24 de agosto de 2019

INICIO > OTRAS SECCIONES > Especiales

PERU: EL BURRO ESPECIALISTA

Por: Herbert Mujica Rojas.

30 de septiembre de 2007

Especial para El DiarioInternacional.

No ha pasado mucho tiempo desde que el marino Jorge Brousset tildó de "saludable" la "consulta" chilena al Perú para una hipotética salida al mar de Bolivia por el norte de Arica. La notable sabiduría del especialista de marras tumbó de un sólo rebuzno el artículo 1 del Protocolo Complementario del Tratado de Lima del 3 de junio de 1929 que dice así: "Los Gobiernos del Perú y de Chile no podrán, sin previo acuerdo entre ellos, ceder a una tercera potencia la totalidad o parte de los territorios que, en conformidad con el Tratado de esta misma fecha quedan bajo sus respectivas soberanías, ni podrán sin ese requisito, construir, a través de ellos, nuevas líneas férreas internacionales".

¿Sería mucho pedir al rebuznante que aprendiera a diferenciar entre el disparate por él pronunciado y la potencia jurídica, pétrea e inviolable que establece un Tratado internacional? La sentencia popular, siempre humorística, reza: ¿qué sabe el burro de alfajores?

El viernes pasado, en un acto académico, premunido de la ciencia infusa, arrogancia todoterreno y patanería a prueba de balas que este señor exhibe por donde pasa, Jorge Brousset tuvo la inelegante como pusilánime postura de atacar duramente a quien no podía defenderse porque el 1 de marzo último, el tribuno que fuera Alfonso Benavides Correa, murió a los 83 años. Y dijo con rapidez mental, que todos -hay que decirlo hidalgamente- le reconocemos, que las posturas que exhibió en vida Benavides en defensa irrestricta, jurídica, política y polémica de los límites de la patria, se referían a que el desaparecido escritor y político, sólo tenía como ambición ¡la venta de su libro Una difícil vecindad!

¿Es ésta es la calidad intelectual de quien se llama a sí mismo, especialista, estratega, conocedor, de los temas limítrofes del Perú? ¡Compréndese así que en noviembre de 1999, cuando la traición de la que él formara parte con Fabián Novak, Fernando Pardo, Jorge Valdez, Carlos Pareja, Fernando de Trazegnies, al conceder y claudicar frente al curso de acción chileno en Arica y con respecto al cumplimiento del Tratado y Protocolo de 1929, su actitud fuera una demostración abyecta de desverguenza ilimitada que denuncié por escrito, en blanco y negro, en mayo del 2005! El rebuznante sigue en su línea aviesa y pro-meridional de conducta.

Atribuyó el ignorante que don Alfonso había tratado mal el tema de las 200 millas y que él tenía otra posición. ¡Claro que sí! Brousset es un regalador del Mar de Grau y promueve la Convención del Mar y su adhesión por el Perú. Difícil pedirle definiciones sobre la colisión que su articulado tiene con la Constitución y su artículo 54; más arduo, solicitarle apego al Perú e imposible demandarle lealtad cuando ya ha incurrido en desvaríos interesados en que prima su ego minúsculo sobre los intereses colectivos de toda una nación. Lo divertido es que en Una difícil vecindad, hay pocas citas sobre ese particular, porque se refiere, como su nombre lo indica, a las ríspidas relaciones entre Perú y Chile. ¿Se puede ser tan monumentalmente burro?

Aclarado por un discípulo de Alfonso Benavides, el rebuznante debió disculparse, pero la burrada ya había sido cometida y la puerilidad de su despropósito denunciada con evidencia inolcultable. A Brousset consterna que se lea, se siga, se estudie a don Alfonso. No puede ser de otro modo. Benavides era un hombre sabio, atacaba de frente y brilló con luces propias en el Congreso entre 1956-62. Su defensa del petróleo y la soberanía del Perú, constituyen hitos que trató con lucidez y lampos fulgurantes el querido maestro. Desaparecido él, sigue abofeteando a los ignaros oportunistas que no pueden modular su incontinencia verbal, como en este caso.

En cambio, el burro especialista, sólo ambiciona a un puesto en dólares, a la adulación cortesana de la prensa en un país de ciegos en que un tuerto de orejas largas pretende ser rey. ¡Qué tal jumento!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!