológicamente. Por tanto tenemos que crecer. Para ello, al tiempo que afrontamos la represión del enemigo, tenemos que usar las tácticas correctas. A nuestro juicio, el enemigo va a la guerra total. Pero está creando su propia trampa. Si podemos entender esto y conducir eficazmente nuestra guerra de guerrillas, lo conseguiremos.

En términos prácticos, hay dos cuestiones. Uno, dirigir las contradicciones de clase: Existen viejas contradicciones en la sociedad y nuevas contradicciones que surgen entre las clases dominantes que deben ser y serán utilizadas en beneficio del pueblo. Esto es necesario no sólo para derrotar al enemigo y para obtener beneficios inmediatos, sino para un objetivo revolucionario de largo plazo. Debemos fortalecer nuestras bases de apoyo y frentes que son los principales escudos de nuestro poder. El camarada Mao dijo que son decisivos para desarrollar el ejército y la guerra popular. Debemos movilizar a las grandes masas contra el enemigo y utilizar las contradicciones del enemigo para destruirlos uno tras otro.

En segundo lugar, mientras intentamos la guerra de guerrillas en Andhra tuvimos un revés, no hemos abandonado por completo, sin embargo es un retroceso. Tenemos que intensificar y ampliar la guerra de guerrillas desde el valle de Godavari (en Andhra Pradesh) de Maharashtra, Orissa, Bihar, Jharkhand hasta la frontera de Bengala Occidental. El enemigo debe ser resistido por nuestras fuerzas, pero debe hacerse de acuerdo a nuestras ventajas, basándonos en la situación concreta. En la actualidad básicamente tenemos que utilizar hábilmente la táctica de golpear y correr. Tenemos que desarrollar la guerra de guerrillas hasta la guerra de movimientos y convertir el ejército guerrillero en un ejército regular. Necesitamos la participación activa del pueblo. Nuestra fuerza reside en el pueblo. El enemigo se esforzará por encerrarnos únicamente en la confrontación armada. Y nos quieren encerrar en un área limitada. Ellos están dividiendo nuestras áreas en varias secciones y nos están cercando. Pero nosotros podemos llegar a sus campamentos base como las abejas mediante la movilización del pueblo. En las zonas donde se han instalado campamentos enemigos, incluso en esas villas, tenemos Comités Populares Revolucionarios donde el trabajo está todavía en curso. Cientos de personas construyen estanques en los campamentos bajo pleno conocimiento de las fuerzas de seguridad. Así como el enemigo está dividiendo a nuestras masas, nosotros estamos tratando de ampliar nuestras bases y tratando de cercar los campamentos base enemigos. Debemos tener en cuenta la importancia estratégica de la guerra de guerrillas. Están trayendo 1 lakh (100.000) soldados. Ellos han decidido llevar y movilizar a los Rashtriya Rifles (un contingente de la fuerza especial del ejército indio contra la insurgencia) desde Jammu y Cachemira. Pero Lalgarh y Surjagarh significan decenas de millones de personas. Si tenemos éxito en movilizar activamente a las masas para combatir a las fuerzas enemigas, entonces se puede hacer de esta misma guerra una base para el cambio revolucionario. Definitivamente es un reto que tenemos ante nosotros, pero estamos seguros de que existe una ventaja a largo plazo que no se puede lograr en un corto período. A diferencia de lo que el enemigo quiere, que es terminar esto en un corto período de tiempo, nosotros queremos prolongar esta guerra y transformar esta situación en nuestra ventaja a favor de la revolución.

Ellos están tratando de limitar nuestra área, mientras nosotros estamos tratando de ampliarla. Están levantando el Suraksha Samithis [Comité de Defensa] del Gram para luchar contra lo que denominan antisociales y por lo tanto están haciendo lo mejor que pueden para contenernos. Pero el pueblo nos invita. Incluso a cuadros nuevos con poca experiencia, que están escasamente armados, el pueblo les está pidiendo visitar estas zonas. Por ejemplo en Sonebhadra en Orissa, los propios pobladores nos invitaron. Nuestros planes para expandirnos de Raigad a Nayagad en forma de Operación Teleférico bajo la cual la incursión a Nayagad fue orquestada nos ha permitido expandirnos en esta área en tan sólo 8-10 meses. Por lo tanto, la incursión a Nayagad tenía no sólo una significación militar sino también importancia política, pues había razones estratégicas detrás de la incursión. De este modo, la operación Vikas se llevó a cabo para expandirse en el área de los llanos de Manpur (Chattisgarh). La gente nos invita y su confianza es alta. Si no expandimos de esta manera, definitivamente vamos a crecer y expandiremos la guerra de guerrillas. Si procedemos así, y se extiende exitosamente la guerra, entonces en el largo plazo la situación política y económica deberá cambiar y bajo la presión el Estado se derrumbará. Ya en la actualidad el Estado obstinadamente derrocha en gastos militares, pero en la medida en que la guerra se expanda en más y más zonas, más va a gastar y en el largo plazo se conducirá al fracaso. Estamos librando nuestra guerra con este plan estratégico.

Ya he explicado el segundo aspecto de este asunto en mi respuesta a su primera pregunta.

¿Es posible para el Partido ser centro del Frente único en este momento? Por ejemplo en Delhi, donde el trabajo del Partido es débil, ¿cómo imaginar un frente único?

Es una tarea sumamente importante mantener el Partido como centro del frente único. Ya respondí el primer aspecto de esta pregunta en mi respuesta a su primera pregunta.

En cuanto al segundo aspecto de su pregunta, si en Delhi se consigue esto sería más fácil trabajar. Pero esta no es la condición en la actualidad. Así, el Partido después de analizar la situación, decidió ubicarse como centro a través de otros diversos medios que sí son posibles. Hay otros medios -a través de otras fuerzas maoístas, las fuerzas democráticas y otras fuerzas progresistas. Y por lo tanto en lugares como Delhi, donde existe un campo limitado para el Partido directamente, tenemos que trabajar de otras maneras. Nuestras fuerzas deben estar a la altura de las circunstancias, ser capaces de desplegar sus fuerzas para el frente único, identificar las fuerzas más confiables y organizar reuniones de acercamiento en todo lugar importante. Diversos arreglos deben hacerse. Otras fuerzas democráticas, las fuerzas progresistas y maoístas deben reunirse y en el intertanto deben prepararse para conducir.
La situación en los primeros días del movimiento Lalgarh era tal que los intelectuales en gran número salieron en apoyo del movimiento. Pero últimamente los intelectuales han tenido diferencias en cuanto a las últimas etapas del movimiento, y el foco se ha desplazado a cuestiones como la oposición a leyes como la Ley de Prevención de Actividades Ilegales. ¿Cómo ve usted la situación?

Si tuviera el último informe del Comité de Estado habría sido más fácil para mí responder a esta pregunta. Aún así, quisiera decir que en un principio hubo mucho apoyo entre los intelectuales urbanos. Ahora dependiendo de la embestida del enemigo y la naturaleza de la lucha habrá también cambios en la reacción hacia la base de apoyo. Algunas personas también pueden pasar al lado de la oposición del movimiento Lalgarh. En Bengala, nuestra influencia en los grupos por las libertades civiles y en las zonas urbanas no es muy fuerte. Tenemos que hacer más para desarrollarla. Tenemos que fortalecer nuestro trabajo en las zonas urbanas. Muchas cosas dependen de nuestro trabajo allí y del desarrollo del movimiento Lalgarh a una etapa superior. Hay una gran diferencia entre el trabajo de las amplias masas y el trabajo entre los intelectuales pues éste involucra varios factores complejos. En este contexto, si los intelectuales se unieran en torno a cualquier problema sería positivo para nosotros, aun existiendo la Ley de Prevención de Actividades Ilegales y considerando que ésta no está en contradicción con la lucha de largo plazo. Los que no pueden venir a apoyar directamente a las fases violentas del movimiento pueden integrarse en otras cuestiones como ésta. Así, las demandas pueden cambiar pero éstas deben ser siempre consignas del pueblo. Y ambos Lalgarh y las nuevas consignas deben estar equilibrados. Puedo sostener que el Partido definitivamente toma las críticas positivas de cualquier persona, incluso de aquellos que no estén de acuerdo con nuestra línea base, pero que se levantan por el pueblo. Damos la bienvenida a las críticas de la gente para rectificar nuestros errores y fortalecer nuestro partido. El movimiento contra la Ley de Prevención está destinada a ser utilizada para los intereses de corto y de largo plazo de nuestro pueblo. Y en términos generales, como tal, cualquier movilización en este ámbito en el largo plazo no es contradictorio con los intereses del Partido.

¿En qué lugar coloca usted la democracia en el trabajo del Partido? Me refiero al derecho a huelga, el derecho a disentir, y el derecho a la libertad de expresión.

Esta es una pregunta muy importante, con la cual no existe confusión en nuestro Partido. Necesitamos un nuevo estado democrático en el que todos aparte de la burguesía burocrática-compradora, los terratenientes y los imperialistas tengan una libertad real y verdadera. Aparte de los enemigos del pueblo, para todo el mundo debe haber real y verdadera democracia. Además, puedo decir que mientras se prepara el Programa Político de los Comités Populares Revolucionarios / Janatana Sarkars, hemos estudiado la experiencia de Graam Raajyaas en la histórica revolución agraria de Telangana, el Programa Político de los soviets chinos, de los Comités de Barrios del Pueblo de Filipinas, de los Comités Populares Revolucionario del Perú, de los Consejos Populares Revolucionarios Unidos de Nepal y también estudiamos la Gran Revolución Cultural Proletaria. De conformidad con lo anterior se tienen todos los derechos fundamentales, incluido el que cada votante tiene el derecho de destituir cualquier persona elegida. Incluso tiene el derecho de poner en los tribunales a cualquiera que desde una posición de autoridad trabaje en contra de los intereses del pueblo con el fin de procesarlos.

En términos de las cuatro grandes libertades declaradas por el presidente Mao durante la Revolución Cultural, excepto aquella de publicar carteles de denuncia, todas las otras libertades han sido garantizadas por el Programa Político del Comité Popular Revolucionario / Janathan Sarkar. A medida que el nivel de desarrollo en los Janatana Sarkar avanza también lo seguirá la libertad de los carteles de denuncia. Según nuestra Constitución ningún castigo físico puede imponerse para la oposición política, cualquiera tiene derecho a disentir políticamente e incluso sindicalizarse. El estado indio está tratando de controlar la disidencia y por lo tanto la gente quiere revolución. Nosotros no vamos a repetir el mismo error. Además, por cualquier error en el procesamiento, la persona tiene el derecho de apelar al Comité Popular Revolucionario, a niveles más altos e incluso al Partido. Por ejemplo, en una de las áreas de extensión se produjo un incidente en el que en colusión con el Inspector General de Policía, 33 miembros pertenecientes a dos aldeas se convirtieron en agentes del enemigo. En este contexto, nuestros camaradas fueron y manejaron el asunto. Mientras los aldeanos querían dar la pena de muerte para el principal agente de la policía, el Partido intercedió para dar una oportunidad a esa persona para enmendar su error.

En un frente único no todo el mundo puede unirse. Algunos grupos maoístas y organizaciones democráticas pueden quedar fuera. ¿Cómo van a manejar eso?

Quienes están en la oposición son enemigos del pueblo y más del 95% de los oprimidos estará contra de ellos. Pero incluso un 5% es un número grande en el contexto de la India. Nuestro partido considera que en el transcurso de la guerra popular prolongada habrá espacio para destruir el poder político del enemigo tanto en forma directa, así como en el ámbito de la cultura, puesto que muchos partidarios ayudan en las transformaciones. En China, la señora Sun Yat-sen hasta su último día estuvo en cargos de poder, pero nunca fue miembro del Partido. Ellos pueden quedarse sólo en la medida que sirvan al pueblo y cuenten con el apoyo de la gente. Cuando social y políticamente se conviertan en irrelevantes, automáticamente desaparecerán. Es posible que ganen en las elecciones si sus partidos tienen el apoyo de la gente. Esta disposición está en nuestro programa político de los Comités Populares Revolucionarios, incluso otras personas pertenecientes a otros Partidos y organizaciones pueden unirse a los Comités Populares Revolucionarios si son electores y tienen derecho a ser elegidos para estos Comités. Hemos venido comprendiendo esto, debe ahora ponerse en práctica. Tenemos que desarrollar esta esfera. Nepal ha hecho algunos avances en este sentido.

Damos espacio para que la pequeña y mediana burguesía pueda crecer con algunas restricciones, a fin que no se pongan contra el pueblo y pueda controlarse el mercado negro, el acaparamiento de mercancías y la especulación. Nosotros sólo restringimos el gran capital extranjero y el de la burguesía burocrático-compradora. Por ejemplo, en 1998-99 el gobierno impidió a pequeños comerciantes comerciar con productos forestales, así que los Khirjas (comerciantes locales) protestaron y nosotros luchamos por ellos en un movimiento, aunque impedimos la usura y controlamos la explotación indiscriminada, no impedimos que ingresen los productos foráneos. Esto es desarrollo capitalista en cierto modo, pero lo estamos controlando. Es necesario para desarrollar la economía popular. Si los comerciantes no hubieran cooperado, ¿cómo hubiéramos sobrevivido? Bajo los Comités Populares Revolucionarios, el Ministerio de Comercio e Industria se encarga de los pequeños comerciantes de manera que los burgueses extranjeros no puedan tomar ventaja. Así la libertad plena continúa incluso si hay colaboradores que intentan ganárselos. Es sólo en situaciones de vida o muerte que el castigo físico es permitido. Sin embargo ahora, al tiempo que afrontamos la represión y la guerra, estamos en una situación compleja que tiene que ser reconocida.

¿Cuál es la postura de su partido frente a las conversaciones (de paz)?

En general el pueblo y los revolucionarios maoístas no quieren la violencia o el enfrentamiento armado con nadie. Sólo en condiciones inevitables toman las armas y resisten a sus enemigos y ahora están emprendiendo la guerra de liberación, aprendiendo de la historia. Por lo tanto, vemos esto como una guerra de autodefensa. En este contexto de guerra total, hay que reconocer que el Estado de Andhra Pradesh tiene 130 mil fuerzas, hay 45 mil fuerzas en Chhattisgarh (que aumentarán en breve en más de 20 mil fuerzas), 160 mil fuerzas en Maharashtra. Así, cada estado tiene una fuerza policial que es mayor que las fuerzas nacionales de muchos países europeos. Las fuerzas especiales más crueles y peligrosas han sido capacitadas por el Estado y apoyadas con varias leyes anti-populares draconianas. Bengala, Bihar, Orissa, Jharkhand, Chhattisgarh, Maharashtra, Andhra Pradesh, junto con Uttar Pradesh y Madhya Pradesh tienen en conjunto más de 700 u 800 mil fuerzas policiales. Fuera de esto, entre 250 y 300 mil fuerzas policiales están directamente dispuestas contra el pueblo. Y junto a ellos 100 mil fuerzas paramilitares se han desplegado en estas áreas. Aquí el pueblo lucha contra una fuerza más fuerte que los movimientos en el noreste y Jammu Cachemira. Esta es una campaña de represión y violencia brutal encaminadas a la supresión del movimiento político del pueblo, y para la explotación de los minerales.

En este contexto, si es posible podemos buscar algún respiro. Mientras más largo sea el tiempo de descanso es mejor para el pueblo. El trabajo democrático necesita este contexto. Pero mientras el gobierno sostiene una metralleta en su mano no se puede hablar de esto. El pueblo va a seguir luchando. Mientras lancen balas el pueblo no dejará las armas ni se rendirá. Todas las fuerzas democráticas y progresistas, las fuerzas patrióticas necesitan unirse y luchar contra la guerra total contra el pueblo que desarrollan los gobiernos central y estatales. Para decirlo de forma concisa las principales demandas que el partido ha puesto al frente del gobierno [de la India] para cualquier tipo de conversaciones son: 1) La guerra total debe terminar; 2) Para cualquier tipo de trabajo democrático, las prohibiciones hacia el Partido y las Organizaciones de Masas han de ser levantadas, y 3) la detención ilegal y tortura de camaradas debe terminar y éstos deben ser liberados de inmediato. Si estas exigencias se cumplen, los mismos dirigentes que sean liberados de las cárceles podrán dirigir y representar al Partido en las conversaciones.

Presentación sobre el Desarrollo de nuestro partido

Desde que en 1980 Jan Myrdal escribió el libro "India Espera” [India Waits], en el que habló del movimiento, se han producido varios avances en diversos aspectos tanto políticos como militares. Desde entonces, hemos visto el desarrollo de una perspectiva, teniendo en cuenta la especificidad concreta de la India. [En ese entonces] había sólo unos pocos líderes con experiencia que habían quedado de los días del camarada Charu Mazumdar. Muchos de ellos habían entrado en desviaciones de derecha, algunos en desviaciones de izquierda y sólo unos pocos habían venido hasta aquí. Así que en gran medida se trataba de una nueva generación, una juventud nueva, y para convertirlos en cuadros con experiencia debió invertirse mucho tiempo. Cuando Jan Myrdal estuvo en 1980, el partido estaba aún en este problema. Fue sólo tras 6-7 años que la dirección correcta surgiría en el contexto del PCI (PW). Cuando Jan Myrdal visitó Andhra Pradesh en 1980 sólo existía el comité estatal del PCI (ML) junto con el comité estatal de Tamil Nadu. También hubo un Comité Central, pero por supuesto sólo se limitaba a estos dos estados, su alcance fue limitado. En ese período el CCM estaba trabajando en Bengala y Bihar, sin embargo en Bengala era muy débil. De la misma manera el PCI (PW) estaba trabajando en Andhra Pradesh y Tamil Nadu, pero en Tamil Nadu era muy débil. Es una observación retrospectiva de la obra en estos dos centros, en estas dos regiones. El camarada Kobad Gandhi y algunos otros camarada de Maharashtra más tarde se unieron al PCI (PW). En el CCM el camarada Kobad Gandhi inició algunos trabajos incluyendo Assam, pero de una manera muy limitada. Ahora tenemos presencia en 20 estados pero el Partido es aún muy débil muchas de estas áreas. De este modo, hay un desarrollo desigual en la guerra popular prolongada, de acuerdo a nuestra fuerza hay diferentes niveles del movimiento en diferentes regiones. En este contexto, debemos observar el desarrollo y el papel de un partido revolucionario, esto es importante y me extenderé.

Compañeros, en 1980 el partido estaba intentando salir de un revés. Se trataba de reorganizar y consolidar. Por un lado, estaba el problema del sectarismo y por el otro, las bases de apoyo se habían perdido en gran medida. Así que tuvimos que revivir todo en términos de lucha de masas y en términos militares. En consecuencia, nuestra táctica también cambió. En ese momento se habían iniciado principalmente las luchas anti-feudal y la agitación y propaganda anti-imperialista para crear movimientos amplios y una opinión contra el Estado en las zonas urbanas.

Anteriormente, en la época del camarada Charu Mazumdar, la línea había sido desestimar las organizaciones de masas. Más tarde hemos repensado y después de pasar por una profunda revisión autocrítica, reconocimos que había algunos errores en los primeros años y sobre esa base hemos reconstruido el movimiento a fin de avanzar. La autocrítica se hizo en 1974, pero fue en agosto de 1977 que las fuerzas en el partido terminaron de convencerse. En la práctica fue reafirmado por el Partido en la Conferencia Estatal de Andhra Pradesh en septiembre de 1980, lo que marca el comienzo de una nueva práctica.

En primer lugar un partido revolucionario necesita una dirección para la comprensión de las condiciones nacionales e internacionales, así como las condiciones económicas y políticas para desarrollar tácticas de acuerdo con estas condiciones. Algunas de las perspectivas de las que hablé, en el período posterior a 1980, si añadimos la experiencia, veremos que hemos hecho algunos desarrollos en el ámbito de la comprensión en estos últimos años.

En segundo lugar, un partido revolucionario tiene que organizar al pueblo y conducir la lucha de clases. Desde el punto de vista estratégico los planes se hicieron, se seleccionaron los blancos y algún desarrollo se ha alcanzado desde 1980 en términos que el pueblo viene luchando bajo el liderazgo del partido que surgió como un desarrollo concreto.

En tercer lugar, para un partido revolucionario es importante organizar la lucha armada. El grupo de Reddy del Partido Comunista tomó el nombre de PCI (ML) y formó parte del PCP, bajo la dirección de Satya Narain Singh. Eran ellos los únicos que tenían algunos destacamentos en la zona de Godavari en el momento de esa visita. La Guerra Popular había comenzado con algunos destacamentos armados en la forma de los destacamentos campesinos, mientras que ya había unos 60-70 cuadros armados en ese momento.

Más tarde en la medida en que desarrollamos la lucha de clases de acuerdo con la idea de conquistar el poder en distintas áreas, de construir ejército popular, el PCI (PW) aquí y el CCM allá comenzaron a construir batallones guerrilleros a nivel de 5, 7, 9, 11. Algunos pelotones y zonas guerrilleras surgieron de esta manera. En algunas zonas, justo antes de la fusión de 2004, incluso surgieron compañías. El antiguo PCI (PW) tuvo el Ejército Guerrillero Popular [People’s Guerrilla Army, PGA] mientras que el CCM tuvo el Ejército Guerrillero de Liberación Popular [People’s Liberation Guerilla Army, PLGA]. En el proceso de fusión fundamos el PLGA bajo la dirección del PCI(Maoísta). La siguiente etapa es movilizar progresivamente batallones hacia la formación de un Ejército de Liberación Popular [People’s Liberation Army, PLA]. De acuerdo con los principios básicos, hemos pasado a las etapas superiores del poder político y militar y del poder político del pueblo. Esta visión estaba allí incluso antes de los 80. El CCM también estaba allí. Pero en la práctica se logró sólo en términos del desarrollo concreto posterior a la fusión.

Hay otros dos hechos que me gustaría señalar. Un partido que en la práctica está desarrollando tácticas o políticas que involucran a las amplias masas en sus filas tiene que practicar el involucrar al pueblo en miles y cientos de miles. En la práctica, al tiempo que afrontamos los problema y corregimos los errores se desarrolla una aguda lucha interna y externa. Es sólo a través del proceso de esta aguda lucha ideológica y política que hemos llegado a la posición de hoy. Después de la rectificación y revisión de los 70, surgió el PCI (PW) que debió enfrentar graves crisis internas en forma de 1) El sectarismo y dogmatismo a mediados de los años 80, y 2) el obstáculo que plantea la dirección del camarada Kondapalli Seetharamiah a principios de los años 90. Por otra parte, los enfrentamientos entre el CCM y el PCI (PW) han sido una amarga y perdurable experiencia, un capítulo negro en la historia. Para hacer frente a desafíos ideológicos y políticos, el partido tácticamente desarrolló dos enfoques: la discusión y el examen, y la lucha. En cada ocasión del partido emergió de la crisis con éxito. De la misma manera el CCM también salió de su crisis interna. Una parte del CCM intentó continuar la lucha, fueron también a través de las diferencias relacionadas con el maoísmo y el dogmatismo que se consiguió el éxito. EL Partido Unidad también luchó contra las fuerzas que se opusieron a la guerra popular prolongada y la revolución agraria y salió con éxito. El PCI (PW) y el CCM en esta etapa se vuelven incluso más pequeños mientras que los grupos Vinod Mishra y Satya Narain Singh se tornaron más fuertes e influyentes. Mientras Vinod Mishra se movió hacia el oportunismo de izquierda, Satya Narain Singh se movió al oportunismo de derecha. En la práctica se separaron y finalmente en la actualidad enfrentan una virtual liquidación con presencia muy nominal.

Anteriormente, junto con la lucha contra el revisionismo nos enfrentamos con el problema de tener una línea que sólo hablaba de tomar el poder del Estado y que suponía que otros problemas políticos como la cuestión nacional, el problema de la mujer, los dalit (intocables o castas) y la cuestión de las minorías religiosas se abordarían automáticamente por añadidura. Sin embargo, posteriormente rectificamos esta posición y se fusionaron las consignas de largo plazo con las consignas inmediatas. Esta era una necesidad para el éxito de la Revolución de Nueva Democracia y el desarrollo de ésta. Mientras que varios otros grupos ML sólo levantaban consignas inmediatas y se deslizaron hacia el reformismo, nosotros durante mucho tiempo sólo levantamos las consignas de largo plazo. Pero ahora, al poner juntas las consignas inmediatas y las consignas de largo plazo nos movemos hacia un desarrollo superior.

Para la educación del Partido, hay numerosas revistas a nivel central, a nivel estatal y de distrito. Alrededor de 25 revistas son del Partido. Varias otras son revistas de organizaciones de masas, por ejemplo, centralmente estamos publicando Guerra Popular/Laal Pathaaka, una revista ideológica y política que se edita de manera simultánea en Inglés, en hindi y en otras lenguas; Awami Jung, una revista militar en diferentes idiomas; Boletín de Información Maoísta en Inglés. En Dandakaranya estamos publicando las siguientes Revistas: 1. Prabhath (Hindi, Revista Política del Partido) 2. Viyyukka (Revista ideológica y política, en Gondi/Koyam) 3. Padiyora Pollo (Revista Militar, Gondi/Koyam) 4. Sangharsharath Mahila (Revista KAMS, en hindi) 5. Jhankar (revista literaria y cultural en varios idiomas) A nivel de División/Distrito en Gondi/Koyam: División Bastar del Sur: Pituri (Rebelión), División Bastar Occidental: Midangur (Chimenea); División Darbha: Moyil Gudrum (Trueno), Divisiones Norte y Sur de Gadichiroli: Poddhu (El Sol); División Mixta de Maad y Bastar del Norte: Bhoomkal (Rebelión); División Bastar Oriental: Bhoomkal Sandesh (Mensaje de Rebelión). Aparte de esto el Janatana Sarkar también ha publicado una revista llamada Janatana Raj (Estado Popular).

También hay lecturas de formación que se organizan con textos de estudio y plan de estudios. Las lecciones de política se organizan en los diferentes niveles estatales, a veces se organizan campañas de rectificación de 4-6 meses a un año para la formación política e ideológica, donde se discute la historia de las revoluciones china, de Filipinas y Perú. Hay equipos de instrucción militar para las academias militares y Awami Jung es la revista militar del Comité Central.

El Grupo en el área de Dandakaranya se enfrenta al problema del analfabetismo y la falta de educación primaria y por lo que organizó el MAS (educación móvil) con el fin de dar la educación primaria de los cuadros del partido. Cientos de cuadros han sido instruidos desde sus primeras letras. Las organizaciones de masas también desarrollan planes de formación con sus propios programas de estudios, los que han sido desarrollados en consulta con los dirigentes y miembros del Comité.

Presentación sobre el desarrollo del Ejército Popular (actualmente llamado Ejército Guerrillero de Liberación Popular - PLGA)

Le pido que se refiera a nuestros documentos centrales para tener una imagen completa del desarrollo de nuestro ejército en las condiciones específicas del país y en la situación internacional en que se forma. Le pido que presten la debida atención a esto debido a su relevancia en cualquier revolución.

Presentación sobre el desarrollo del Frente Único

En cuanto a las organizaciones de masas, en los últimos años, nos hemos desarrollado en varios frentes, incluyendo campesinos, mujeres, estudiantes, jóvenes, grupos de derechos civiles, los grupos literarios y culturales, los niños, las nacionalidades, obreros, empleados y otros. Cuanto más fuerte sea el partido en un estado, más amplia es la organización y los frentes. En las áreas más débiles, hay menos organizaciones de masas a nivel estatal, de acuerdo con la fuerza del Partido. En este momento, el Partido cuenta con organizaciones de masas, tanto a nivel estatal y nacional, y nuestro objetivo es representar a las organizaciones de las cuatro clases, de acuerdo con la alianza de las cuatro clases y también de otros sectores. Con el énfasis puesto en las organizaciones de masas, actualmente tenemos 30-40 organizaciones trabajando en varios frentes. Durante los años 80 el CCM tenía pocas organizaciones de masas que trabajan en secreto con un alcance limitado. En Andhra Pradesh las asociaciones de campesinos, de estudiantes y las agrupaciones literarias-culturales a pesar de su juventud tenían cierta influencia, pero ahora con el desarrollo de nuestra comprensión, existen diferentes organizaciones de masas en los pueblos, a nivel de estado y a nivel de toda la India. En el 9º Congreso del PCI (PW) se decidió desarrollar las organizaciones de masas y frentes únicos que estarían basados en principios y táctica. En algunas cuestiones, incluso las clases enemigas y los dirigentes locales podían reunirse en lo inmediato y a mediano plazo. Esto se desarrolló aún más después de la fusión. La lucha de clases debe librarse a nivel de sección, desde la clandestinidad, como también en forma abierta. Las oportunidades legales deben ser utilizadas, hay algunas organizaciones de masas que trabajan con la directriz general MLM, mientras que hay otras que están trabajando en forma completamente cubierta, incluso con otros.

Sobre las relaciones Internacionales

A inicios de la década de 1980 tanto el CCM como el PCI (PW) tenían alcance regional, debido a que no habíamos conseguido en gran medida vincularnos a los grandes movimientos internacionales. Sin embargo desde mediados del decenio de 1990 ambos partidos y sobre todo el CPI (Maoísta) tras su formación está desempeñando también un papel a nivel internacional. Estamos participando en los debates internacionales y enviando delegaciones a los foros internacionales aunque aún falte mucho por hacer en este frente. No obstante, es mejor que en los años 1980 y 1990. Respecto al MRI, el CCM se unió en 2002. El PCI (PW) sin embargo se opuso a sumarse al MRI pues consideraba que a fin de evitar un enfoque sectario, sólo después de deliberaciones a fondo, interpretaciones y debates podría desarrollarse una plataforma internacional. Por lo tanto el PCI (PW) no se unió al MRI, mientras que el CCM sí lo hizo. Después de la fusión, se decidió que cualquiera cosa que el nuevo Partido decidiera se sometería a la práctica. Y desde entonces hasta que fuera resuelto por todo el partido, éste se mantendría fuera del MRI. Nos hemos mantenido fuera del MRI, que por ahora se ha convertido en algo prácticamente exánime. Es importante para el éxito de la revolución india como parte inseparable de la gran revolución socialista mundial defender activamente el MLM, combatir el imperialismo y apoyar la lucha de clases en todo el mundo, como también prestar apoyo a los Partidos / Organizaciones / Fuerzas maoístas internacionales, al proletariado y al pueblo. Para ello, mantenemos relaciones fraternales con maoístas y fuerzas anti-imperialistas. Debido a la represión en curso, creemos que es importante para el éxito de cualquier revolución tanto prestar ayuda como recibir la ayuda internacional. Sobre todo, una vez más decir que nos aferramos a las bases del MLM. Esperamos las sugerencias y críticas de cualquier Partido / Organización Maoísta.

Creemos que la PCI (Maoísta) es un destacamento de la revolución proletaria mundial. Si tiene éxito, diríamos que una parte del mundo tendrá éxito; no es independiente. Trabaja como una parte de la revolución socialista mundial y está estrictamente relacionado con el éxito o el fracaso de la revolución socialista mundial. Mayores luchas de la clase obrera en los países imperialistas/capitalistas tendrá un impacto favorable en la revolución india.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)