20 de octubre de 2017

INICIO > AFRICA

MALI: OPERACIÓN ESPECIAL PARA LA RECOLONIZACIÓN DE ÁFRICA

Por: Alexander MEZYAEV.

15 de febrero de 2013

Traducido para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por María Valdés

La operación militar lanzada en Malí el 11 de enero es otro claro ejemplo de actividades especiales dirigidas a la recolonización del continente africano. Se trata de una captura ordenada y coherente de los nuevos territorios de África por las potencias occidentales. Se han apoderado de Sudán desmembrándola (quitando al país la mayor parte de los depósitos de petróleo), los campos petrolíferos de Nigeria han sido capturados [por Occidente] de acuerdo con la Corte Internacional de Justicia (1), Libia está en su poder como como resultado de la intervención militar directa, Costa de Marfil ha sido conquistada gracias a una acción militar a pequeña escala llevada a cabo bajo los auspicios de las Naciones Unidas. Son diferentes maneras de hacer las cosas, pero el resultado es el mismo. El proceso de recolonización toma impulso en África ...

Los errores de las anteriores acciones agresivas se han tenido en cuenta al ocupar Malí. Hoy todo el mundo está seguro de que Occidente está defendiendo la soberanía de Malí y la integridad territorial. No es exactamente así. En realidad no fue en 2011-2012 cuando los grupos terroristas aparecieron en el norte del país. Habían estado organizando y realizando actividades allí durante decenas de años (2). La situación estalló porque las armas libias fueron capturadas [por los salafistas] después de la caída de Gadafi. Los materiales militares no llegaron a Mali por sí mismos, hay hechos que prueban que Francia participó en su traslado desde Libia.

La propia lógica de los acontecimientos en el norte de Malí en 2012 demuestra que es un espectáculo muy bien orquestado dirigida a preparar a la opinión pública para "el imperativo de la intervención militar". Así es como se dispuso que las armas libias se extendieran por toda la zona y acabaran en las manos de los tuaregs. Se incitó a las acciones militares. Pero muy pronto los tuaregs entendieron que se les estaba utilizando y comenzaron a desvincularse de la independencia que habían declarado previamente. El Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA) dijo que la declaración de independencia fue "un intento de llamar la atención internacional sobre la difícil situación de la población en el norte", y expresó su voluntad de dialogar. (3) De inmediato fue atacado por los verdaderos responsables de la provocación – Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y los islamistas del Movimiento por la Unidad y la Yihad en el Oeste de África (MUJWA o MUJAO). Ansar Dine dijo que estaba listo para unirse sin demora. En la reunión de noviembre en Ouagadougou, Burkina Faso, el grupo dijo que rechazaba la violencia, el extremismo y el terrorismo y asumió la responsabilidad de la lucha contra el crimen organizado en la frontera (4). En las acciones de combate que se desataron en noviembre de 2012, el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad luchó contra la estas organizaciones islamistas en la parte occidental de Tombuctú.

Todo era parte de la estrategia encaminada a la desestabilización de Mali. Todos los eventos descritos aquí tienen lugar en el contexto de la yihad y los grupos terroristas que vienen al norte de Mali para reforzar las formaciones armadas (5). A esta zona han acudido militantes internacionales y cuentan con el apoyo de todas las principales fuerzas terroristas en la región, entre ellos el conocido Boco Harum nigeriano.

Según estimaciones del Secretario General de las Naciones Unidas, la captura de la parte norte del país causó cerca de medio millón de refugiados y migrantes hacia el interior del país. El desastre humanitario se extendió a todos los países vecinos. Ese era el objetivo. Todos los santuarios musulmanes en Tombuctú y otros antiguos centros históricos del Sahara fueron destruidos para reforzar el efecto. Las acciones no tenían otra misión sino provocar un "shock" en la comunidad internacional y hacer ver que una intervención militar era un "imperativo". Ese es el contexto adecuado para la extensión de lo que estaba detrás del golpe de estado que tuvo lugar en Malí en marzo de 2012, pocos días antes de la elección presidencial, cuando el presidente Amadou Toumani Touré fue derrocado. No parecía haber ninguna lógica en la organización del golpe (que derrocó a un presidente que no era un candidato para el próximo período), pero puede ser fácilmente explicada por el hecho de que el Presidente y los ganadores más probables eran opositores a la intervención militar occidental. Después del golpe, la idea de la intervención extranjera recibió un fuerte impulso.

El nuevo gobierno de Malí pide a las Naciones Unidas ayuda militar y lanza una queja a la Corte Penal Internacional. Pero el concepto de la intervención militar era todavía un tema de conflicto interno entre los partidarios de la "asistencia" occidental y la misión militar interafricana. Probablemente estos dos enfoques diferentes fueron la razón principal del fracaso del intento de golpe al final de abril (6) y luego del nuevo golpe militar que arrasó el Primer Ministro Modibo Diarra.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no condenó en ninguna ocasión firmemente estos golpes, aunque expresó su disposición a abordar la cuestión de la imposición de sanciones contra aquellos que violasen el orden constitucional. Por lo tanto, no son los líderes de Al Qaeda, sino más bien el ejército de Malí que fue amenazado con las sanciones del Consejo de Seguridad.

Por último, la resolución del Consejo de Seguridad 2085 fue aprobada el 20 de diciembre 2012 y se autoriza la intervención militar en el país (7). La Misión Africana encabezada por el apoyo internacional a Malí (AFISMA) se desplegará. La fuerza es incluir 5.000 malienses y 3.300 soldados de una fuerza multinacional. El concepto fue elaborado por las autoridades malienses junto con "socios" y aprobado por la Unión Africana y la CEDEAO. Ahora bien, ¿quiénes son los socios de Malí? Los EEUU, Francia, Alemania, Canadá, Argelia, Mauritania y Níger. A principios de enero, las fuerzas de Al Qaeda en el norte del país adoptadaron un comportamiento que es contrario a la lógica, lanzando una ofensiva hacia el sur. La ciudad de Kona fue capturada el 7 de enero. Desde el punto de vista geográfico, la ciudad es de importancia crítica, situada en la frontera entre el norte y el sur, así que la acción realmente significó el comienzo de la ofensiva contra el territorio donde reside la mayor parte de la población del país. En ese momento se puso en marcha inmediatamente la decisión sobre la operación militar internacional. . En la noche del 10 de enero el presidente provisional de Malí, Dionkunda Traore, declaró la movilización total y el estado de emergencia (8).

El 11 de enero las tropas francesas desembarcaron en Mali. Agencias de información mencionaron otros participantes de la operación (Senegal, Níger); todo el mundo sabe quien interpreta el papel principal. Por cierto, se puso de manifiesto el mismo día de la adopción de la resolución 2085, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Malí dio las gracias entre otras cosas a todos los miembros del Consejo de Seguridad, pero expresó su especial gratitud a Francia (9). Debe tenerse en cuenta que la información sobre la decisión de la CEDEAO de iniciar el despliegue inmediato de tropas se realizó después de la noticia de que el ejército francés estaba en camino. Francia comenzó la operación antes de la llegada física de las tropas africanas.

La campaña propagandística sobre la "intervención internacional en Malí" tiene un inconveniente: no hay una explicación razonable de lo que está detrás de las acciones de Al-Qaeda en el Magreb Islámico. Hoy en día se habla de los intentos de hacer la parte norte de Malí una base permanente de operaciones. Pero Al Qaeda lo había estado haciendo durante la última docena de años sin llamar la atención. En realidad las acciones del actual AQMI tienen una flagrante provocación destinada a dar un pretexto para la intervención extranjera.

Por lo tanto, una operación especial destinada a la recolonización de África tuvo lugar a principios de año. Hay una rivalidad entre los tres actores principales, que son los Estados Unidos, Francia y China. China recurre a la expansión económica, mientras que las dos naciones occidentales se basan en la intervención militar. Mientras que en Libia y Costa de Marfil se cometieron errores de información, ahora, en enero de 2013, la conquista de estos países se explica por razones "humanitarias", pero de una manera torpe y poco convincente. Hoy la comunidad internacional está alabando la invasión francesa para liberar a Mali. Al parecer, se necesita una misión militar. Pero el país se enfrenta a una difícil elección: los islamistas o de las tropas francesas.

De cualquier manera Malí tendrá que pagar un alto precio por la libertad: regalando su soberanía, los enormes recursos minerales y la pérdida de independencia por muchos años. Según el presidente de Francia, Francois Hollande, las tropas francesas se quedarán en Malí, siempre y cuando sea necesario (10). No es en vano que el derrocado presidente Amadou Touré decía que París es más peligroso que Tombuctú. África siempre ha sido y sigue siendo un campo de pruebas para los diferentes escenarios políticos y militares occidentales (11). No sólo los estados africanos, Rusia también debe seguir con atención la forma en que la intervención militar es elaborada e implementada (con éxito hasta el momento) mientras persigue el objetivo declarado de "garantizar la libertad frente a los islamistas". Tiene especial importancia teniendo en cuenta los intentos de Occidente para desacreditar el poder en Rusia mientras alienta las actividades islamistas en el territorio de la Federación Rusa.

Notas:

(1) Camerún contra Nigeria. Naciones Unidas Corte Internacional de Justicia, 10 de octubre de 2002, / / Corte Internacional de Justicia sitio web oficial: http://www.icj-cij.org/docket/files/94/7453.pdf.

(2) Aquí, es interesante ver una película de Idrissa Ouedraogo de 2002 contando la historia de unos niños que siguen el rastro de Bin Laden en Burkina Faso (un estado vecino al norte de Malí). Entonces la película fue percibida como una comedia.

(3) Representante del MNLA en la televisión francesa. https://www.youtube.com/watch?v=RLHbrXBJ2Hw.

(4) Informe del Secretario General sobre la situación en Malí, 29 de noviembre de 2012. / / Documento de la ONU S/2012/894, p.11.

(5) Informe de la reunión del CSONU, 5 de diciembre de 2012, / / UN documento S/PV.6879, p.2.

(6) El golpe de Estado en respuesta a los intentos del golpe de Estado del 22 de marzo de 2012, cuando el presidente Amadou Toumani Touré fue derrocado.

(7) Nueve miembros del CSONU fueron los autores del proyecto de resolución, entre ellos Alemania, Colombia, Marruecos, Portugal, Gran Bretaña, los Estados Unidos de América, Togo, Francia y Sudáfrica. Luxemburgo, que no es miembro, fue uno de los autores también.

(8) Dirección Nacional Interina de Mali, https://www.youtube.com/watch?v=FTyH64p_7bQ.

(9) CSONU, actas taquigráficas, 20 de diciembre de 2012. En realidad, el Ministro de Relaciones Exteriores de Malí hizo saber que Francia estaba detrás de la aprobación de la resolución.

(10) http://www.fondsk.ru/news/2013/01/12/v-mali-objavlena-vseobschaja-mobilizacija.html

(11) Ver mi artículo “África como un campo de pruebas para la Nueva Ley Internacional" en el Instituto de Estudios Africanos de la Academia de Ciencias de Rusia. - 2005 - páginas 10-11.

(Fundación de la Cultura Estratégica)

DIEZ DÍAS QUE ESTREMECIERON AL MUNDO
John Reed.
PREFACIO DEL AUTOR Este libro es un trozo de historia, de historia tal como yo la he visto. (...)
TORTURADORES & CIA.
Autor: Xabier Makazaga.
MEMORIA DE UNA GUERRA Perú 1980-2000
FICHA TÉCNICA Análisis histórico-político Páginas: 321 Año: Abril 2009. Precio para (...)