10 de abril de 2021

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

TRISTE HUIDOBRO

Por Juan de Mariscala.

11 de noviembre de 2010

Hoy no sabía qué hacer con esta soledad que solo el exilio sabe cultivar. Para protegerla me encerré en el garaje al que de vez en cuando concurro para visitar al cadáver de mi auto. Para enterrarlo tengo que gatillar 150 dólares, por eso sigue ocupando espacio. A su lado instale una mesa, un taburete y me puse a leer un libro de esos que estudio para ver si aprendo algo.

Soy uruguayo, este donde este; igual que los elefantes, las arañas o los camaleones siguen siendo los mismos estén donde estén yo sigo siendo uruguayo este donde este y ahí empiezo. Hoy y lejos del centro montevideano acariciando este autito que tiene prohibido rodar pero que me sirve de refugio particular y a la vez universal me dedico a pensar en los acontecimientos más comentados en mi patria en este momento…. Y son las declaraciones de Huidobro.

Pensar en mi país, en la ley de caducidad, en Huidobro. Si,…. hablamos del mismo integrante del MLN que en la década de los 70 escribió sobre Amodio Pérez (componente de la dirección histórica que entrego todo el aparato):”El negro es un traidor y la gente no cree o no quiere creer porque pertenece a los intocables”.

Ya lo previa el futuro senador: “por mas revolucionario que se manifieste el individuo igual tiene potencialidad de traidor”. Otro es el contexto actual, pero el resultado es el mismo: se traiciona a los compañeros y los principios. Explicare porque

¿Quisiera saber porque el señor Huidobro defiende y protege al ejército?

Porque defiende al cuerpo armado de la nación que no solo ha atacado a la izquierda sino al conjunto del país que se había dado leyes de convivencia que los uniformados vulneraron… se detuvo a pensar el señor Huidobro en beneficio de ¿quienes se realizaron los atropellos a los derechos humanos? ¿Porque las fuerzas armadas conculcaron los derechos de un pueblo que los sostiene con sus impuestos?

¿Porque Huidobro defiende y entorpece la acción de la justicia? ¿Porque imposibilita que se investigue y juzgue a gente que ha violado, torturado, asesinado?

Asesinar, violar, torturar está prohibido, siempre estuvo prohibido. ESTA PROHIBIDO, ESTABA PROHIBIDO Y ESPEREMOS QUE SIGA PROHIBIDO.

Este nuevo Caín con uniforme de senador, era nuestro hermano. Lo pensábamos como hermano, lo subimos al podio como a un hermano y ahora resulta que rompe las tablas de la ley y defiende lo indefendible… Su propuesta implícita es que resulta justo asesinar, es justo torturar y es obligatorio callar, olvidar, hacerse cómplice

Quiero dejar claro, que igual que 1105000 uruguayos que votaron SI, no tengo enemigos, no quiero enemigos, solo pido pedimos justicia y esclarecimiento. ¿Donde están los desaparecidos?

Pongamos un ejemplo burdo: Si tengo digamos tres vecinos y les doy armas para que defiendan como iguales un proyecto de país, no puedo admitir que violen a mi mujer, se roben a mis hijos y me “desaparezcan” y yo me tengo que quedar callado la boca porque fue en nombre de la democracia. ¿Señor Huidobro a que filósofos lee en sus ratos libres? Y otra pregunta: ¿Como puede usted girar tanto su obeso cuerpo constitucionalmente elegido sin romperse la nuca? ¿Que caso de demencia a conveniencia afecta su juicio?

Usted no es un imbécil cuyo único merito es la invocación de un poncho patria como su colega Saravia que anda a los gritos sin convencer a nadie, tampoco tiene el patrimonio del estanciero Nin Novoa, esa veleta acomodaticia que tiene cuadras de campo que defender. Usted era tupa. ¿Perdió la memoria y no recuerda lo que significa?

¿Que espera de pago a cambio? ¿Que le concedan la limpieza tercerizada del Hospital Militar?

Triste. No quiero utilizar el calificativo de traidor. (Todavía)

Triste e inexplicable su posición. Lamentablemente usted vivió demasiado; si hubiera muerto a los 30 seguramente sería mi héroe, pero se apego demasiado a la existencia “porque si”, a las alfombras rojas… (que lindas que son) y ahora eligió el rol de ser un senador maldito y panzón al que todos desprecian, inclusive el ejercito que lo utiliza como parapeto argumental para esconder sus canalladas.

Triste. En este garaje constato que mi chatarra de auto tiene más dignidad que usted y lo trato de usted porque no es mi amigo, simplemente es el verdugo de los ideales orientales y artiguistas. Punto

PD. No vote, hágale un favor a su memoria. Muérase hoy

Hoy no sabía qué hacer con esta soledad que solo el exilio sabe cultivar. Para protegerla me encerré en el garaje al que de vez en cuando concurro para visitar al cadáver de mi auto. Para enterrarlo tengo que gatillar 150 dólares, por eso sigue ocupando espacio. A su lado instale una mesa, un taburete y me puse a leer un libro de esos que estudio para ver si aprendo algo.

Soy uruguayo, este donde este; igual que los elefantes, las arañas o los camaleones siguen siendo los mismos estén donde estén yo sigo siendo uruguayo este donde este y ahí empiezo. Hoy y lejos del centro montevideano acariciando este autito que tiene prohibido rodar pero que me sirve de refugio particular y a la vez universal me dedico a pensar en los acontecimientos más comentados en mi patria en este momento…. Y son las declaraciones de Huidobro.

Pensar en mi país, en la ley de caducidad, en Huidobro. Si,…. hablamos del mismo integrante del MLN que en la década de los 70 escribió sobre Amodio Pérez (componente de la dirección histórica que entrego todo el aparato):”El negro es un traidor y la gente no cree o no quiere creer porque pertenece a los intocables”.

Ya lo previa el futuro senador: “por mas revolucionario que se manifieste el individuo igual tiene potencialidad de traidor”. Otro es el contexto actual, pero el resultado es el mismo: se traiciona a los compañeros y los principios. Explicare porque

¿Quisiera saber porque el señor Huidobro defiende y protege al ejército?

Porque defiende al cuerpo armado de la nación que no solo ha atacado a la izquierda sino al conjunto del país que se había dado leyes de convivencia que los uniformados vulneraron… se detuvo a pensar el señor Huidobro en beneficio de ¿quienes se realizaron los atropellos a los derechos humanos? ¿Porque las fuerzas armadas conculcaron los derechos de un pueblo que los sostiene con sus impuestos?

¿Porque Huidobro defiende y entorpece la acción de la justicia? ¿Porque imposibilita que se investigue y juzgue a gente que ha violado, torturado, asesinado?

Asesinar, violar, torturar está prohibido, siempre estuvo prohibido. ESTA PROHIBIDO, ESTABA PROHIBIDO Y ESPEREMOS QUE SIGA PROHIBIDO.

Este nuevo Caín con uniforme de senador, era nuestro hermano. Lo pensábamos como hermano, lo subimos al podio como a un hermano y ahora resulta que rompe las tablas de la ley y defiende lo indefendible… Su propuesta implícita es que resulta justo asesinar, es justo torturar y es obligatorio callar, olvidar, hacerse cómplice

Quiero dejar claro, que igual que 1105000 uruguayos que votaron SI, no tengo enemigos, no quiero enemigos, solo pido pedimos justicia y esclarecimiento. ¿Donde están los desaparecidos?

Pongamos un ejemplo burdo: Si tengo digamos tres vecinos y les doy armas para que defiendan como iguales un proyecto de país, no puedo admitir que violen a mi mujer, se roben a mis hijos y me “desaparezcan” y yo me tengo que quedar callado la boca porque fue en nombre de la democracia. ¿Señor Huidobro a que filósofos lee en sus ratos libres? Y otra pregunta: ¿Como puede usted girar tanto su obeso cuerpo constitucionalmente elegido sin romperse la nuca? ¿Que caso de demencia a conveniencia afecta su juicio?

Usted no es un imbécil cuyo único merito es la invocación de un poncho patria como su colega Saravia que anda a los gritos sin convencer a nadie, tampoco tiene el patrimonio del estanciero Nin Novoa, esa veleta acomodaticia que tiene cuadras de campo que defender. Usted era tupa. ¿Perdió la memoria y no recuerda lo que significa?

¿Que espera de pago a cambio? ¿Que le concedan la limpieza tercerizada del Hospital Militar?

Triste. No quiero utilizar el calificativo de traidor. (Todavía)

Triste e inexplicable su posición. Lamentablemente usted vivió demasiado; si hubiera muerto a los 30 seguramente sería mi héroe, pero se apego demasiado a la existencia “porque si”, a las alfombras rojas… (que lindas que son) y ahora eligió el rol de ser un senador maldito y panzón al que todos desprecian, inclusive el ejercito que lo utiliza como parapeto argumental para esconder sus canalladas.

Triste. En este garaje constato que mi chatarra de auto tiene más dignidad que usted y lo trato de usted porque no es mi amigo, simplemente es el verdugo de los ideales orientales y artiguistas. Punto

PD. No vote, hágale un favor a su memoria. Muérase hoy