15 de julio de 2017

INICIO > LATINOAMERICA > Bolivia

LA PANTOMIMAS NACIONALIZADORAS DE EVO MORALES.

Por: Pablo Saba (corresponsal de El Diario Internacional en Bolivia).

22 de mayo de 2006

(Nota de la redacción: este articulo llego a El Diario los primeros días de mayo, justo cuando nos boicotearon. Por la validez del análisis, a pesar del atraso, lo publicamos).

Ante la exigencia permanente de gruesos sectores del pueblo boliviano para que el gobierno de Evo Morales cumpla con su promesa de nacionalización de todos los recursos naturales -en especial de los hidrocarburos- Morales ha utilizado como cabeza de turco uno de los emprendimientos transnacionales siderúrgicos más pequeños e inconclusos, cuyo asentamiento en Bolivia recién se estaba concretizando: el de MMX.

La prensa local boliviana viene desinformando a la opinión pública que la intervención de Evo Morales, a MMX, se hace en resguardo de las cuantiosas vetas de hierro existentes en El Mutún, ubicado en la provincia Germán Busch del Departamento de Santa Cruz, muy cercanas a la frontera con Brasil, al lado del Estado de Mato Groso do Sul.

CONFLICTOS CON EBX

Lo cierto es que la inversión que hizo MMX (1) dependiente de la transnacional EMX (2) en la localidad de Puerto Suárez -también perteneciente de la provincia Germán Busch-, se trata de un proyecto siderúrgico que comprende la construcción de una planta con cuatro hornos para la transformación de hierro en arrabio (3)

Esta planta se encuentra ubicada a una distancia no menor de 50 kilómetros de la frontera con Brasil, por lo que su asentamiento es del todo inconstitucional, en razón a que el Art. 25 de la Constitución Política de Bolivia prohíbe la propiedad o posesión de cualquier extranjero dentro del margen territorial mencionado.

Por otro lado, como lo ha denunciado el Foro Boliviano del Medio Ambiente, MMX pretendía utilizar carbón vegetal (4) para la elaboración de arrabio, en lugar del gas natural, pues la obsoleta planta instalada en Puerto Suárez iba a ser utilizada como una fachada por MMX para captar gas natural subsidiado por el estado boliviano que no iba a ser utilizado por esa planta, sino desviado a otra planta moderna de EBX, instalada en la muy cercana localidad brasileña de Corumbá, en consorcio con la transnacional anglo-australiana Rio Tinto.

EVO, EL “NACIONALIZADOR”

Con argumentos legales, medioambientales, políticos y económicos de indudable contundencia, Evo Morales ha aprovechado este conflicto para presentarse con un talante nacionalizador, ante el pueblo boliviano que le exige medidas contra las transnacionales.

A esta imagen que pretende labrarse Morales, para desmarcarse de la postura vendepatria de anteriores gobiernos, han coadyuvado dos aspectos: la actitud desembozadamente vendepatria del Comité Cívico Pro Santa Cruz que hasta hace poco defendió a capa y espada la permanencia de MMX en Puerto Suárez, para congraciarse con el Comité Cívico de Puerto Suárez y el de Puerto Quijarro -localidades de la provincia cruceña de Germán Busch-, así como la precariedad económica y laboral que viven los pobladores de las localidades de Puerto Suárez y Puerto Quijarro, quienes claman por fuentes de trabajo con suma urgencia.

Estos dos aspectos, incluso han llevado el conflicto a una tensa situación cuyo punto máximo se ha vivido el 18 de abril del presente, día en que por varias horas fueron retenidos en el local de negociaciones en Puerto Suárez, tres ministros de Evo Morales: de Desarrollo Sostenible y Planificación del Desarrollo, Carlos Villegas; de Minería y Metalurgia, Wálter Villarroel; y de Desarrollo Económico, Producción y Microempresa, Celinda Sosa. Ministros que fueron prácticamente liberados luego de una intervención militar.

MMX, CORDERO DE LA DISCORDIA ENTRE ÉLITES

Además, el conflicto expresa las fuertes contradicciones entre facciones burguesas, las encabezadas por Morales contra la oligarquía cruceña, de allí que la zona de Puerto Suárez ha tenido importantes periodos de paralización con bloqueos en cinco puntos de acceso a la frontera con Brasil. Tiempo en el que el Comité Cívico Pro-Santa Cruz, ente cívico que sirve de fachada de la oligarquía cruceña, hizo varios amagues de paralizar también la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (5)

Esta situación se evidencia cuando el representante del Comité Cívico de Puerto Suárez Edil Gericke, ya se encuentra en Corumbá solicitando asilo político, luego de que la maquinaria judicial y policial lo está buscando como el principal responsable del “secuestro” a los tres ministros de Evo Morales el 18 de abril último.

Está claro, que de alguna manera Evo Morales trata de jugar al equilibrismo con las masas bolivianas, luego de expresar de manera clara su posición de “nacionalizar” sin confiscar, ni expropiar ni expulsar a las transnacionales, respetando sus inversiones y propiedades, que en resumidas cuentas significa dejar todo como está.

Ese equilibrismo reside en una gimnasia y efectismo discursivo y verbal, que sin duda está manufacturado por su mentor, vicepresidente y ventrílocuo: Álvaro García Linera. Experto en la producción de retórica ilusionista y en asumir posturas histriónicas pseudos populares y pseudos revolucionarias, las que están siendo aprendidas -a duras penas y luego de muchas metidas de pata- por Evo Morales.

Efectismo que amenaza con extenderse a más falsas nacionalizaciones a los hidrocarburos, como las anunciadas el día de hoy, en la que incluso se ha movilizando a contingentes militares que sólo custodiarán las propiedades e inversiones de transnacionales petroleras a las que jamás se las lastimará ni con el pétalo de una rosa.

La Paz, 01 de mayo de 2006

Notas:
(1) Mineração & Metálicos S.A.

(2) Empresa de propiedad del multimillonario brasileño Eike Batista, con presencia en Brasil y otros países sudamericanos como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Uruguay, además de Bolivia a través de la subsidiaria MMX.

(3) El arrabio “es el primer proceso que se realiza para obtener Acero, los materiales básicos empleados son Mineral de Hierro, Coque -La mezcla de carbones metalúrgicos se somete a un proceso de destilación seca que lo transforma en coque metalúrgico- y Caliza. El coque se quema como combustible para calentar el horno, y al arder libera monóxido de carbono, que se combina con los óxidos de hierro del mineral y los reduce a hierro metálico. La ecuación de la reacción química fundamental de un alto horno es: Fe2O3 + 3 CO => 3 CO2 + 2 Fe” (véase www.infoacero.cl)

(4) El carbón vegetal acarrea impactos negativos medioambientales, según el Foro Boliviano del Medio Ambiente.

(5) Santa Cruz de la Sierra es la ciudad que concentra mayor número de población en Bolivia y la de mayor pujanza económica en el país, es la capital del Departamento de Santa Cruz.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)