4 de junio de 2017

INICIO > MEDIO ORIENTE

“Mejor ir a prisión que servir en el ejército de Israel.”

Fuente: MamaPress

16 de julio de 2014

(13 de julio, 2014).- En una carta dirigida al primer ministro Binyamin Netanyahu y al publico israelí, 60 jóvenes de ambos sexos, de entres 16 y 19 años, afirman que se rehusaran a prestar servicio militar pues se oponen a la ocupación de los territorios palestinos

Ésta es la primera gran oleada de rechazo al servicio militar desde 2001, cuando cientos de soldados de la reserva se negaron a participar en las acciones militares de Israel en Cisjordania y en la Franja de Gaza, durante la segunda Intifada (Levantamiento palestino).

La iniciativa, denominada Rechazo 2014 (Seruv 2014), fue publicada el domingo pasado y de acuerdo a los integrantes del grupo, en las últimas 24 horas el número de simpatizantes va en aumento.

“En los territorios ocupados son cometidos diariamente actos definidos por la ley internacional como crímenes de guerra” declaran los jóvenes, “inclusive ejecuciones extrajudiciales, construcción de asentamientos en territorios ocupados, prisioneros sin juicio, tortura, castigos colectivos y distribución desigual de recursos como electricidad y agua”

Polémica

La declaración de estos jóvenes, generó una intensa polémica en la sociedad israelí, donde el servicio militar es obligatorio tanto para hombres como mujeres, después de cumplir 18 años.

Muchas veces la polémica adquiere tintes violentos y varios jóvenes entrevistados por Terra dicen que las reacciones que están enfrentando “dan miedo”. “Desde la publicación de nuestra carta comenzamos a recibir todo tipo de insultos y hasta amenazas de muerte a través de las redes sociales”, dice Itai Aknin de 19 años. Según él, los integrantes del grupo “están decididos” a no cumplir el servicio militar, a pesar de las presiones que están sufriendo.

Como porta-voz del grupo, Aknin es uno de los jóvenes que más se expone. Este lunes fue entrevistado por el canal 2 de TV israelí y por la radio Galei Israel. En ambos programas, fue evidente la oposición, y casi odio, de otros participantes contra la iniciativa. Un locutor de radio llamo al portavoz “escuincle” durante la entrevista en vivo. En la televisión, uno de los participantes afirmo que TV “no debería dar espacio para esa iniciativa despreciable”

“No queremos participar en los abusos que el ejercito comete contra los palestinos, queremos acabar con la ocupación”, dice Aknin. El cree que la iniciativa puede influenciar a otros jóvenes israelís que están próximos a enlistarse en el ejército.

Al leer nuestra carta, tengo la certeza de que muchos jóvenes pensaran dos veces antes de cumplir con el servicio militar” dice. “La guerra en Gaza, en 2008, fue el momento en que pude sentir que algo muy malo estaba sucediendo aquí”, dijo. “En aquella época yo tenía 14 años y recuerdo que quede muy impresionado cuando descubrí que mi país estaba bombardeando civiles y matando inclusive niños”.

“Llevé a mi madre a una manifestación contra la guerra , en Tel Aviv” cuenta. A los 17 años, comenzó a participar en las manifestaciones conjuntas de activistas palestinos e israelís, contra la construcción del Muro de Cisjordania

“Comencé a ir a las manifestaciones en Bilin (aldea palestina en Cisjordania) y cuando vi lo que ocurría, quedo claro para mí que no puedo, de ninguna manera, ser parte del ejercito”.

“Mejor ir a prisión”

Segal, vive en un kibutz (comunidad agrícola) en el norte de Israel, ya recibió la convocatoria para enlistarse en julio de este año.

Muchos jóvenes son liberados del servicio militar por razones de salud física o mental.

Según la valoración de especialistas, varios de ellos alegan problemas de salud mental como estrategia para ser liberados del ejército.

Sin embargo, Segal dice que no quiere utilizar esta estrategia. “Cuando llegue el momento de darme de alta, quiero decir claramente que me niego a hacer el servicio militar por motivos políticos, estoy en contra de la ocupación”, dijo.

“No quiero ayudar a que el ejercito llame enfermos mentales a todos aquellos que se rehúsan (a hacer el servicio militar). Yo no soy un enfermo mental. No quiero ser parte de la represión, la violencia y la violación flagrante de los derechos humanos cometidos por el ejército en los territorios ocupados”.

“Personalmente creo que soy una persona sana”, añadió.

Militarismo

Dafna Landman Rothstein, de 17 años, cursa la secundaria en Tel Aviv y ha recibido la convocatoria para iniciar el servicio militar el próximo verano.

Dafna Rothstein

“Yo no podría mirarme a mi misma se estuviera de acuerdo en servir al ejercito” dijo.

“Nosotros, los firmantes de la carta, nos rehusamos a cumplir el servicio militar no solo por estar en contra de la ocupación, sino también porque creemos que el ejercito agrava el militarismo, el chovinismo y la violencia dentro de la propia sociedad israelí”

“Hasta la educación que recibimos en las escuelas es influenciada por el ejército. Muchas veces somos orientados a escoger materias que nos pueden garantizar “Un buen puesto” durante el servicio militar”, afirmó Landam.

Sus padres están preocupados por su decisión. “Ellos no estuvieron de acuerdo con la idea pues temen que eso perjudique mi futuro, pero sé que puedo contar con el apoyo de ellos” concluyó.

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)