10 de abril de 2021

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

CUBA: ECONOMIA DE JARDIN

RIA NOVOSTI

30 de septiembre de 2010

Cubanos pueden vender los productos cosechados en su huerto

Los cubanos tendrán la posibilidad de vender las frutas y verduras que produzcan en sus patios suburbanos, parcelas rurales o huertos, informó el periódico "Granma".

Según el rotativo, a lo largo de las principales carreteras del país se autorizó establecer puestos especiales de comercio para que los cubanos puedan vender legalmente sus productos, pero tendrán que pagar un impuesto de cinco por ciento sobre el total de sus ingresos.

La decisión de establecerlos es el resultado de un experimento que se llevó a cabo durante varios meses en las provincias de Granma y Santiago de Cuba, donde se establecieron puestos comerciales en los que los campesinos pudieron vender sus productos.

La regulación del comercio al menudeo de frutas y verduras, que hasta ahora era objeto de multas, es una de las medidas del gobierno cubano para ampliar las opciones de empleo en el país y así amortiguar los efectos que generará la eliminación de un millón de puestos de trabajo en la administración estatal, es decir, 20 por ciento de la fuerza laboral de 5 millones.

"Desde finales del pasado mes de junio, se autorizó de forma organizada la comercialización de estos productos agrícolas en puntos de venta o kioscos que son propiedad de la forma de producción, responsabilizada además con su administración, mantenimiento y conservación", explicó a la prensa local Meisi Bolaños Weiss, viceministra del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP).

Según la viceministra, ningún puesto de venta puede exceder los 25 metros cuadrados; y quienes vendan productos en ellos deben permanecer correctamente vestidos y mantener el orden y la limpieza en el espacio que ocupan.

"Para la construcción y ubicación de los kioscos será necesario que el Consejo de la Administración Municipal otorgue la debida autorización. En los casos que se construyan en terrenos estatales, la forma productiva propietaria del kiosco aportará al presupuesto un 2% de las ventas diarias", puntualiza la viceministra.