3 de mayo de 2017

INICIO > ASIA > Otros paises

REVISIONISMO ACTUAL: PRACHANDA, GONZALO Y EL MRI

INFORME POLITICO (*)

17 de marzo de 2009

Segunda parte.

2. El centrismo y la llamada “lucha de líneas” al interior del PCN (M). Las teorías revisionistas preconizadas por el PCN (M) no sólo fueron aplaudidas por la burguesía internacional sino que han recibido el completo respaldo y felicitación de viejos y nuevos partidos revisionistas, de los autodenominados “ML” o incluso simplemente “M”, y hasta de algunos de la orilla del trotskismo. Los abrazos al prachandismo han continuado en los pasados meses. The West Bengal State Committee of the Communist Party of India (Marxist - Leninist) Janashakti en su saludo a la victoria electoral para la Asamblea constituyente dice: “Esperamos que el PCN (Maoísta), dará lugar a que el pueblo de Nepal firme una victoria democrática, y Nepal será la culminación lógica de la batalla tanto contra el neo-revisionismo como el aventurerismo de ’izquierda’”. Así mismo es elogiado por el Partido Socialista de Malaysia, por la Perspectiva Democrática Socialista de Australia, por la Coalition of Radical Left of Greece (SYRIZA), la Organización Comunista de Grecia KOE (con flamante delegación y visita a Nepal), por el Partido Comunista Revolucionario de Argentina (a quien dan resaltada entrevista en el Red Star No. 17 en la persona de Eugenio Gastiasoro del Comité Central), por el Nuevo Partido Democrático de Sri Lanka, y finalmente en octubre, por toda la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas –CIPOML– con un saludo a la victoria electoral del PCN (M).

Es de anotar que entre los integrantes de la CIPOML existen partidos que como el Partido Comunista de Colombia (Maoísta), el Partido Comunista del Perú (ML), el Partido Comunista (MLM) de Bolivia, el Partido Comunista de la India (ML), entre otros, cuyas posiciones y carácter revisionista a pesar de sus siglas, han sido denunciados por los comunistas de sus respectivos países. Es tan evidente el apoyo del revisionismo internacional al prachandismo, que el PC de Italia (M) en su hoja Proletari Comunisti rechazó de inmediato la declaración de la CIPOML calificándola de hipócrita y oportunista pues, dicen, tal Conferencia no es partidaria de la guerra popular; ante lo cual, el CARC (Comité de Apoyo a la Resistencia por el Comunismo) partidario en Italia de la Conferencia, alegó que es la primera agrupación de partidos “antirevisionista” que da su apoyo al PCN (M). Los partidos revisionistas han vitoreado y emulado la línea de actuación del PCN (M), pero en particular, los de la India y Pakistán han retado a los auténticos MLM a abandonar lo que dicen ser “dogmas” y a seguir el ejemplo prachandista, un disparate oportunamente denunciado y repudiado por el camarada Azad del PC de la India (M). Sin duda, el prachandismo por su naturaleza de representar la forma de oportunismo necesaria en la agonía del imperialismo en el siglo 21, se ha convertido en el núcleo aglutinador de los partidos revisionistas, viejos y nuevos, y de esta manera, ha contribuido con su ejemplo negativo al deslinde dentro del Movimiento Comunista Internacional porque ha servido para que se defina, separe y agrupe la escoria revisionista, pues hasta antes del 2006, los deslumbrantes apelativos “MLM”, “ML”, o “M”, y sus agrupamientos organizativos eran engañosos e impedían ver la verdadera delimitación entre el marxismo y el revisionismo.

No por casualidad han ido a parar al balcón de aplausos al revisionismo prachandista, gentes esperanzadas en la “democracia imperialista”, que como Mike Ely (escindido del PCR de EU) el 5 de noviembre cuelga un artículo en la Internet donde dice refiriéndose a la elección presidencial de Obama: “Es evidente que este es un notable acontecimiento político en muchos sentidos. Y se marca una serie de cambios en la vida política de los EE.UU. Y para todos nosotros, creo que este es un momento para tomar un respiro y, a continuación, tener una mirada muy estrecha en el panorama político en que se desarrolla nuestro trabajo revolucionario. Nosotros los revolucionarios solemos decir que Informe del Secretario Político de la Unión Obrera Comunista (mlm) a la IV Plenaria del Comité de Dirección – VII Asamblea (extraordinaria) Sobre la situación de la lucha de líneas en el Movimiento Comunista Internacional para derrotar al revisionismo prachandista Segunda Parte ningún cambio fundamental vendrá excepto a través de la revolución. Y eso es cierto, por supuesto, dependiendo de cómo definir el concepto de "fundamentales"”.

3. El centrismo y la llamada “lucha de líneas” al interior del PCN (M). Desde el momento de la traición del PCN (M) en el 2006, algunos partidos del Movimiento Comunista Internacional tales como el Partido Comunista Revolucionario del Canadá, el Partido Comunista de Italia (Maoísta) y el Partido Comunista (Maoísta) de Turquía y Kurdistán Norte (los dos últimos miembros del MRI), y otras organizaciones como la distribuidora de publicaciones Correo Vermello, o la oficina de Londres del Movimiento de Resistencia Popular Mundial (movimiento promovido por el MRI), en diferente grado han dado respaldo a las teorías prachandistas. Unas veces presentando tales teorías como un desarrollo universal del marxismo, cual era el propósito de reuniones tales como el Seminario de Florencia anunciado desde junio pasado por el Partido Comunista de Italia (Maoísta) “Sobre la Evaluación de la situación en Nepal y su influencia en el MCI, las lecciones teórico prácticas del PCNm”; otras veces, dedicándose a tildar de “dogmatismo” toda crítica y denuncia marxista al Acuerdo de traición prachandista, justificándolo como una línea correcta brotada del “análisis concreto de la realidad concreta”, sentido en el cual Correo Vermello expresó en una carta a la Unión: “Para comenzar creemos necesario señalar cuál es, a nuestro entender, la base filosófica de la mayoría de las críticas de “izquierda” al Partido Comunista de Nepal (m) y al MRI. Se trata del dogmatismo, la otra cara del revisionismo, que se opone a la aplicación viva del marxismo y lo reduce al recitado de "mantras" de citas de los grandes del pensamiento proletario, sin vida, simple letra muerta. Este peligroso estilo unilateral, que se inicio en la III Internacional, se instauró con cierta facilidad en medio de la lucha antirrevisionista que tanto caos o incertidumbre creo en muchos sectores del movimiento comunista internacional”; y otras veces 5 de marzo de 2009 9 más, entreverando el respaldo tácito, sutil, y el cuestionamiento a la actuación de los prachandistas, al estilo de los artículos del SNUMQG (Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar), o de declaraciones como la No. 62 del PC (M) de Turquía y Kurdistán Norte donde dicen “declaramos abiertamente que los resultados de esta elección debe ser considerado como el logro de la Guerra Popular que, bajo la dirección del marxismo-
leninismo-maoísmo, ha abordado las contradicciones del país y está destinado a la meta de ganar la auténtica liberación de los pueblos”, y a renglón seguido advierten sobre “El camino burgués de defender la transición pacífica (…) ocultar el papel decisivo de la Guerra Popular y promover la idea de que la revolución puede lograrse a través de estos otros medios (…) No debemos asumir, incluso por un segundo que en Nepal es posible romper el viejo poder y la nueva forma de poder mediante el uso de estos métodos (…) es evidente que cualquier salida, aunque sea menor, del camino de la Guerra Popular o de las herramientas básicas tales como el Partido, el Ejército y el Frente Unido daría lugar a alejarse del poder político y perder la tierra que se había ganado anteriormente. La historia ha demostrado una y otra vez que aquellos que creen que esas tácticas en sí mismas son suficientes no será capaz de evitar la derrota. Después de haber ganado tal apoyo masivo, los maoístas de Nepal deben ahora utilizar esta ventaja para hacer avanzar incesantemente en el camino hacia una República Democrática Popular de Nepal (…)” Justificar el revisionismo prachandista, ser benevolente con él, conciliar, eludir el meollo de la discusión… son todos, signos del centrismo que en su propósito de conciliar el marxismo y el revisionismo, lo que hace es cubrir la espalda al oportunismo y convertirse en su defensor solapado, labor cada día más infame por cuanto, cada día es más descarada la actuación política burguesa de los prachandistas al frente del gobierno.

Fue entonces, cuando a manera de compensación el órgano de expresión prachandista Red Star comenzó a ventilar una llamada “lucha de líneas” al interior del PCN (M) donde la cuestionada “línea reformista” dicen estar representada por personajes como Prachanda, Bhattarai, Bastola, mientras que la llamada “línea revolucionaria”, por Mohan Vaidya Kiran, Netrabikram “Biplap” Chand, Indramohan Sigdel ’Basanta’, Gajurel, Ram Bahadur Thapa y Matrika Yadav, línea que sin rechazar el Acuerdo de traición del 2006, sino cuestionando la “cantidad de compromisos” y la pretensión de lograr las transformaciones sólo a través de compromisos y negociaciones con la burguesía, colocó en entredicho la línea oficial del PCN (M) y los objetivos de su programa de gobierno respecto a las masas trabajadoras. Es el caso de Netrabikram “Biplap” Chand del Secretariado del Comité Central del PCN (M), en el Red Star No. 10 del mes de junio, cuando dijo: “Nuestra revolución está en fase de negociación y nuestro partido contempla el compromiso como otro aspecto de la lucha de clases. La cuestión de si la revolución se logrará mediante el compromiso o será empujada hacia la contrarrevolución, aún no está cerrada.” (…) “El marxismo acepta la opción de llegar a compromisos; sin embargo considera imposible lograr una revolución a través de demasiados compromisos. Puede ser útil en el momento en que la revolución intenta conquistar el poder pero es imposible asegurar ese poder para el proletariado solo a través de los compromisos. Las tendencias reformistas y oportunistas en cambio, conceden a esta vía toda la importancia. Creen que la sociedad y el poder del Estado pueden ser cambiados a través de la “negociación” en vez de la revolución.”

De igual manera Indramohan Sigdel ’Basanta’, otro miembro del CC del PCN (M) escribió: “En Nepal se ha conseguido una República Democrática Federal, una democracia burguesa en la que el PCN (M) juega un papel determinante. A pesar de esto, la vanguardia del proletariado de Nepal no ha alcanzado aún la meta estratégica de la Nueva Democracia, la dictadura conjunta de las fuerzas patrióticas y democráticas bajo el liderazgo del partido d e l p ro l e t a r i a d o . La Re p ú b l i c a Democrática Federal es un paso anterior a la Nueva Democracia, según decía el Presidente Mao, pero no una estrategia del proletariado ni un paso separado de la Nueva Democracia.” En octubre, en el Red Star 18, Netrabikram Chand ’Biplap’, resume las divergencias: “1) La diferencia de opinión sobre el programa político: La principal manzana de la discordia es si el partido debe avanzar hacia delante a la República Popular o permanecer en la etapa de la república democrática.”; (…) “2. La diferencia estratégica: La segunda diferencia está en cómo llevar a cabo la revolución de Nepal, o por la insurrección o la lucha pacífica.”; (…) “3. La diferencia táctica: La tercera diferencia de opinión es sobre si se debe aplicar la táctica de la lucha de clases o las tácticas de la reforma.

El Presidente Camarada Prachanda ha presentado la táctica de los 4-puntos: 1) Escribir una nueva constitución, 2) construir el nuevo ejército fundiendo los dos ejércitos, 3) Extender la publicidad del presupuesto, 4) Desarrollo y construcción.”; (…) “En conjunto, tenemos nuestra propia opinión de que el programa político, la estrategia y la táctica propuesta por el Presidente Com. Prachanda representan el reformismo. Si avanzamos hacia delante a través de estas tácticas, es evidente que nuestro partido se hundirá en el pantano del reformismo por encima de su cabeza. La única solución es que el partido avance hacia delante a través del programa político de la República Popular, la estrategia de la insurrección y la táctica de la lucha de clases.” Así, sin reconocer ni repudiar la traición, destino político al cual condujo el llamado “Camino Prachanda”, los prachandistas retoman retazos del marxismo para maquillar el camino reformista burgués del gobernante PCN (M) en el vano intento de conciliar el marxismo y el revisionismo en las propias entrañas del cuartel general prachandista… la tabla de salvación, que ante las bellaquerías burguesas del nuevo gobierno, necesitaba el centrismo internacional.

Se inicia así, una gran alharaca sobre la Convención Nacional del PCN (M) “arreglar los debates sobre qué tipo de República Popular”, “Los maoístas –dicen los comunicados– ya han dejado claro que la República Popular es el objetivo final, pero el liderazgo del partido está dividido sobre la forma de establecerla”. Correo Vermello por boca de Miguel Alonso, se apresta a respaldar y embellecer la supuesta cara MLM del prachandismo, al que además le concede el don de la ubicuidad, pues por un lado el “Camino de la revolución que en Nepal se concreta en el denominado Camino Prachanda, aplicación viva del m-l-m a las tareas de la revolución en Nepal”, y por otro, “Dos caminos se desarrollan en paralelo, el de la derecha que quiere conformarse con la actual República Democrática Federal y el de la izquierda que quiere proseguir por el sendero de la Revolución. Desde hace meses podemos ver este debate en la propia prensa maoísta. En el mismo han participado los principales dirigentes de PCN (m) que han expuesto sus argumentos. Pero la Revolución no es un concurso de ideas, es el punto álgido de la lucha de clases y el tiempo se acaba para los debates frente a problemas como, la Reforma agraria y el reparto de la tierra de los feudales a los campesinos o la destitución de los dirigentes militares nombrados por Koirala y la disolución de ambos ejércitos para su integración como está previsto en los acuerdos de paz y que hoy la burguesía, envalentonada por el respaldo imperialista trata de impedir. Problemas concretos en los que los dos caminos de separan. Donde no cabe conciliar. Se está con las masas o en contra, se defienden los intereses de las mismas o se defienden los intereses de la burguesía. A todas estas cuestiones tendrá que dar respuesta la dirigencia que salga victoriosa del Congreso del PCN (m) de Noviembre. Sin duda, desde Noviembre, Nepal y su Partido revolucionario no serán los mismos”.

De igual manera, en la Comunicación de Correo Vermello a la Conferencia de Hamburgo convocada por el Movimiento Popular Perú en Europa, se afirma: “Hoy la Revolución en Nepal, sus fuerzas revolucionarias, se enfrentan a una importante encrucijada, cuando las balas almibaradas de la burguesía parece haber hecho mella en algunos camaradas de la dirección del [Pasa a la página siguiente] PCN (m) y se desata una nueva lucha contra el oportunismo” … “Hoy es publica, por documentos y artículos de miembros del Comité Central del PCN (m) una lucha de líneas que enfrenta a los auténticos maoístas con los que pretenden liquidar el carácter revolucionario del Partido y convertirlo en un apéndice de la burguesía democrática. Renacen argumentos como la podrida teoría, "del desarrollo de las fuerzas productivas" llamándola "revolución económica". Tienen amigos poderosos: Los imperialistas de la India y China. Tenemos que tomar posición decidida junto la línea revolucionaria…”, aún así, los centristas salvan al prachandismo y consideran que sigue virgen e incólume a pesar de estar completamente cebado en el prostíbulo burgués.

Sin embargo, la tal línea revolucionaria del PCN (M), ya desde octubre, en el Red Star No. 16 había comenzado a mostrar el cobre revisionista que caracteriza a todo el prachandismo. Le preguntan en una entrevista a Indramohan Sigdel ’Basanta’: “Si la lucha de clases no ha terminado, entonces ¿por qué el Presidente del Partido y Primer Ministro Camarada Prachanda en repetidas ocasiones habla de mantenimiento de una relación armoniosa entre el
trabajador y la gerencia?” Y responde sin titubeos: “Ahora estamos en la fase de la Nueva Revolución Democrática, no socialista. Así, la resolución de la contradicción básica, que está formada por el amplio campesinado y las fuerzas patrióticas, por una parte, el feudalismo y el imperialismo por la otra, es la condición previa necesaria para el cumplimiento de la Nueva Revolución Democrática en Nepal. Por lo tanto, es evidente que la contradicción entre el trabajador y la burguesía nacional no es la contradicción principal en este momento por lo que la necesidad de mantener una relación armoniosa entre ellos es evidente.”(s.n) Sólo faltaba la conclusión de la Convención Nacional del PCN (M) de noviembre, la cual según Miguel Alonso de Correo Vermello cambiaría la cara al partido. En efecto, al podrido rostro revisionista del prachandismo le fue colocada una nueva “mascarilla MLM” confeccionada con palabras tales como “revolución de nueva democracia”, “lucha de clases” e “insurrección”... Red Star No. 19 dice: “La convención nacional celebrada en noviembre de 20 a 25 en el Valle de Katmandú ha dado énfasis a la unidad-luchatransformación, en el sentido de tesisantítesis- síntesis.

Para la transformación, el PCN maoísta ha abierto el debate”… y el “gran debate” es sobre la Asamblea Constituyente que según los prachandistas quedó incompleto en Rusia por la prematura muerte de Lenin, pues de lo contrario habría tomado el camino del multipartidismo y no el camino de la Dictadura del Proletariado que siguió Stalin; “gran debate” sobre la 10 5 de marzo de 2009 Constitución burguesa, que según los prachandistas también quedó incompleta en China, seguramente porque en tiempos de Mao no se siguió el camino del “desarrollo de las fuerzas productivas” que proponía Liu Shao-chi, sino el de la Revolución Cultural, es decir la continuación de la revolución política bajo la Dictadura del Proletariado. Por tanto, en la Convención prachandista de noviembre no hubo divergencias de fondo, sino acuerdo en que “la táctica de elección de la Asamblea Constituyente y la República Democrática Federal de que nuestro partido ha adoptado en la reunión Chunwang ha concluido con éxito”. Se suprimió la palabra “transición” en la táctica de esa reunión y milagrosamente desapareció la “línea reformista” representada por Prachanda. Sellaron pues identidad plena con el Acuerdo de traición del 2006, y a pesar de contrariar el anhelado “Donde no cabe conciliar” de Miguel Alonso de Correo Vermello, le sirvieron en bandeja el supremo objetivo del centrismo: ¡integración de las dos líneas en una! (dizque corrigiendo un error del Movimiento Comunista Internacional respecto la lucha de líneas y la división); por unanimidad acordaron fundir los dos documentos centrales, de Prachanda y Kiran, en uno solo para un próximo Congreso, adoptando la táctica de “República Federal Nacional Democrática del Pueblo” (People’s Federal Democratic National Republic)… y así seguirán hablando de marxismo pero practicando el revisionismo, hablando a nombre del proletariado pero sirviendo a la burguesía, hablando de lucha de clases pero reprimiendo y amordazando la lucha de los explotados con el poder estatal de los explotadores.

Como parte del centrismo y prestando en últimas el mismo infame servicio de resguardar la espalda al revisionismo prachandista, persiste el cómplice silencio del MRI que lo llevó a la bancarrota ideológica y política, y muy seguramente a la disolución organizativa. Después de ser centro ideológico y político del proletariado mundial durante dos décadas, hoy acontecimientos como el Primero de Mayo de estos últimos años, y el comienzo de la monumental crisis mundial del capitalismo imperialista, han pasado desapercibidos ante los ojos de su Comité, obligando a algunos de sus integrantes a pronunciarse cada uno por su lado. El jefe del revisionismo del siglo 21, Prachanda, va a EU a la Asamblea de la ONU a hacer apología de esa institución imperialista y a propagar su marxismo falso en la tribuna que le preparan algunos llamados “maoístas” y demócratas… y el PCR de ese país, fundador y uno de los principales partidos del MRI, se inmoviliza y guarda silencio, pues está dedicado a la prédica de otro “novedoso” desarrollo del marxismo, del tipo de los tan mentados “pensamientos guías” (Idea Zuche de Kim Il Sung en Corea, pensamiento Gonzalo en el Perú, Camino Prachanda en Nepal): “la nueva síntesis de Avakian” de la cual dicen, es una “nueva concepción de la revolución y el comunismo”, pero que si nos atenemos a lo que muestra su actitud y actuación frente al revisionismo prachandista traidor de la revolución en Nepal, podemos afirmar que también llevará la revolución en EU al despeñadero. Ante todas las canalladas de los prachandistas en el gobierno, perpetradas por un partido de sus propias filas, el Comité del MRI sólo logra incluir en su boletín electrónico de noticias –SNUMQG– famélicas comunicaciones de los sucesos sin análisis ni crítica, forzando a que sus integrantes se pronuncien, unos a favor del prachandismo como es el caso claro del PC de Italia (M), otros como el PC (M) de Turquía y Kurdistán del Norte a medio camino, y otros en contra como bien lo ha hecho el Partido Comunista de Irán (MLM). El asqueroso silencio del MRI ha sido cuestionado hasta por propios admiradores de los prachandistas: “Está claro que hay profundas divisiones entre las fuerzas políticas maoístas que se reunieron anteriormente en el Movimiento Revolucionario Internacionalista. Esto ha sido evidente en el largo silencio agrio del Partido Comunista Revolucionario, en relación con los acontecimientos políticos en Nepal” (Mike Ely); “Hoy en día, las distintas formaciones internacionales de partidos comunistas y organizaciones no pueden decir que sólo están luchando (contra el revisionismo, el imperialismo, etc), sino que tienen que decir por qué luchamos. Tienen que marcar un curso para avanzar. El hecho de que sean capaces de denunciar la mentiras revisionistas y los crímenes imperialistas, pero no son capaces de dar su opinión, o tartamudean sobre la situación en Nepal, donde los comunistas están avanzando, es un signo de sus dificultades.

Ninguna de las diversas agrupaciones de los partidos comunistas y organizaciones pueden incluso fijarse como un embrión de una nueva Internacional si no superan esta dificultad, si sólo se limitan a denunciar el revisionismo y el imperialismo, si no proponen un curso que pueda llevar a la victoria de los Comunistas, en los países imperialistas y en los semi coloniales países oprimidos, de acuerdo a las condiciones específicas de los unos y otros” (nuevo Partido Comunista Italiano) Así, la bancarrota ideológica y política del MRI se ha profundizado en forma irreversible, y aunque mantengan por los siglos su cáscara organizativa y el membrete, en realidad se ha transformado en un movimiento inservible a los intereses del proletariado mundial y a las tareas del Movimiento Comunista Internacional, por lo cual debe ser negado por una nueva Conferencia Internacional de los auténticos Marxistas Leninistas Maoístas, en franco combate contra el revisionismo prachandista.

(*). Revolución Obrera, órgano de la Unión Obrera Comunista (mlm) Colombia, 5 de marzo 2009. Informe del Secretario Político a la IV Plenaria del Comité de Dirección. Segunda y la tercera partes. Queda pendiente la cuarta y quinta partes.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)