24 de agosto de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

FRANCIA: LA DERECHA PIERDE ELECCIONES

18 de marzo de 2008

La izquierda francesa venció en la batalla por el control de las grandes ciudades galas, como París, Lyon, Toulouse, Lille y Rouen, tras vencer el domingo en la segunda ronda de las elecciones municipales, según resultados oficiales.

En París, el alcalde saliente del Partido Socialista, Bertrand Delanoe, que logró muy buenos resultados durante la primera ronda, proclamó la victoria en la noche del domino.

Los socialistas lograron alzarse en Lyon, Rouen y Nantes el 9 de marzo, cuando se celebró la primera ronda, mientras que el ex primer ministro Alain Juppe, de la gobernante Unión por un Movimiento Popular (UMP), fue reelegido alcalde de Burdeos, después de lograr una victoria cómoda en la primera ronda al conseguir más del 56 por ciento de los votos.

En Marsella, ciudad portuaria del sur de Francia, el alcalde en funciones de la UMP, Jean-Claude Gaudin, proclamó su victoria el domingo al imponerse al socialista Jean-Noel Guerini después de una carrera ajustada.

La izquierda logró la mayoría de los votos en Lille, Estrasburgo, Brest, Belfort y Angers, mientras que la derecha se impuso en Calais, Le Havre, Orleans, Vannes, Mills y Beauvais, según fuentes oficiales.

En términos nacionales, se estima que la izquierda logró un 49, 5 por ciento de los votos emitidos en la segunda ronda, frente al 47,5 por ciento de la derecha y el 3 por ciento de los ’partidos restantes’, según una encuesta realizada en localidades de más de 3.500 habitantes.

Según datos preliminares de los institutos de sondeos franceses, la participación en esta segunda ronda fue del 65 por ciento, con una alta abstención que ha costado cara a la derecha.

En declaraciones recogidas tras el cierre de los colegios electorales, el secretario nacional del Partido Socialista, Francois Hollande, describió la victoria como un hecho ’que superó las expectativas’, e instó al presidente Nicolas Sarkozy a ’ corregir las políticas que ha llevado a cabo antes de los comicios’.

Sin embargo, el primer ministro Francois Fillon afirmó que ’ cada municipalidad tiene sus propias características, por lo que no procede sustraer lecciones nacionales de estos comicios’.

Por su parte, Jean-Francois Cope, presidente del grupo parlamentario de la UMP en la Asamblea Nacional, tachó las elecciones de una ’noche de fracasos’.

’Un fracaso, nueve meses después de las elecciones presidenciales, es también un reflejo de la impaciencia y la insatisfacción. Los votantes están impacientes con la derecha y descontentos con la izquierda’, afirmó Cope.