9 de diciembre de 2018

INICIO > LATINOAMERICA > Chile

PINOCHETISTA DIRIGE LA FUNDACION NERUDA

Por: Mario Casasus (*).

29 de septiembre de 2006

Al cumplirse -el pasado 23 de septiembre- un nuevo aniversario de la muerte de Neruda, hace falta una auditoria de Impuestos Internos en la Fundación que lleva su nombre. La institución que dirige con mano de hierro el abogado Juan Agustín Figueroa comete evasión fiscal e invierte en millones de dólares junto al pinochetista empresario Ricardo Claro.

Mil trescientos millones de pesos (poco más de 2.3 millones de dólares) del copyright de Neruda (sólo en 2003) se han invertido en la compra de bonos bursátiles de la empresa Cristalerías Chile, propiedad de Ricardo Claro (asesor del canciller de Pinochet y dueño de MEGA), la Fundación Neruda no pudo desmentir mi investigación exclusiva, que anticipaba la renuncia de Francisco Torres como director ejecutivo si todo se hacía público, nota que también los denunciaba por evadir impuestos y una interminable carencia intelectual.

Ricardo Claro es un terrorista de Estado e ideólogo de la dictadura de Pinochet. En el Capítulo VI -Recintos de detención- de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura presidida por el obispo Sergio Valech (páginas 312 a 313; Informe Valech, 2004) acopia los testimonios de los buques usados como prisión en Valparaíso, como resume el diario La Nación ’Ricardo Claro puso a disposición de las fuerzas de seguridad dos barcos de otra de sus empresas, la Compañía Sudamericana de Vapores, para ser usados como centros de detención y tortura. Uno de ellos, El Maipo, trasladó a 380 detenidos desde Valparaíso hasta Pisagua. Muchos de sus ‘pasajeros’ perdieron la vida. El otro, El Lebu, cumplió el rol de cárcel flotante y más de dos mil personas pasaron por sus bodegas y camarotes’ (5/diciembre/2004).

La vida privada de Juan Agustín Figueroa (presidente vitalicio de la Fundación Neruda) debiera quedarse en ese ámbito, si es amigo de Ricardo Claro desde los años mozos de la Universidad no tendría que importarle a nadie; pero Juan Agustín Figueroa está en el directorio de Elecmetal; es vicepresidente de la Viña Santa Rita, director de Cristalerías Chile y presidente del directorio de Marítima Inversiones, holding de Sudamericana de Vapores (las 4 empresas anteriores son propiedad de Ricardo Claro). Se puede ver el directorio completo de Cristalerías Chile en su sitio web (www.cristalchile.cl).

Figueroa está acostumbrado a hacer negocios con Ricardo Claro, pero hay algo que todavía le da vergüenza, la Fundación Neruda jamás hizo pública la inversión en Cristalerías Chile, sino hasta que lo publiqué en La Jornada Morelos el 11 de agosto de 2005, llegué a ese tema después de investigar todos los antecedentes de la Fundación Neruda y de su agente literaria Carmen Balcells. “En Madrid, el intelectual de nuestra casa editorial La Jornada, Marcos Roitman me explicó algo que desconocía por completo, la editorial española que plagió y falsificó la Antología Popular 1972 de Neruda ‘Los de Edaf siempre han actuado de esa manera. La edición de El capital de Marx es un corte de la traducción de Wenceslao Roces con variantes. Así muchas otras cosas más. Es una editorial cuyos dueños están ligados a la CEOE y al Partido Popular (PP) de Aznar y detrás de Edaf estaba en su momento el ex alcalde de Madrid del PP Rodríguez Sahagún’.

Como lo denuncié en la primera plana de la sección cultural de El Universal de México (24.10.2004) la editorial española Edaf está haciendo un vil negocio con uno de los legados más simbólicos del poeta Pablo Neruda y del presidente Salvador Allende, la Antología Popular 1972 de Pablo Neruda, fue editada bajo el gobierno de la Unidad Popular como regalo del presidente Salvador Allende y del propio poeta al pueblo de Chile para celebrar el Premio Nobel de Literatura de 1971. El propósito era llegar a un millón de ejemplares de Pablo Neruda Antología Popular 1972, sólo salieron de la imprenta los primeros 150, 000 facsimilares. El 11 de septiembre de 1973 muere el presidente Allende en el golpe de Estado con el Palacio de La Moneda bombardeado y en llamas. Pablo Neruda fallece el 23 de septiembre de cáncer y tristeza fulminante, su funeral se convierte en la primera manifestación de protesta a la naciente dictadura de Pinochet; la Antología Popular 1972, es desaparecida junto a más de 5 millones de libros en las bodegas de la editorial Quimantú. ‘Este libro no puede ser puesto en venta. Su finalidad es que llegue en forma gratuita al pueblo chileno’. (Como reza en la edición original de 1972); El copyright de la Antología Popular 1972 dice: ‘Pablo Neruda no percibirá derecho alguno por la publicación de esta obra. Por su parte, la Editorial Losada SA propietaria del copyright de todos los libros del autor en idioma español, ha renunciado también a todo beneficio económico en esta edición. Este libro no puede ser puesto en venta. Su finalidad es la de que llegue en forma gratuita al pueblo chileno’. Edaf censura todo el copyright; del colofón, Edaf elimina dos renglones, la fecha de término (20 de noviembre de 1972) y el lugar de impresión (Talleres Gráficos García, Chile), para poder hacerla pasar como una Antología Póstuma.

La mayor imprecisión del editor Márquez de la Plata, es decir que la Antología Póstuma (Edaf, 2004) es la única obra compilada por Neruda, cuando en el año 1953 salieron dos antologías, una de Poesía política (editorial Austral) y Todo el amor (original de la editorial Nascimento) y la segunda edición de Todo el amor publicada por Losada de 1968 y 1971 (Biblioteca Clásica y Contemporánea) Márquez de la Plata está mintiendo una vez más, ya que presume ser el primero en publicar la existencia de la Antología Popular de Neruda; mucho antes, Hernán Loyola (en Anales Universidad de Chile, 1973) Hugo Gutiérrez Vega (Carta a Neruda, 1973), Esteban Llorach (En el corazón de un poeta; Instituto Cubano del Libro, 1984) y Virginia Vidal (Revista Mapocho, Chile 1994) describieron la Antología Popular 1972 desde Chile, México y Cuba” (Recuerdos de Madrid a La Habana; de mi autoría, La Jornada Morelos 03.08.2006)

La Agencia Balcells intentó culpar a Cuba por la falsificación, según me ha contado un editor que fue contratado para evaluar la veracidad de mi nota (el día 4 de mayo de 2005, en las oficinas de Edaf donde participó una representante de Carmen Balcells) las conclusiones del encuentro fueron: ‘La Antología Póstuma de Neruda es una falsificación, no se revelará el nombre del almonedista de Vigo que vendió a Márquez de la Plata dicha Antología Póstuma, Edaf está dispuesta a rectificar su edición’ se le sugirió a Edaf la retirada de la edición existente, al parecer el libró se agotó, ya que afirman no tener ejemplares en bodega, también se habló de un mayor control a partir de ahora de las ediciones que se vayan a autorizar, por encima de los agentes literarios que representan los derechos. La Antología Popular 1972 está siendo robada por la extrema derecha española y a la Fundación Neruda no le interesa en lo más mínimo mi investigación. Luego vinieron más exclusivas de mi autoría y a la fecha la Fundación Neruda no puede desmentir ninguna de mis notas:

“La Agencia Balcells ahora parece cometer el mismo error al validar como ‘poemas inéditos de Neruda’ algo publicado en 1967 y recopilado en las Obras Completas del poeta. El 7 de septiembre, salió la noticia en el periódico La Tercera, (reproducida por El Universal de México el día 8 de septiembre) sobre la recuperación por parte de la poeta Delia Domínguez del libro Canciones cerca de Osorno, cito de la Agencia Notimex: ‘La obra en cuestión fue escrita en 1967 a beneficio de las Juventudes Comunistas y, aunque se hizo una edición de 100 ejemplares, nunca salió a la venta’. Delia Domínguez tiene la misma agente literaria que la Fundación Neruda, Carmen Balcells, esta peculiaridad crea una confusión enorme, siendo juez y parte. Nadie ha desmentido que los ‘poemas inéditos’ ya fueron publicados.

La Fundación Neruda ha guardado silencio sobre las condiciones del contrato firmado entre la Agencia Balcells y la editorial Edaf, lo mismo que ante la noticia de los ‘presuntos poemas inéditos’ ahora propiedad de Delia Domínguez, cuando desde 1967 pertenecieron a las Juventudes Comunistas las Canciones cerca de Osorno. En las notas de Hernán Loyola para las Obras Completas de Neruda, se habla de una edición parcial de La Barcarola (1967), titulada Canciones cerca de Osorno un cuadernillo de 20 páginas, con un formato de 13x10 cm, hecho por la imprenta Cervantes, en Osorno, Chile. Del colofón cito:

‘Esta edición consta de 20 ejemplares de lujo en papel azulado firmados por el autor, foliados del 1 al 20, y de 200 ejemplares en papel de diario de color’. (Neruda, Obras Completas, volumen III, Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, 1999-2000, páginas 230 a 233). Justo después del golpe de estado pinochetista, Pablo Neruda muere de cáncer (23 de septiembre de 1973), Matilde Urrutia es cuando más necesitaría el apoyo de sus amistades. Frente al miedo por la desaparición de su chofer, Matilde imaginó que podía confiar en Delia Domínguez, para llevarla de regreso a Santiago, desde Isla Negra, pero la ‘hasta entonces amiga’ le negó su casa y ‘nunca más la llamó’.

Matilde en su libro de memorias, Mi vida junto a Pablo Neruda (Ed. Seix Barral, 1986) comenta de una poetisa osornina (Delia Domínguez): del capítulo Primeras desilusiones. El miedo, cito: ‘Y allí, en la puerta del hotel, me dejó con mi pequeño maletín y mi gran bagaje de problemas. Ella estaba muy ocupada, tenía que cantarle a la vida, al amor, a la naturaleza. Nunca más me llamó. Esto no tuvo ninguna importancia, me enseñó que mis problemas eran míos y que tenía que resolverlos solita’ (Urrutia, M. pp.167).

Ahora recobra importancia este antecedente, frente a los ‘presuntos poemas inéditos’, cuánta falta le harían a Matilde durante su exilio en México saber la existencia de nuevos versos. Delia Domínguez dio a conocer la supuesta posesión de los poemas inéditos de Neruda, una vez que ella perdiera el Premio Nacional de Literatura 2004 (merecidamente entregado al poeta Armando Uribe el lunes 9 de agosto de 2004), no antes, a pesar que las fechas del Centenario de Neruda (12 de julio de 2004) le hubieran dado a su ‘hallazgo’ una relevancia internacional”. (La Jornada Morelos; 17/04/2005).

La evasión fiscal

Una fuente de la Fundación Neruda me explicó: ’El mecanismo utilizado para el desfalco por 140 millones de pesos chilenos (249,309.95 USD) dentro de la Fundación Neruda, es mediante boletas de honorarios falsas, incluso algunas ni siquiera fueron declaradas ante impuestos internos y si comparamos con lo denunciado a nombre de Luis Alberto Ocampo’ (La Jornada Morelos; 11/agosto/2005) hablé vía telefónica con Alicia Meyer, la abogada de Luis Alberto Ocampo, ’Jamás podría haber desfalcado tal cantidad de plata, ya que él estaba a cargo de la pequeña tienda de una casa museo, La Chascona’.

Andrés Gómez del diario La Tercera escribió que primero ’Faltaban 25 millones de pesos en sus arcas. Los administradores se querellaron y la policía inculpó a Luis Alberto Ocampo. (pero) Según adelantó el diario esta semana el diario mexicano La Jornada (Morelos), que citó fuentes al interior de La Chascona, las pérdidas alcanzan los 140 millones de pesos y respondían a boletas de honorarios falsas’ (21/agosto/2005).

La Fundación Neruda reconoce ’que las fugas no sobrepasan los 70 millones de pesos y corresponden a los últimos cinco años. En los otros casos, que corresponderían a 45 millones, el procedimiento serían las boletas de honorarios sin respaldo. Pero estos últimos no se incluyen en el proceso ’porque han ido devolviendo el dinero’ explica Figueroa, quien escuetamente comenta que los involucrados son ’funcionarios de nivel medio’ (La Tercera; 21/agosto/2005) ¿Entonces se roban la plata y luego la regresan? ¿Cómo es posible?

Hace falta una auditoría de Impuestos Internos, la Fundación Neruda comete evasión fiscal e invierte en millones de dólares y al Estado chileno parece no importarle. Juan Agustín Figueroa declaró a La Tercera ’Neruda habría estado totalmente de acuerdo’ (con la inversión junto a Ricardo Claro), ’El mundo de Neruda se acabó y tenemos que abrirnos a otros lados’ y ’Las ganancias permitirán a la fundación subsistir cuando caduquen los derechos de autor de Neruda, en 2023’ (La Tercera; 21/agosto/2005).

* Mario Casasus es redactor de La Jornada Morelos y colaborador de Azkintuwe.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)