24 de agosto de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

EN EUROPA PERU ES UNA REPUBLICA DE PACOTILLA

Por: Aureliano Elser, articulista del El Diario Internacional

28 de abril de 2008

SOBRE EL CASO MRTA

El Perú, hablamos de su Estado, su gobierno y sus gobernantes, es para los países de Europa Occidental, una Republica bananera. Es decir un país de políticos degenerados y corruptos que no tienen ninguna credibilidad. Los peruanos que viven el extranjero no dejan de tener vergüenza cuando la prensa toca algún tema sobre el Perú. En efecto, los medios de comunicación de Francia, Bélgica, Alemania, Inglaterra, etc., cuando dicen algo sobre Perú, es solamente para hablar de corrupción, de crímenes malsanos, de narcotráfico y de presidentes que salen huyendo del país o de candidatos a la presidencia que provienen de los bajos fondos. También se habla de la miseria, y de los lloriqueos de los gobernantes cuando, como limosneros y pobres diablos, piden una “ayudita” para los pobres. Los periodistas saben que esa “ayudita” ira directo a los bolsillos de los funcionarios. En general la prensa europea nunca se ocupa del Perú, y cuando hay alguna pequeña nota sobre este país, es para referirse a dramas humanos (huaycos, terremotos, curas violadores de niños, etc.) o para informar en forma sarcástica de putas y ladrones que transitan por el parlamento, y para mostrar como desde el gobierno se roba y se hace negocio con el narcotráfico internacional. Es triste pero esa es la realidad.

Así algunas notas curiosas se publicaron cuando Alberto Fujimori abandonó el gobierno y salió huyendo del Perú con una docena de maletas llenas de dólares. Alejandro Toledo y su pelirroja “primera dama”, fue otro caso ridículo que hizo reír a los europeo, sobre todo cuando Eliana Karp fue enjuiciada por varios delitos comunes y se dijo que su amante era un “chaman” de la selva. Un hecho que espantó a los ciudadanos de estos países fue cuando Alan García, a pesar de estar acusado de graves crímenes de prisioneros y de hechos de corrupción contra el Estado, fue elegido presidente. Este caso se convirtió en chiste, cuando el aprista García Pérez fabricó su ridículo espectáculo en ocasión de “presentar en sociedad” a su hijo clandestino engendrado con una “dama mega inteligente”.

Ahora nuevamente hizo “noticia” Perú”, cuando el Parlamento Europeo, echó al tacho de basura el pedido del gobierno peruano para que se incluya al MRTA en lista de grupos terroristas de la Unión Europea. Es tanto el desprestigio del Perú frente a Europa, que el gobierno, para presentar su “pedido”, tuvo que buscar los favores de un partido reaccionario que participa en el Parlamento Europeo. En efecto, no fue el Perú quien presentó directamente el reclamo al Parlamento, sino que ello corrió a cuenta de José Salanfranca, un representante del Partido Popular Europeo (PPE). Como se conoce este Partido agrupa a varias organizaciones de derecha ligadas a la iglesia católica e incluso a organizaciones cercanas a las corrientes nazis. Fuentes oficiales del PPE anunciaron que ellos habían presentado esta moción “a petición del gobierno peruano (Alan García) y que recibió el apoyo de los diputados populares y los socialistas españoles”.

El voto mayoritario de los representantes de los partidos democráticos y antifascistas de Europa, bloquearon el pedido del PPE y de esa manera el pobre Alan García se quedo con los crespos hechos y no pudo ver al Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) condenado como terrorista.