10 de noviembre de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

VELASCO, KGB, LA CIA Y EL APRA

Revelaciones de Vasili Nikitich.

8 de agosto de 2008

Vasili Nikitich Mitrokhin fue uno de los principales miembros del Servicio de Inteligencia y Seguridad de la Unión Soviética (KGB). Nacido en Yurasovo, Rusia en 1922, entró a trabajar en la Komitet Informatsii (KI) en 1948. Debe recordarse que el KI fue el organismo de espionaje en el exterior que antecedió a la KGB.

El rol que cumplió Mitrokhin dentro del KI y luego en la KGB fue responsabilizarse del Archivo Central de la Inteligencia Extranjera (FCD). Mitrokhin trabajó como archivero principal y estuvo a cargo de verificar y garantizar la integridad de aproximadamente trescientos mil archivos, lo que le permitió acceso irrestricto a la base de datos de la KGB.

Durante doce años, Mitrokhin trascribió detallada y pulcramente los principales documentos de la KGB. Desertó a Inglaterra en 1992 y entregó el archivo de la KGB (conocido hoy internacionalmente como Archivo Mitrokhin) a la agencia británica de inteligencia MI6. Dicho Archivo expone los secretos de las actividades mundiales de la inteligencia soviética entre 1917 y 1984. En 2005, Mitrokhin y Christopher Andrew escribieron el libro The world was going our way (New York: Basic Books) cuyo tema central fue la revelación de las actividades de la KGB en las naciones del Tercer Mundo. El capítulo cuarto se refiere a las actividades de la KGB en países con "regímenes progresistas" como el del general Velasco Alvarado en el Perú. Mitrokhin y Andrew explican que la oficina de la KGB en Lima estableció y mantuvo especiales lazos de cooperación con el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) del régimen velasquista. Como producto de esa cooperación, la KGB logró desarticular importantes brazos de operación de la inteligencia estadounidense en el Perú. En la página 64 de The world was going our way, los autores señalan que los principales logros de la cooperación entre la KGB y el SIN velasquista fueron cuatro:

1) La expulsión del Perú de una serie de funcionarios de la CIA.
2) La reducción de las actividades en el Perú del Cuerpo de Paz de los
EE.UU.
3) La eliminación de las actividades en la selva peruana del Instituto Lingüistico de Verano.
4) La revelación a círculos gubernativos del rol como agente de la CIA cumplido por un familiar directo de la señora Consuelo Gonzales-Posada de Velasco, esposa del general Velasco. La nota manuscrita y la transcripción en el Archivo Mitrokhin se encuentran en la Sección K-22 , página 188. En el libro The world was going our way, la referencia del archivista Mitrokhin y de Andrew es la siguiente: "A relative of President Velasco’s wife, occupying ’a high position’ in the administration, was exposed as, allegedly, a CIA agent."

A pesar de no indicarlo explícitamente en el libro, es obvio que el familiar mencionado es el "cuñadísimo" de Velasco, Luis Gonzales-Posada, quien operó en el Seguro Social y en el diario La Crónica durante la dictadura velasquista.

¿Qué fue de la vida de Gonzáles-Posada después de la dictadura militar? Es del dominio público que desde los años ochenta y hasta el día de hoy, Gonzales-Posada es el principal asesor político de Alan García Pérez. Curiosamente debe recordarse que durante la dictadura fujimorista, Gonzáles-Posada recibió especiales atenciones y seguridad reforzada ordenadas por otro personaje siniestro que creció a la sombra del velasquismo. Nos referimos a su colega en el servicio de entidades extranjeras de espionaje, el delincuente Vladimiro Montesinos Torres.