10 de abril de 2021

INICIO > EUROPA > Inglaterra

REINO UNIDO: LABORALISTAS FUERA DEL PODER

Por Isaac Bigio (Análisis Global)

13 de mayo de 2010

En Reino Unido se usa la sílaba ‘Cons’ para referirse a los conservadores y ‘Dems’ o ‘Libs’ para hacer lo propio con respecto a los demócratas liberales. Hoy por primera vez en la historia estos dos partidos cuyos ancestros tienen más de 3 siglos de existencia han hecho una coalición para echar a los ‘labs’ (laboristas) del gobierno nacional.

Tal como lo advertía la tapa del principal diario pro-laborista (el Mirror) Gordon Brown podía quedar con-dem-nado. Buscando por todos los medios de mantenerse en el cargo Brown anunció que él solo seguiría siendo primer ministro por 3 a 4 meses más y que su gobierno impondría una nueva ley para reformar el sistema electoral.

Sin embargo, pese a todos sus intentos por perpetuarse en el poder, él acaba de dejar las llaves del número diez de Downing Street (la residencia del primer ministro de su majestad) a su oponente David Cameron.

Durante las elecciones los conservadores decían que quien votase a los liberal-demócratas estaría ayudando a que los laboristas tuviesen a alguien que les permita retener el poder. En los hechos ocurrió lo inverso. Son los liberales quienes han llevado a los conservadores a encabezar su primer gobierno sin mayoría parlamentaria en varias generaciones.

Desde el punto de vista programático las distancias que los liberal-demócratas tienen ante los conservadores son mayores que frente a los laboristas. Mientras los ‘lib dems’ son favorables a la Unión Europea, la amnistía a indocumentados y a eliminar los caros submarinos nucleares, los ‘cons’ quieren quietarle peso a la UE, piden más dureza frente a los inmigrantes y proponen más gastos en defensa.

Sin embargo, los ‘lib-dems’ solo usaron los coqueteos con los ‘labs’ para que los ‘cons’ les hagan más concesiones. Gracias a coquetear a uno y otro Nick Clegg se ha convertido en el primer vice-primer ministro liberal-demócrata de la historia. También los ‘lib-dems’ han conseguido forzar al partido que más se ha opuesto a toda reforma electoral el que acepte someter a un referendo una leve reforma del sistema electoral uninominal para permitir que cada votante puede mostrar sus preferencias y el ganador se imponga con más del 50% de los sufragios escrutados.

Los ‘lib-dems’ decidieron no formar una ‘alianza progresista’ con los ‘labs’ por varias razones. Primero porque sería vista como una coalición echa entre los dos perdedores y colocando por segunda vez consecutiva a un primer ministro que no haya liderado una victoria electoral (Brown y su sucesor). Segundo porque ello podría agigantar a los conservadores en la oposición y ahora, más bien, buscarán ir ‘suavizándolos’. Tercero porque ideológicamente Clegg está en la derecha de su partido (y su esposa Miriam es hija de un senador de la derecha española).